Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Gambia: un caso de manejo comunitario de bosques

Gambia estaba cubierta de bosques muy densos. Sin embargo, el país ha sufrido un proceso agudo de deforestación y degradación de sus bosques. En 1981, se clasificaron como bosques unas 430.000 hectáreas, el 45% de la superficie total de tierras del país. Siete años después, la superficie de bosques se había reducido a unas 340.000 hectáreas.

Por otra parte, los bosques de Gambia también han sufrido un proceso de degradación que implicó la desaparición de bosques cerrados dejando solamente una sabana de baja calidad de árboles y arbustos, según el inventario nacional de bosques de 1998.

El marco institucional implementado en los años 1950 con el fin de proteger a los bosques aun existentes, otorgó al estado poder general sobre los recursos de los bosques nacionales, privando así a la población rural de la responsabilidad sobre el manejo de los bosques.

A mediados de los años 80, aumentó la conciencia sobre el estado de los bosques y el potencial de manejo de los mismos, lo que condujo a un nuevo enfoque. El Departamento de Bosques se dio cuenta de que sus esfuerzos serían inútiles si no se comprometía e involucraba a las comunidades locales en el proceso. Esto había constituido una demanda de las comunidades locales por mucho tiempo, así que el cambio del enfoque gubernamental se acompasó a las necesidades de la población.

En 1990, se implementaron las primeras intervenciones comunitarias en los bosques, que ha sido percibido como un proceso de generación de confianza y orientado por las demandas locales. Cada poblado tiene que establecer un Comité del Bosque, generalmente formado sobre la base de una estructura institucional del poblado ya existente, con representación tanto de hombres como de mujeres de la comunidad.

Los líderes tradicionales participan desde el comienzo en el proceso, y su participación asegura la propiedad tradicional de las tierras del bosque por parte de la comunidad, ayudando a evitar futuros conflictos entre los distintos poblados que manejan en forma conjunta los bosques comunitarios.

Las autoridades de Gambia reconocen que la práctica del manejo comunitario de bosques presenta problemas. La dificultad que existe en crear un sentido de propiedad sobre el bosque entre los pobladores es el resultado de la desconfianza que despiertan las acciones y políticas gubernamentales. Para generar este sentido de propiedad, se evitan los incentivos financieros o materiales. No se dan compensaciones a los pobladores por los trabajos de protección y plantación que realizan en sus bosques. La tarea decidida por el comité del bosque y realizada por los pobladores sin apoyo externo fortalece la percepción de que ellos son los verdaderos dueños del trabajo y por ende de “su bosque”.

La realización de un largo proceso de consulta sobre la legislación y la política de manejo comunitario de bosques, ha reafirmado la necesidad de devolver la autoridad del manejo de los bosques a las comunidades locales.

Este emprendimiento ha contribuido en forma importante a aliviar la pobreza dentro del área del proyecto (toda la División del Río Central, una de las cinco regiones en que se divide administrativamente Gambia), al reportar un mejoramiento sostenido de los ingresos económicos de la población local. El empoderamiento de las comunidades, así como su apoyo al Departamento de Bosques en el manejo de los bosques, contribuirá en el largo plazo a desarrollar y fortalecer la descentralización en el país.

Como lo manifestara Jatto Sillah, director de Bosques, “A diferencia de lo realizado en el pasado, los gobiernos deben comenzar a involucrar a la población y las comunidades en la toma de decisiones, en el diseño y en la implementación de los programas. Para facilitar acciones mejor coordinadas, la mejor herramienta para el manejo sustentable de los bosques es el enfoque de “abajo a arriba”. En términos simples, debe encomendarse a la gente a que elabore sus propias preferencias en el manejo de recursos, y las instituciones (gobierno, ONGs) proporcionarían la asistencia técnica”.

El cambio en el enfoque de las autoridades de Gambia, que ha llevado a una combinación de voluntad política y participación de las comunidades locales, muestra un avance interesante hacia el manejo y utilización sustentables de los recursos de los bosques de la zona, y merece ser tenido en cuenta por el resto de la región.

Artículo basado en información obtenida de: “CRD Forestry Project a Dream Come True”, 9 de julio de 2002, The Independent, http://www.newafrica.com/environment/newsletter/index.asp?ID=49302 ; “Underlying Causes of Deforestation and Forest Degradation: The Republic of The Gambia”, octubre 1998, Ghana, Accra, por Jato S. Sillah, Departmento de Bosques, Banjul, http://www.wrm.org.uy/deforestation/Africa/Gambia.html ; “Community Forest Ownership: Key to Sustainable Forest Resource Management. The Gambian Experience”, por Foday Bojang, Director de Bosques, y Dominique Reeb, Asesora en Bosques – GTZ/DFS, http://www.dfs-online.de/cfo.htm