Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

India: el movimiento indígena de Jharkhand impugna los planes de desarrollo industrial que amenazan con destruir los bosques, las tierras cultivables y la forma de vida de los Adivasi

Al igual que los gobiernos de muchos otros estados de la India, el gobierno del estado de Jharkhand planea una gigantesca expansión industrial en toda la región en nombre del “desarrollo” y la “reducción de la pobreza”. Para angustia y desilusión de los movimientos sociales de Jharkhand, funcionarios del gobierno electos recientemente pretenden respaldar los acuerdos celebrados entre el anterior gobierno del estado e importantes empresas del acero y la minería. A cambio de la inversión de 1.691.980 millones de rupias (alrededor de US$ 3.800 millones), estos acuerdos prometen a las empresas la adquisición masiva de tierras, lo que conllevará la deforestación de no menos de 57.000 hectáreas y el desplazamiento de 9.615 familias, muchas de ellas residentes en zonas catalogadas como protegidas legalmente y reservadas para los pueblos indígenas Adivasi del estado.

En el distrito de Ranchi, por ejemplo, la empresa británica Arcelor Mittal tiene planes de ocupar tierras y bosques tribales en Karra Block para instalar una inmensa fábrica de acero con el respaldo del gobierno del estado. Todo este plan se desarrolló sin consultar y sin el consentimiento previo de los pueblos Adivasi afectados, lo que contraviene directamente la legislación que protege a los pueblos indígenas, con inclusión del Quinto Programa [disposición constitucional referida a la protección de ciertas zonas y de los derechos tribales], la Ley de tenencia de Chotanagpur (1908) y la sentencia Samata.

Durante los dos últimos años los movimientos indígenas y sociales de Jharkhand se han movilizado contra estos planes oficiales de desarrollo industrial masivo en el estado. Los movimientos populares responden con un “no” rotundo a los desplazamientos relacionados con la industria y rechazan la interferencia de “funcionarios de enlace con la comunidad” empresariales, o militantes y dirigentes de partidos políticos en los asuntos locales y en sus procesos de adopción de decisiones.

En Karra Block, el pueblo Adivasi ha fundado la organización Ottehasa Horo Sangathan (Organización del Pueblo de la Tierra) para hacer campaña para salvar sus tierras y bosques tradicionales. La aldea de Udikel es una de las 144 comunidades amenazadas por el desplazamiento donde la gente se ha organizado contra el “desarrollo” impuesto desde arriba.

Nandi Pahan, dirigente del panchayat [consejo electivo de la aldea] de Udikel, afirma que su comunidad jamás cambiará sus bosques y tierras por el desarrollo industrial:

“Todo está aquí en nuestras tierras tradicionales: nuestros hogares, nuestros campos, nuestros bosques, nuestros cementerios y sitios ceremoniales. Para nosotros esta tierra es sagrada. Aquí es donde celebramos nuestro festival Baha (fiesta de las flores) y otras ceremonias. En el bosque están nuestros ‘lugares de oración’ sarna especiales. Así, nuestra tierra es parte de nuestra forma de vivir. No entregaremos nuestra tierra. Si lo hacemos, ¿qué comeremos? ¿Adónde iremos a plantar nuestros cultivos?”

Otros dirigentes comunitarios lo respaldan:

“Para nosotros el bosque tiene una gran importancia. En el bosque recogemos medicinas y frutas como el karanj. Recolectamos productos forestales menores para vender. Tenemos nuestros huertos, donde cultivamos mango y tamarindo. Usamos el bosque para obtener materiales para construir nuestras casas y fabricar herramientas, incluso implementos agrícolas. ¿Cómo podría una fábrica sustituir todo esto? Se trata de nuestra cultura y de nuestro sustento. No podemos entregar esta tierra y no lo haremos.” [Devar Pahan, de la aldea de Udikel]

En el distrito de Seraikella Karshwan, las empresas mineras y del acero han presionado a las aldeas Adivasi para que entreguen sus tierras y bosques tradicionales al “desarrollo”. No menos de 39 aldeas en cuatro panchayats del distrito informaron que en los últimos años habían recibido visitas de agentes empresariales que intentaron persuadirlos de que entregaran sus tierras para la minería. Dalbhanga Panchayat, por ejemplo, estuvo bajo presión constante para que abriera sus tierras a las minas de piedra caliza y solamente logró detener el acoso de los agentes empresariales con un acto masivo de protesta contra la mina propuesta. En Rugudi Panchayat, la empresa Magila L Phonta Ltd ha solicitado autorización para establecer una mina de oro que afectaría las aldeas de Ramdih y Mutugarha.

También aquí los aldeanos se opusieron a estos planes y rechazaron los avances de los agentes empresariales, en parte gracias a la organización, en 2005 y 2006, de numerosas movilizaciones de protesta contra el indeseado avance minero en sus tierras.

“No queremos entregarle nuestra tierra y nuestros derechos consuetudinarios a cualquiera, trátese del gobierno o de empresas privadas. Nuestra tierra y nuestro bosque son la fuente de la vida para nuestras comunidades. Para nosotros, el bosque y la tierra lo son todo. ¡Nunca permitiremos que las empresas o el Estado nos los quiten!” [Mangal Singh, aldea de Batani, Torandih Panchayat]

“Si vienen las empresas mineras, este lugar terminará siendo como la isla Kolapani (remota y solitaria): se parecerá al infierno. Se convertirá en un lugar miserable. Se irá todo el verde y nuestra tierra se echará a perder. Nuestra salud sufrirá y nuestras plantas medicinales serán destruidas. La empresa puede prometer que sustituirá nuestros bosques, pero será con árboles venenosos que se chuparán el agua de nuestras tierras. Estos árboles (eucaliptos) aquí no le sirven a nadie, ni a los humanos ni a los animales. Es por eso que no entregaremos nuestros derechos.” [Ghopal Singh Munda, aldea de Siyadia, Rugudi Panchayat, Buchei Block, Bakas Mundari Khuntkatti y secretario general de Samiti Rakshe Evam Vikas]

Por más información sobre las amenazas para los bosques y los indígenas y la oposición de los movimientos populares al desarrollo minero e industrial en Jharkhand sírvase entrar en contacto con Sanjay Bosu Mullick, del Movimiento para Salvar los Bosques de Jharkhand (Jarkhand Save the Forest Movement), correo electrónico: rch_sanjay@sanchart.in, y Tom Griffiths, Forest Peoples Programme, correo electrónico: tom@forestpeoples.org. Vea también un artículo más detallado con fotografías en:
http://www.forestpeoples.org/documents/asia_pacific/india_jharkhand_feb07_eng.pdf