Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Colombia: los U’wa no se rinden

En un nuevo capítulo de su aparentemente interminable lucha por defender sus derechos territoriales, un grupo de 200 indígenas U’wa -incluyendo mujeres, niños y ancianos- estableció el pasado 14 de noviembre un campamento permanente en el lugar donde se encuentra el pozo petrolero Gibraltar 1 de Occidental Petroleum. El propósito de esta acción es bloquear el anunciado inicio de la perforación prevista, evitando así que la Madre Tierra sea profanada. Se espera que en los próximos días se sumen al grupo cientos de U’wa y de otras personas que los apoyan. Los líderes indígenas consideran que el establecimiento de este campamento permanente ha sido una acción necesaria para evitar la perforación, dado que las batallas legales, así como las apelaciones directas a la empresa y al gobierno hasta ahora no han dado los resultados deseados.

El día 16 de noviembre se realizó en Bogotá la Segunda Audiencia U’wa por la Vida, a la que asistieron gran número de U’was y más de 100 delegados de organizaciones de pueblos indígenas nacionales e internacionales, ambientalistas, comunidades negras y grupos sociales que los apoyan. Al día siguiente se realizó una concurrida manifestación con una marcha que comenzó en la Universidad Nacional de Colombia y llegó hasta la sede del Ministerio de Medio Ambiente, donde los representantes U’wa exigieron una vez más al Presidente Andrés Pastrana y al Ministro de Medio Ambiente Juan Mayr que se ponga fin de inmediato a las actividades de prospección de petróleo en la zona de Samoré. Hasta ahora las autoridades han prestado oídos sordos a las demandas de los U’wa. Luego de incontables encuentros con las autoridades ambientales para discutir el tema, ahora los U’wa se niegan a participar en la denominada Alianza Ambiental por Colombia, convocada por el gobierno. “No es más que una farsa del gobierno para obtener recursos utilizando emergencias ambientales del país, mientras que sus acciones muestran una actitud de desprecio o de favorecer soluciones violentas a los conflictos ambientales” señala una declaración de los líderes U’wa.

Fuentes: Patrick Reinsborough, RAN, 19/11/99, CENSAT Agua Viva, 23/11/99.