Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Camboya: camino a la victoria

Cambodia

La lucha local contra las plantaciones de caña de azúcar en Camboya ha sido larga y difícil. No obstante, después de varios años, las comunidades rurales de la provincia de Oddar Meanchey están viendo indicios de victoria. Tres empresas privadas que habían adquirido aproximadamente 20.000 hectáreas de tierras agrícolas y bosques para instalar allí plantaciones de caña de azúcar, se han retirado y sus concesiones fueron canceladas. La batalla, sin embargo, está lejos de haber terminado.

Después de varios años de lucha, las comunidades rurales de la provincia de Oddar Meanchey, Camboya, están viendo indicios de victoria. Tres empresas privadas que habían adquirido unas 20.000 hectáreas de tierras agrícolas y bosques para instalar allí plantaciones de caña de azúcar, se han retirado y sus concesiones fueron canceladas. Las empresas son “Angkor Sugar Company Ltd” y Cambodia Cane and Sugar Valley Company Ltd en la Comuna de Kounkriel, Distrito de Samraung, y “Tonle Sugar Cane Company Ltd en la Comuna de Pong Ro, Distrito de Changkal.

En noviembre de 2014, representantes de las comunidades afectadas por las plantaciones de caña de azúcar escucharon de la oficina del gobernador provincial de Oddar Meanchey que se pediría a las empresas que clausuraran sus operaciones. En diciembre de 2014, la maquinaria y los trabajadores de las tres plantaciones ya no estaban, pero las comunidades de los alrededores no habían sido informadas por el gobierno en cuanto a si las concesiones habían sido efectivamente canceladas. En marzo de 2015 se informó a las comunidades que el gobierno de Camboya había emitido una orden especial (sor chor ni) disponiendo que se le devolviera toda la tierra de las zonas de concesión por ser tierras estatales. No obstante, al momento de escribir este artículo, las comunidades todavía no han visto que esa orden se concretara.

La lucha de las poblaciones locales contra estas empresas y contra las plantaciones de caña en Camboya ha sido larga y difícil. Las referidas plantaciones de caña de azúcar en Oddar Meanchey comenzaron en 2007, siendo la mayor parte de las acciones de propiedad del grupo “Mitr Phol Sugar Group”, una multinacional de Tailandia. Las concesiones también estaban vinculadas al grupo “L.Y.P Group Co. Ltd”, una empresa camboyana propiedad del magnate y senador de Camboya Ly Yong Phat. Si bien el Grupo L.Y.P negó haber invertido directamente en las concesiones, las autoridades del distrito dijeron a las comunidades afectadas que el senador estaba a cargo de la administración de todas esas concesiones.

En abril de 2008 y octubre de 2009, pobladores de las aldeas Bos y O’Bat Moan fueron desalojados violentamente. Trabajadores contratados por las empresas, bajo la supervisión de la policía militar y de tropas de la Brigada 42 del ejército de Camboya – que es sabido recibe el apoyo del Grupo L.Y.P – , arrasaron y quemaron las tierras y las casas de 254 familias, que quedaron en condiciones muy precarias, sin alimentos, agua o refugio. Hasta la fecha, las familias desalojadas no han recibido indemnización o reparación alguna por esta injusticia. El personal de las tres empresas y la policía asignada para protegerlo continuaron perpetrando actos de violencia e intimidación contra la población local. Las concesiones invadieron bosques comunitarios y cortaron el acceso de las poblaciones locales a los bosques y tierras de cultivo.

Las comunidades afectadas se organizaron tanto en la provincia como a escala nacional, con el apoyo de redes comunitarias y organizaciones no gubernamentales que apoyan las luchas por justicia. Presentaron peticiones y reclamaciones a los tribunales de Oddar Meanchey, a la oficina del gobernador y a las autoridades nacionales reclamando indemnización para los desalojados por las tierras de cultivo confiscadas, y pidiendo que se impida a las empresas seguir invadiendo sus bosques comunitarios. Las comunidades afectadas también procuraron y recibieron el apoyo de redes y organizaciones no gubernamentales de Tailandia, las cuales cuestionaron públicamente la mala conducta de una empresa tailandesa en un país vecino. En 2013 se presentó una petición ante la Comisión de Derechos Humanos de Tailandia exigiendo que la empresa Angkor Sugar Company compensara a las personas desalojadas de la zona de Bos/O’Batmon en Kounkriel.

