World Rainforest Movement

Papúa Nueva Guinea: grupos ambientalistas instan al Primer Ministro a tomar medidas contra proyecto de madereo

Varios grupos de Papúa Nueva Guinea (PNG), del Pacífico, australianos e internacionales han hecho pública una carta abierta dirigida al Primer Ministro de Papúa Nueva Guinea Michael Somare, en la que expresan su “profunda preocupación y creciente frustración por la actual gestión de gobierno en el sector de los bosques de Papúa Nueva Guinea y su impacto debilitador sobre la economía y la seguridad de la nación”, presentando pruebas que fundamentan su preocupación y exhortando al gobierno a que actúe.

Uno de los puntos conflictivos es el manejo del asunto Kiunga-Aiambak (ver boletines 55 y 53 de WRM). Se concedió una autorización de extracción maderera a una compañía local que había sido contratada para construir una carretera entre los centros provinciales de Kiunga y Aiambak en la provincia Oeste. Esta compañía subcontrató el trabajo a Concord Pacific, una compañía maderera cuya propiedad y dirección está a cargo de grupos malayos. A poco, fue evidente que el proyecto vial era una mera excusa para obtener una gigantesca concesión de madereo por debajo de la mesa. Más tarde en 1994, Concord Pacific obtuvo una extensión de cinco años y el permiso para extraer hasta 210.000 metros cúbicos anuales, convirtiendo a esta operación en una de las más grandes en PNG.

Los terratenientes de Kiunga Aiambak han perdido sus tierras y sus recursos forestales frente a una compañía malaya sedienta de ganancias ¿y a cambio de qué? Arnold Kombo, líder comunitario de Nangumarum, provincia Sepik del Este, cuenta: “Talaban donde los camiones que hacen los caminos auxiliares ya habían causado estragos. Se destruía por la tala innecesaria de árboles, la eliminación de árboles pequeños y de vegetación, dejando un suelo yermo en el que solo crecía pasto en lugar de árboles. En algunos lugares se secaron las fuentes de agua y la población tuvo que ir a buscar el agua muy lejos”. La hermana Yatamara, a cargo de la Policlínica de Baboa también dice: “A nadie le importa este lugar, somos gente olvidada y el gobierno no nos ha prestado ningún servicio. Antes la gente podía ver los peces en el agua y peinarse mirándose en su superficie como si fuera un espejo. Ahora el agua está fangosa y no se encuentra agua limpia, así que todos terminan bebiendo de esa agua y se enferman, tienen dolores estomacales, vomitan sangre. Esta gente está muy, muy enferma”.

En 1999 el gobierno de PNG hizo un intento que parecía serio de detener el madereo ilegal a lo largo de la carretera Kiunga-Aiambak. Siguieron acciones en la corte, con muchas demoras. Mientras tanto, la tala a lo largo de la carretera -y hacia lo profundo del bosque- continuaba sin freno.

En diciembre de 2002 se presentó un Acta de Asentamiento en la Corte Nacional. La misma intenta legitimar la continua explotación ilegal de los recursos y afectaría negativamente la soberanía de Papúa Nueva Guinea y los derechos de su pueblo. En los últimos días el Ministro de Bosques ha declarado que la carretera Kiunga-Aiambak es “definitivamente ilegal” y afirmó que la posición del gobierno es clara: “no vamos a otorgar el Acta de Asentamiento” y se va a “revocar inmediatamente la autorización de madereo de Kiunga-Aiambak”.

Las organizaciones firmantes exigen al Primer Ministro que cumpla con las afirmaciones del gobierno y tome medidas efectivas. Sugieren algunas medidas que se ajustan a la esfera de acción del gobierno:

* Revertir el Acta de Asentamiento a través de las cortes, la legislación o cualquier otro medio a su disposición.
* Asegurar que haya una investigación independiente de todos los involucrados en ese acuerdo corrupto y se procesen los que hayan participado en cualquier acto delictivo.
* Detener las actividades de Concord Pacific y ordenar que dejen de realizarse en Papúa Nueva Guinea.
* Asegurar que la Autorización Maderera no sea asignada a ninguna otra compañía.
* Aseguar que no se apruebe ninguna extensión del proyecto vial, legalmente o de cualquier otra forma.

“AusAID ha reconocido recientemente que ha habido una década pérdida en el desarrollo de PNG debido a la corrupción y la mala gestión. Los asuntos anteriormente citados muestran el rol medular de la industria maderera como causante de esa pérdida. A menos que el gobierno muestre resolución y se ponga firme, veremos otra década perdida”, se advierte en la carta. (la carta completa -en inglés- puede ser leída en: www.wrm.org.uy/countries/PapuaNG/PNGletter.rft )

Artículo basado en información obtenida de: “Open letter to The Right Honourable Sir Michael Somare. Subject: Forest sector and Kunga Aiambak Road Deed of Settlement”, enviado por Stephen Campbell, Greenpeace, correo electrónico: stephen.campbell@au.greenpeace.org ; “Logged out, paradise lost”, http://www.paradiseforest.org/paradise_lost/kiunga_aiambak_road.php

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *