Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Acción por el pueblo U’wa en Colombia

Durante el prolongado conflicto en el que se ha visto involucrado el pueblo indígena U’wa -apoyado por ONGs y organizaciones sociales nacionales e internacionales- con Occidental Petroleum (Oxy), ha habido permanentes idas y venidas. Durante casi una década los U’wa han tenido éxito en impedir que Oxy explote petróleo -que ellos consideran la sangre de la Tierra- en sus territorios tradicionales. Sin embargo en setiembre de 1999 el Ministerio de Medio Ambiente, que siempre ha actuado en connivencia con los intereses de la compañía, otorgó un permiso a Oxy que le permite comenzar con una perforación exploratoria en una zona situada al lado de la Reserva unificada U’wa, y que forma parte del territorio tradicional U’wa (ver Boletín 27del WRM). Esta arbitraria medida fue -y es todavía- fuertemente resistida tanto en Colombia como en el extranjero.

Las autoridades U’wa han divulgado el siguiente comunicado, solicitando la solidaridad internacional:

“Aproximadamente 200 miembros de la tribu indígena U’wa en el noreste de Colombia nos hemos reunido ayer, 16 de noviembre, en un asentamiento permanente localizado en nuestras tierras ancestrales. Este es el lugar donde Occidental Petroleum quiere realizar la perforación para el pozo Gibraltar 1, en una acción que pone en peligro nuestra vida y nuestra cultura.

A través de esta presencia permanente y del apoyo de los campesinos de Sarare, estamos reclamando nuestros derechos ancestrales y constitucionales a la vida y a nuestro territorio tradicional. Exigimos que el gobierno colombiano y Oxy nos dejen en paz y que de una vez por todas el proyecto de explotación petrolera sea cancelado. Nosotros, el pueblo U’wa, estamos dispuestos a entregar nuestras vidas para defender a la Madre Tierra frente a este proyecto, que habrá de alienar nuestra cultura, destruir la naturaleza y alterar el equilibrio del planeta. Cuidar la Tierra y velar por el bienestar de nuestros niños y niñas y por las generaciones futuras es responsabilidad no sólo del pueblo U’wa, sino del conjunto de la sociedad a nivel nacional e internacional.

Solicitamos a las personas en todo el mundo que valoran la Tierra y a los pueblos indígenas, que hagan oír su voz frente a la multinacional petrolera Oxy mediante protestas, cartas y otras acciones de solidaridad”.

Como parte de la campaña lanzada para defender los derechos territoriales de los U’wa se solicita enviar faxes a:

-Albert Gore
Vicepresidente de los Estados Unidos de América
1600 Pennsylvania Avenue
Washington DC

Pídale que no acepte contribuciones de las empresas petroleras para su campaña política y pregúntele porqué ha invertido en acciones de Occidental Petroleum, lo que significa una contradicción total con sus declarada posición ambientalista.

– Edward C. Johnson III
Presidente de Fidelity Investments

Fidelity Investments controla el 8% del valor total de la empresa bajo el lema “Lo ayudamos a invertir en forma responsable”. Pídale que demuestren que actúan realmente de acuerdo con ese lema, emprendiendo acciones para convencer a Occidental de cancelar ese proyecto en territorios indígenas tradicionales.

En los últimos días se vienen dando una serie de hechos todavía más graves. El 19 de enero más de 500 soldados del Ejército colombiano fuertemente armados ingresaron en el territorio tradicional U’wa, en la localidad de Cendeno, donde se encuentra el pozo Gibraltar 1. Es esta una medida extrema del gobierno para asegurarse de que la explotación petrolera por parte de Oxy habrá de continuar. Se ha lanzado una campaña urgente para frenar esta invasión. Se solicita a ustedes dirigirse a las siguientes autoridades colombianas, expresando su preocupación y rechazo por esta nueva acción de violencia en contra de los U’wa:

– Juan Mayr, Ministro de Medio Ambiente;

– Andrés Pastrana, Presidente de la República de Colombia;

– Gustavo Bell Lemus, Consejero Presidencial en Derechos Humanos;

– Fernando Castro Caicedo, Defensor del Pueblo;

Un modelo de carta puede encontrarse en nuestra página web.

Fuente: Global Response, 19/1/2000 y 21/1/2000;