Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

El banco holandés ING acusado de contribuir en los abusos de las empresas de plantaciones de palma aceitera

En enero de 2020, el Punto nacional de contacto holandés para la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) declaró admisible una denuncia de tres grupos de Amigos de la Tierra (Milieudefensie-Países Bajos, SDI-Liberia y WALHI-Indonesia) contra el banco ING. Oslan Purba, de WALHI, destaca que la deforestación y el acaparamiento de tierras son sistémicos en el sector del aceite de palma. “Lo que nos importa es que hemos estado presentando caso tras caso durante 20 años, pero las instituciones financieras europeas continúan financiando a las empresas de aceite de palma”. Según los demandantes, esta denuncia demuestra una vez más que la política de Responsabilidad Social Empresarial o cualquier otra directriz voluntaria, no funciona, y que es necesario que exista una legislación vinculante para poner fin a dudosas inversiones y actividades. Pueden informarse sobre la denuncia (en inglés) aquí.