Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Brasil: digan lo que digan, Monte Pascoal pertenece a los Pataxó

Casi cincuenta años después que sus territorios tradicionales les fueran usurpados y la mayor parte de su población diezmada por fuerzas militares, en el pasado mes de agosto el pueblo indígena Pataxó decidió recuperar sus tierras y tomó el Parque Nacional Monte Pascoal (ver Boletín 28 del WRM).

Ahora los Pataxó enfrentan la amenaza de una expulsión, luego de que un juez local determinara el 17 de noviembre ppdo. que dicho Parque Nacional debía ser devuelto al Instituto Brasileño para el Medio Ambiente y los Recursos Naturales Renovables (IBAMA). Todavía no hay fecha establecida para la expulsión, pero los Pataxó han jurado resistirla y emitieron una declaración dirigida al pueblo brasileño y a las autoridades, donde manifiestan que Monte Pascoal es su territorio sagrado y que “no habrán de aceptar ninguna decisión, negociación o propuesta que implique su retiro del área”. Exigen asimismo que se reinicien las tareas del Grupo de Trabajo que estaba realizando los estudios para la demarcación del territorio Pataxó y cuyas actividades se detuvieron repentinamente a principios de noviembre. Asimismo expresan su preocupación por la eventualidad de una expulsión violenta y llaman al gobierno a “garantizar la seguridad personal de nuestras familias”.

Esta decisión judicial es una nueva prueba de que -próximo a las 500 años de la celebración del “descubrimiento” de Brasil- el gobierno brasileño sigue ignorando el derecho de los pueblos indígenas a volver a sus territorios tradicionales. Si se ejecuta la decisión judicial, el gobierno de Fernando Henrique Cardozo estará ratificando la masacre de los Pataxó ocurrida en 1951, que allanó el camino para la creación del Parque Nacional Monte Pascoal. En esa instancia, muchos indígenas fueron muertos y otros tuvieron que escapar para salvar su vida. Desde entonces los sobrevivientes se han visto forzados a vivir en medio de la humillación y la miseria.

La historia parece repetirse. Tal como sucedió en el pasado, los Pataxó tienen todos los derechos, mientras que el actual gobierno -así como los portugueses hace 500 años- tiene el poder. Como dicen los Pataxó, “la memoria colectiva de nuestro pueblo y los documentos históricos comprueban lo justo de nuestra lucha por recuperar Monte Pascoal”. Diga lo que diga el sistema “legal” para justificar lo injustificable, Monte Pascoal pertenece a los Pataxó.

Fuente: CIMI, 2/12/99,