Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

India: informe de Kalpavriksh sobre minería en zonas ecológicamente sensibles

El Grupo de Acción Ambiental Indio Kalpavriksh reeditó recientemente el informe titulado: “Socavando a la India. Impactos de la minería sobre zonas ecológicamente sensibles.” publicado en marzo de 2003.

Si bien un número sustancial de las amenazas mineras que están destruyendo algunas de las áreas ecológicamente más sensibles de la India provienen de la minería en curso (tanto a pequeña como gran escala), una gran amenaza emergente es el desarrollo de nueva minería –advierte el informe – particularmente a la luz de la liberalización del sector minero en los últimos años. Desde que comenzó la liberalización económica en la década de 1990, el sector minero ha abierto miles de km2 para reconocimiento y prospección.

El informe trasmite un panorama nacional de las áreas ecológicamente sensibles amenazadas por las actividades mineras existentes y propuestas, un análisis del marco legal y de las políticas de minería y medio ambiente, la respuesta de los ciudadanos y las cortes de justicia indias a las amenazas mineras, una reseña de las prácticas actuales de mejoramiento ecológico de las minas abandonadas y proporciona un conjunto de recomendaciones concretas sobre el tema.

Desde 1996, dice el informe, se han otorgado 65 licencias de prospección de gran tamaño que cubren 90.000 km2. Desde 2000, se han entregado 119 permisos de reconocimiento que abarcan 155.000 km2.

Al menos 90 santuarios de vida silvestre y parques nacionales, así como cientos de otras áreas de biodiversidad y vida silvestre únicas –incluidas cuencas que proveen de agua a millones de personas están amenazados. Algunos ejemplos de las amenazas citadas son la propuesta de extracción de bauxita en el Ghats oriental en Andhra Pradesh, que impactará las áreas de reserva de cuatro ríos; la minería en Bailadila en Chhatisgarh que ha afectado al río Sankhini, la extracción de mineral de hierro en el Ghats occidental que ha impactado los ríos en Karnataka y Goa, la extracción de mineral de hierro en los bosques Saranda de Jharkhand que está impactando al río Koina, la extracción de piedra caliza en el Hemwalghati en Uttaranchal.

Muchas de estas áreas son cruciales para la seguridad hídrica a largo plazo, y se superponen con áreas ecológicamente ricas y culturalmente sensibles en Rajasthan, Chhatisgarh, Maharashtra, Orissa y Jharkhand. La amenaza que representa la minería para los ecosistemas y los medios de sustento, afecta seriamente a muchas comunidades que residen en estas áreas, y que son cultural y económicamente frágiles, entre los que se incluyen muchos grupos tribales Adivasi, llevando a conflictos, como los de las comunidades tribales en Kashipur (Orissa), contra la extracción de bauxita en el Ghats oriental, los de las tribus en Andhra Pradesh contra la propuesta de extracción de calcita alrededor de las famosas Cuevas de Borra, y los de los pobladores de Hemwalghati, en Uttaranchal, contra la extracción de cal.

Muchas actividades mineras se realizan en grave violación de las políticas y leyes ambientales, de las garantías constitucionales para los Adivasis y otras comunidades, y de la propia declaración de la Política Mineral Nacional que sostiene que se evitarán las “áreas ecológicamente frágiles y biológicamente ricas”. Las normas ambientales del país han sido diluidas, también para permitir la minería; y las audiencias públicas ambientales fueron suprimidas para los arrendamientos mineros de minerales importantes de hasta 25 hectáreas.

El informe insta al gobierno de la Unión y a los gobiernos estatales a declarar las áreas sensibles prohibidas para la actividad minera, a cambiar las políticas y leyes de minería, a realizar una evaluación independiente de los impactos del sector minero, a restaurar las áreas minadas, generar empleos alternativos para los trabajadores antes de cerrar las minas en las áreas sensibles, y a conformar un grupo de expertos que explore formas de uso sostenible de los materiales y la energía, entre otras, la reducción del consumo suntuario y dilapidador de minerales.

Llamando a las comunidades, grupos de personas y ONGs a unirse y formar redes más fuertes para resistir la creciente toma de posesión de áreas sensibles por parte de la industria de la minería, el informe hace hincapié en la necesidad de hacer un examen crítico de las actuales políticas de desarrollo, incluyendo las del sector minero, para evaluar cómo están impactando sobre la seguridad ecológica y de medios de sustento de la India – especialmente de los sectores menos privilegiados de la sociedad que dependen de los recursos naturales. Finalmente, el informe apela a hacer una introspección sobre las muchas maneras dilapidadoras en las que usamos los minerales, incluidos los minerales de lujo, como los diamantes, el mármol, el granito y el oro.

Artículo basado en información enviada por Neeraj Vagholikar, Kalpavriksh, correo electrónico: kvriksh@vsnl.com

Para solicitar copias del informe, ponerse en contacto con Swati Kalpavriksh en la siguientes dirección: Apartament Nº 5, Shree Dutta Krupa, 908 Deccan Gymkhana, Pune – 411004. Por otras consultas remitirse a Statu, correo electrónico: kvriksh@vsnl.com