Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Hawaii: ¿Son los eucaliptos el único cultivo posible en Hamakua?

La ONG Amigos de Hamakua está muy preocupada por un proyecto de construcción de una planta de fabricación de madera compensada, así como por el Plan de Manejo Forestal Estatal de Hamakua, que implicaría la corta de 2.160 hectáreas de viejas plantaciones de especies exóticas. Existen varias razones para tal preocupación. En primer lugar, deberán abrirse caminos de acceso a todas las áreas forestadas. Una vez que la cosecha comience, se prohibirá el acceso del público a las rutas por razones de seguridad. A su vez, cuando se haya instalado la caminería se facilitará el acceso a las escasas superficies remanentes de bosque nativo, que, según el Plan, podrían ser cortadas en caso de ser necesario.

Durante una reunión de carácter público que tuvo lugar en Laupahoehoe, a la que concurrieron casi un centenar de residentes que se oponen radicalmente a dicho plan, los representantes del gobierno dijeron que las viejas plantaciones de eucalipto tienen un valor de U$S 6 millones. No obstante, en varios estados ya se ha comprobado que el costo de planificar, construir infraestructuras, cosechar y el ocasionado por pérdida de bosques primarios excede ampliamente el monto de los posibles ingresos. La mayor parte de los costos de la nueva industria –tales como la prevención de incendios, la disminución de los impuestos a la propiedad, la infraestructura y posibles futuros subsidios– será absorbida por los contribuyentes. ¿Por qué piensa el estado de Hawaii que puede hacer ganancias si esta industria sobrevive en otros lugares exclusivamente en base a subsidios?

Los planes en curso incluyen la plantación de 57.000 hectáreas adicionales, en su mayor parte con eucalipto (46.000 hectáreas) y sólo 11.000 hectáreas con especies nativas. Frente a esto, Amigos de Hamakua responde: “¡Ya estamos hartos con las 8.000 hectáreas de plantaciones existentes! ¿Realmente queremos dedicar más tierra a este cultivo? No puede ser cierto que la única solución para las tierras no irrigadas donde antes se plantó caña de azúcar sean los eucaliptos. Dado que aquí llueve, debe haber muchos otros cultivos y árboles de más valor capaces de beneficiar al suelo y a la gente. Muchos de nosotros recordamos a Capitol Wood Chips y todo lo que sucedió con ella. Imaginemos un madereo y una fabricación de astillas todavía diez veces mayor a lo largo de todo Hamakua”.

Amigos de Hamakua manifiesta que habrá de apoyar una industria forestal que promueva metas a largo plazo para el procesamiento de madera dura de mayor valor, a ser manejada en forma selectiva, incorporando prácticas sustentables, para que sus hijos puedan prosperar. Pero no las rotaciones cortas de 4 a 7 años que proponen los planes de Prutimber. Habrán de apoyar una industria forestal que no esparza cantidad de herbicidas sobre sus vecinos, que trate con justicia a los contratistas locales, cuya palabra sea confiable, y que invierta de inmediato en infraestructura adecuada para el combate de incendios. Manifiesta asimismo estar abierta a considerar un Plan Forestal Estatal que considere individualmente cada parcela, sin la amenaza de una sola gran planta procesadora que quiera cosechar la totalidad de los árboles.

Teniendo en cuenta que el objetivo del Plan de Manejo Forestal Estatal de Hamakua es suministrar materia prima a la planta de compensado, Amigos de Hamakua reclama que se realice un estudio del impacto ambiental del monocultivo de eucalipto y de la propia planta, antes de que se destine más tierra a la plantación o a la cosecha. Solicitaron que fuera el Consejo del Condado quien realice dicho estudio, pero su Presidente les respondió con los mismos argumentos de la industria forestal y sus aliados. En vista de ello, la organización está haciendo circular una petición para que se realice ese estudio antes de dar un paso más. “¿Cómo podemos apoyar –se preguntan– a una industria que habrá de ocupar tanto de nuestra tierra, que cambiará nuestra forma de vida y que afectará el valor de nuestras propiedades y de nuestros negocios?”

Artículo basado en información suministrada por: Linda Lyerly, Friends of Hamakua.