Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Apoyo internacional a la lucha contra la minería en Tailandia

Organizaciones, movimientos sociales y activistas de 40 países enviaron una carta a al Grupo de Conservación del Bosque Khao Lao Yai-Pha Jun Dai, en el noreste de Tailandia, para expresar su apoyo y solidaridad con la lucha por la recuperación de tierras y bosques invadidos por la empresa minera Thor Silasitthi.

En la carta, expresan su apoyo a la demanda de la comunidad a las autoridades tailandesas de cerrar las actividades mineras en la zona, y se comprometen a seguir monitoreando la situación y dar visibilidad a esta importante lucha comunitaria.

>>> Descargue la carta completa con las firmas aquí

Foto: Prachatai

Hace 26 años, la empresa minera de canteras Thor Silasitthi Co. comenzó a realizar actividades dentro de un zona de bosque en el subdistrito Dong Mafai de la provincia Nong Bua Lamphu. Desde entonces, al menos seis aldeas que dependen de este bosque para su sustento han estado sufriendo los impactos negativos de las actividades de la empresa. Perdieron el acceso a los alimentos que solían encontrar en el bosque y se ven afectadas por explosiones diarias en la zona minera que causan contaminación acústica y provocan daños en los hogares con la caída de escombros. Dentro de la zona minera se encuentran importantes sitios arqueológicos; según la nueva Ley de Minería de 2017, allí no se podrían realizar explotaciones mineras

Las mujeres desempeñan un papel crucial en esta lucha, que está liderada por un grupo llamado “mujeres y hombres defensores de los derechos humanos (W/HRDs) del Grupo de Conservación del Bosque Khao Lao Yai-Pha Jun Dai”.

Sabiendo que el permiso de uso de la mina por parte de la empresa vencía el 3 de septiembre de 2020, en los últimos meses el grupo comunitario intensificó su lucha para recuperar el bosque. Entre las demandas se encuentra el reclamo a las autoridades de que rehabiliten la zona dañada. Debido a que no han obtenido una respuesta positiva del gobierno a sus demandas, y a que la empresa no intentó renovar su permiso, las comunidades iniciaron una ocupación.

Guiados por rituales y ceremonias tradicionales y la siembra de plantines de flores y árboles, desde el 4 de septiembre, 300 mujeres y hombres de las comunidades ocuparon parte de la zona minera y la declararon “Zona de bosque comunitario”. Asimismo, pidieron justicia para los cuatro pobladores que en el período 1995-1999 fueron asesinados en el marco de esta lucha. Hasta ahora, nadie ha sido responsabilizado ni castigado por esos asesinatos. El 25 de septiembre, miembros de la comunidad ocuparon otra zona, el molino de piedra. El permiso para este lugar expiró el 24 de septiembre. Durante la movilización, activistas comunitarios y un activista de derechos humanos que los apoya, recibieron amenazas de muerte.

>>> Descargue la carta completa con las firmas aquí

Para: Defensores de los derechos humanos de mujeres y hombres (W/HRDs) del Grupo de Conservación del Bosque Khao Lao Yai-Pha Jun Dai

Los y las abajo firmantes, activistas e integrantes de organizaciones y movimientos sociales de 40 países de todos los continentes, tomamos conocimiento de su importante lucha por recuperar la tierra y los bosques que han sabido cuidar. Sabemos que la empresa minera Thor Silasitthi Co. invadió sus tierras hace 26 años. Muchos de nosotros estamos comprometidos con las luchas de movimientos de base contra la minería y otros proyectos destructivos, y hemos encontrado una indiferencia similar de parte de las autoridades gubernamentales así como provocaciones de las empresas, tal como les ha pasado a ustedes en su lucha.

En primer lugar queremos expresar nuestro apoyo y solidaridad con la lucha que vienen llevando a cabo para recuperar la tierra y el bosque. En especial sabemos de las importantes acciones realizadas recientemente en septiembre, mediante las cuales recuperaron con éxito la zona minera y el molino de piedra.

Nos impresiona la resistencia que han demostrado, porque ya llevan 26 años comprometidos en esta lucha. En este proceso de recuperar sus vidas, medios de vida y sustento, tierras y hogares, han perdido a cuatro camaradas. Nos inspiran los rituales y ceremonias que celebraron durante las acciones de ocupación. Estas ceremonias demuestran un profundo cuidado y respeto por la zona y hablan de la importancia que tienen estos lugares para el bienestar presente y futuro de sus comunidades.

Los apoyamos y nos unimos en el reclamo a las autoridades tailandesas a que defiendan los intereses colectivos de las comunidades, no los intereses privados y de lucro de las empresas mineras. Deben atender vuestras demandas y clausurar las actividades mineras de la zona. Deben garantizar la seguridad y el bienestar de todos y todas las involucradas en las recientes acciones, en particular quienes han recibido amenazas de muerte. Y no deben olvidar el pedido de justicia por los activistas comunitarios que fueron asesinados en el pasado. También apoyamos este reclamo.

Aunque muchos de nosotros y nosotras estamos lejos de Tailandia, tengan la certeza de que estamos conectados con vuestra lucha. Nos comprometemos a seguir monitoreando de cerca la situación y a dar visibilidad a vuestra lucha a través de nuestras propias redes de comunicación. Su lucha no solo es importante para asegurar el futuro de sus comunidades sino que también constituye un aliciente para las luchas de otros países y regiones. Ustedes son un ejemplo para el mundo de lo que es un movimiento fuerte.

No están solos. Les deseamos que conquisten pronto la victoria de esta importante lucha que ya es un ejemplo fuerte e inspirador para otras luchas en Tailandia, y para quienes estamos en otros países del mundo.

