Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Las “bondades” de las plantaciones: mitos al desnudo

El Día Internacional contra los Monocultivos de Árboles es una buena oportunidad para mostrar al desnudo los mitos que se dicen acerca de las supuestas bondades de los monocultivos de árboles. Tales mitos no surgieron solos, sino que son el resultado de un largo proceso, en el que personas e instituciones vinculadas al sector plantador-empresarial han ido inventando argumentos para convencer tanto al público en general como a los gobiernos e instituciones acerca de la conveniencia de la plantación masiva de árboles.

El hecho de que ninguno de esos argumentos tenga el menor fundamento científico no ha sido obstáculo para que se los difunda como “verdades científicas”, no solo por los directamente beneficiados – las empresas – sino también por todo el aparato técnico-burocrático – nacional e internacional – puesto a su servicio. En ese proceso, la sabiduría local ha sido descartada como “ignorancia” y la verdadera ignorancia ha sido elevada al pedestal de “ciencia”.

A lo largo de los años, el WRM se ha hecho eco de la voz de los impactados, que una y otra vez han demostrado que las “verdades científicas” sobre las plantaciones no son más que falsedades. En ese sentido, nuestras publicaciones y artículos han recogido y difundido los testimonios de personas que han sufrido la degradación de todos los recursos de los que dependían – suelo, agua, flora, fauna – como efecto directo de la implantación de monocultivos de árboles en sus regiones.

También hemos difundido la voz de aquellos profesionales y estudiantes forestales que se oponen a la expansión de los monocultivos de árboles, que el año pasado declararon “no sólo que los monocultivos de árboles no son bosques, sino que tales plantaciones resultan o han resultado en la destrucción de nuestros bosques nativos y de otros ecosistemas igualmente valiosos que sustituyen” (ver declaración completa enhttp://www.wrm.org.uy/plantaciones/forestales.html).

Sin embargo y pese a toda la evidencia acumulada, los intereses empresariales han continuado primando y las plantaciones se siguen beneficiando de la imagen positiva inventada por sus promotores.

En el presente boletín quisimos complementar los testimonios locales con los de personas con amplia experiencia e involucramiento a escala mundial en la lucha contra los monocultivos de árboles y les solicitamos que respondieran muy brevemente a las principales falsedades difundidas por el sector plantador. Lo que sigue son sus respuestas, que sin duda servirán para fortalecer – con más argumentos – a quienes se enfrentan en lucha desigual al avance plantador. A todas y todos quienes contribuyeron con sus aportes: ¡muchas gracias!

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *