Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Filipinas: megaproyecto de represa resistido

El pueblo indígena Ibaloi, que habita el área que será afectada por el proyecto de la represa San Roque en Filipinas, ha iniciado -con apoyo de Amigos de la Tierra-Japón, International Rivers Network y Cordillera People’s Alliance- una campaña para frenar este destructivo proyecto. Se prevé que las obras habrán de destruir la comunidad y los recursos vitales de este pueblo, además de afectar negativamente la vida de más de 20.000 personas.

Una auditoría independiente de la evaluación de impacto ambiental del proyecto, coordinada por las organizaciones antes mencionadas, encontró que existen serias deficiencias en la calidad de los estudios y que muchas importantes cuestiones ambientales no fueron abordadas. Además, una misión que visitó recientemente los asentamientos concluyó en que los mismos son de pobres condiciones y constató que la gente que allí vive está insatisfecha, puesto que en la zona no hay fuentes de sustento o ingreso a largo plazo.

Más de 44 organizaciones sociales y ambientales de todo el mundo -incluido el WRM- firmaron una carta dirigida a las autoridades del Export-Import Bank de Japón (JEXIM), entidad que se propone apoyar financieramente el proyecto, solicitándole que no apruebe el préstamo previsto. Desgraciadamente el 22 de setiembre ppdo. JEXIM aprobó dicho préstamo.

No obstante, los organizadores de la protesta consideran que la campaña emprendida permitió colocar el tema de manera clara en la agenda pública en Japón, lo que significa que las autoridades y la opinión pública tienen la posibilidad de monitorear la evolución del cuestionado proyecto.

Fuente: Aviva Imhof, 16/9/99 y 22/9/99.