En diciembre de 2013, las comunidades afectadas presentaron una petición ante el Ministerio de Agricultura de Camboya pidiendo la cancelación de los contratos de concesión firmados con las empresas Angkor Sugar, Cambodia Cane and Sugar Valley yTonle Sugar Cane. La petición argumentaba que las empresas no estaban cumpliendo las leyes y sub-decretos pertinentes y que dentro de sus áreas de concesión mantenían grandes extensiones de tierra sin utilizar. Por consiguiente, el Gobierno de Camboya debía cancelar los contratos de concesión de las tres empresas y devolver todas las tierras a las comunidades para que pudieran utilizarlas como bosques comunitarios y como tierras comunes/públicas y agrícolas.

Las comunidades afectadas de Oddar Meanchey también se unieron a sus pares de la provincia de Koh Kong para presentar peticiones ante la Unión Europea, ya que el azúcar producido a partir de estas plantaciones de caña de azúcar estaba exento de aranceles en los mercados europeos en virtud de la iniciativa de la Unión Europea “Todo menos armas” (1). En enero de 2014, una delegación de la Unión Europea fue a visitar las concesiones y se reunió con representantes de las comunidades afectadas.

Las luchas de las comunidades de Oddar Meanchey en reclamo de tierras y justicia han incluido acciones y campañas en múltiples niveles y frentes, que finalmente han dado sus frutos. Algunos aldeanos han comenzado a hacer planes para el uso de la tierra y la administración de las aproximadamente 20.000 hectáreas liberadas de las concesiones. Entre los planes figura el restablecimiento de las tierras agrícolas así como de los hogares y aldeas de los que fueron desalojados o de las tierras perdidas por la invasión; la revitalización de los bosques comunitarios y la realización de actividades agrícolas colectivas como una forma de contención de futuras crisis. También continúan presionando a la empresa Angkor Sugar Company y al grupo Mitr Phol Sugar Grouppara que paguen una indemnización a quienes fueron desalojados de Bos/O’Bat Moan.

La batalla, sin embargo, está lejos de haber terminado. Si bien las autoridades provinciales han expresado su apoyo verbal a los planes de las comunidades locales, todavía no existe una comunicación oficial que permita ponerlos en práctica. Por otro lado, persiste la amenaza militar en Oddar Meanchey, con campamentos instalados en numerosos bosques de la provincia. Los militares han expresado su intención de establecer bases y aldeas para sus soldados en las zonas abandonadas por las empresas, que incluyen bosques comunitarios. En julio de 2015, el gobernador de la provincia ordenó a las autoridades de distrito y a todos los departamentos asociados que trabajaran con las comunidades locales para hacer un mapeo de sus bosques comunitarios. Pero líderes comunitarios informan que tales procesos terminan resultándoles caros ya que se espera que sean las comunidades quienes reciban a los funcionarios involucrados en el mapeo y cubran sus costos.

Los pobladores se han comprometido a continuar el proceso de negociación con las autoridades nacionales y provinciales para limitar la presencia militar y empresarial y profundizar el ejercicio del gobierno por las propias comunidades en sus tierras.

Focus on the Global South, http://focusweb.org/
Camboya, 13 de agosto de 2015

  1.  “Todo menos armas” es una iniciativa comercial adoptada por la Unión Europea en 2001, para dar a los países menos desarrollados acceso libre de impuestos y de cuotas a la Unión Europea para exportaciones que no sean armas y armamentos. La iniciativa ha estado rodeada de abusos contra los derechos humanos y desalojos de tierras asociados a los productos exportados a la Unión Europea en el marco de esta iniciativa.