En solidaridad,

Organizaciones
Aalamaram – India
Acción Ecológica – Ecuador
ADECRU – Mozambique
Amelerions notre Environnement – República Democrática del Congo
Asamblea De Vecinos Por El No A La Mina Esquel – Argentina
Associación Conservacionista Yiski – Costa Rica
Bloque Oscar Alfaro – Bolivia
Cardamom Hill Research – Suiza
CENSAT – Friends of the Earth Colombia – Colombia
Centro Cientifico Tropical – Costa Rica
Cercle Rosa Luxemburg – Suiza
Colectivo Voces Ecológicas – Panamá
Community Forest Watch – Nigeria
Conceverde San Rafael De Heredia – Costa Rica
Defenders in Dordrecht – Países Bajos
Ecovital – Brasil
FASE-Espirito Santo – Brasil
Focus on the Global South – Sudeste Asiático
Fórum Carajás – Brasil
Forum Ökologie & Papier – Alemania
Friends of the Earth Internationial – Internacional
Global Forest Coalition – Internacional
GRAIN – Internacional
Grupo Guayubira – Uruguay
ICRA – Francia
Impulso Socialista – Colombia
Indus Development Organisation – Pakistan
JATAM network – Indonesia
Justiça Ambiental – Friends of the Earth Mozambique – Mozambique
M4 – Movimiento Mesoamericano Contra El Modelo Extractivo Minero – Meso America
Maiouri Nature Guyana – Francia
Missão Tabita – Mozambique
Movus – Movimiento Por Un Uruguay Sustentable – Uruguay
MST- Movement Of Landless Rural Workers – Espirito Santo – Brasil
Muyissi Environnement – Gabon
Nature-D-Congo – Benin
Payday Men’s Network – USA
Penny – USA
Pkf Foundation – Suiza
Procesos Integrales Para La Autogestión De Los Pueblos – Mexico
Project Sevana South-East Asia – Tailandia
Proyecto Gran Simio -España
RAPAM – Mexico
Rede Brasileira de Justiça Ambiental – Brasil
Refeb – Ivory Coast
RIAO-RDC – República Democrática del Congo
Salva la Selva – España
Sawit watch – Indonesia
School of Democratic Economics – Indonesia
Soralo – Kenia
Suhode Foundation – Tanzania
Sustaining the Wild Coast – Sudáfrica
Synaparcam – Camerún
The Corner House – Reino Unido
TUK Indonesia – Indonesia
Unión Universal Desarrollo Solidário – España
Wetlands & Birds Korea – Corea del Sur
World Rainforest Movement (WRM) – Internacional
Youth Volunteers for Environment – Gana
Youth Volunteers for Environment – Costa de Marfil

Individuos:
A.E. van Wyk – Sudáfrica
Agathe Torti – Francia
Alexander Mága – Alemania
Anicet Gervais Kouame – Ivory Coast
Anne Forget – Francia
Annie Avril – Francia
Asunción Libertad Torres Gosálves – España
Barbara van Dyck – Belgium
Benoit le Turcq – Alemania
Bernard David – Francia
Brewster Kneen – Canada
Brian Gibbons – USA
Carlos Cambra – Panama
Catherine Roche – Francia
Cecilia Castilla Gómez – España
Claudio Sergio Nadal – Argentine
Cris Vigiano – Brasil
Dani Sánchez-Vizcaín – España
Danijel Dubičanac – Croatia
Daniela Oñate – Chile
Doris Warnstedt – Alemania
Elder Andrade de Paula – Brasil
Emily Mason – Ireland
Encarna González – España
Fabienne Oubrayrie – Francia
Fernando Antônio Cuervo Cifuentes – Colombia
Flavia Buceta – Uruguay
Francisco Serrano – Peru
Fredrik Larsson – Sweden
Guillermo Tobón – Colombia
Henry Sak – Canada
Hugh Lee – Ireland
Isa Belinfante – Netherlands
James Gray – USA
Jane Sawcer – Reino Unido
Janice Lemos – Mozambique
Jean-Michel Amillard – Francia
Jesus Antonio Espinosa – Colombia
Jim Loveland – USA
Joan Vicenç Lillo – España
John Orbell – Reino Unido
Jos Martens – Netherlands
Josefina Paz Besomi – Chile
Judith Pincemin – Francia
Karen Rothschild – Canada
Kenneth Ruby – USA
Lydia Culzoni – Argentine
Luisa Memore – Italia
Maginel Galt – USA
Marc Reina – Francia
Marta Moschetti – Italy
Maria Angeles Mauri Espuny – España
Maria Elena Misó – España
Marie Melotte – Canada
Martine Rouillard – Francia
Michael Miller – Francia
Michael F. Schmidlehner – Brasil
Michele Belford – Australia
Mylene Marchand – Francia
Myrim Goldminc – Francia
Neus Calvo – España
Pascal Paquin – Francia
Patricia Sosa – Mexico
Paulo Nührich – Brasil
Peter Saltanis – USA
Peter Clausing – Alemania
Philippe Favreliere – Francia
Philippe Dauibrese – Netherlands
Ramón Soriano – España
Sara Díaz – Mexico
Sergio Miguel Silva Chiossoni – Uruguay
Simon Bailly – Francia
Sylvie Dalbin – Francia
Tom van Hettema – Netherlands
Valerie Tomlinson – Reino Unido
Valérie Couché – Francia
Vanessa Apecechea – Uruguay
Vicky Penalva – Argentine
Victor Bravo – Argentine
Victor Kamendrowsky – USA
Willi Feuerstein – Austria
Yücel Çağlar – Turkey