Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Dos años en el camino

El Boletín del WRM ha completado su segundo año, por lo que nos gustaría aprovechar la oportunidad para compartir algunos comentarios con todos ustedes. Desde el primer número nuestros esfuerzos han estado dirigidos a apoyar las luchas de los pueblos indígenas y las comunidades locales para proteger sus bosques. Hemos insistido en el hecho de que los bosques les pertenecen y que ellos son los más interesados en su conservación. En consecuencia, que si la humanidad está realmente comprometida con la protección de los bosques remanentes en el mundo, entonces debería empezar por reconocer los derechos de los pueblos indígenas y de las poblaciones locales como primer paso en la dirección correcta.

Por consiguiente, nuestro Boletín se ha centrado en gran medida en apoyar las luchas locales por proteger los bosques. El primer medio utilizado para alcanzar esa meta ha sido el de divulgar la mayor cantidad posible de luchas al público más amplio posible. Dada la cantidad de situaciones conflictivas que existen nos hemos visto continuamente enfrentados al dilema de, o bien excluir algunos casos, o bien aumentar el largo del boletín. Quienes de entre ustedes tienen sistemas de correo electrónico más lentos seguramente se habrán dado cuenta de que hemos optado por la segunda alternativa. Hemos hecho grandes esfuerzos por aportarles información y análisis precisos -aunque nunca neutrales- para ponerles en condiciones de adoptar las medidas del caso.

Las luchas locales se benefician grandemente del apoyo más amplio posible para ejercer presión sobre los gobiernos y otros actores relevantes en la destrucción de los bosques y de los medios de supervivencia de las poblaciones locales. En todos los casos en que organizaciones locales han requerido este tipo de apoyo, hemos exhortado a nuestros lectores a llevar a cabo las actividades solicitadas. La solidaridad no tardó en manifestarse y las duras cartas que recibimos de los agentes involucrados -en particular empresas transnacionales y gobiernos- constituyen prueba del “daño” a ellos infligido.

Muchos de los factores que se encuentran en la raíz misma de los procesos de deforestación se originan muy lejos de los bosques (por ejemplo: el comercio internacional, el sobreconsumo, las políticas macroeconómicas) y por lo tanto las poblaciones locales y sus aliados necesitan ser conscientes de los mismos para poder actuar al respecto. Por consiguiente, hemos permanentemente incluido información y análisis sobre los procesos y actores globales, a fin de facilitar su comprensión y ayudar a compartir esa información, como un primer paso para modificar las condiciones que resultan en procesos de deforestación.

En definitiva, nuestro objetivo consistió en crear una herramienta y esperamos que el boletín del WRM haya resultado útil, tanto para los pueblos indígenas y las comunidades locales, como para otras personas preocupadas por el destino de los pueblos de los bosques y su ambiente. Queremos destacar la importancia que en ese sentido ha tenido la directa participación de muchos de nuestros lectores. Gran parte de la información y del análisis publicados en el boletín se originó de nuestros suscriptores de alrededor del mundo; en algunos casos como contribuciones por escrito, y en otros suministrándonos la información relevante. También hemos recibido opiniones y sugerencias sumamente útiles, que hemos tomado en consideración.

Hemos estado en el camino durante dos años, pero no solos. Un creciente número de amigos y amigas, que luchan por los mismos ideales, están caminando junto a nosotros. Esperamos que su número aumente todavía más y que nuestro boletín pueda colaborar con más y más luchas locales para su beneficio y el de la humanidad en su conjunto. A todos ustedes: ¡muchas gracias!