Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

India: La Suprema corte ordena el cierre de una carretera que amenazaba la supervivencia de los Jarawa

El mundo tiene algo que celebrar: hay buenas noticias para los Jarawa.

Este pueblo que se ha mantenido largamente sin contacto con el resto del mundo habita en las islas Andaman en el océano índico. Ha elegido voluntariamente continuar casi completamente aislado, en tanto sus tierras han sido invadidas por colonos británicos e indios durante los últimos 150 años.

La presión de los cazadores furtivos sobre la costa los empujó hacia el interior, lo que constituye una amenaza cada vez mayor para su forma de vida nómade de cazadores recolectores. Aunque algunos pocos Jarawas, especialmente mujeres y niños todavía salen a la carretera o entran en los asentamientos, la mayoróa continúa llevando una vida autosuficiente en el bosque. Viven en grupos de 40 a 50 personas, cazando jabalíes y varanos (tipo de lagarto), pescando con arco y flecha y recolectando semillas, bayas y miel.

La amenaza a su supervivencia ha aumentado a partir de 1970 con la construcción de una carretera a través del bosque que trajo más colonos, cazadores furtivos y madereros a sus tierras (ver Boletín Nro 55 del WRM). La organización Survival International ha estado exigiendo durante años el cierre de la llamada Carretera Nacional Andaman y el retiro de los colonos de las reservas tribales. Ha realizado campañas para lograr que se respete el derecho de los Jarawa a sus tierras y a su autodeterminación.

En el año 2002 el gobierno indio aceptño abandonar los planes de reasentamiento para los Jarawa. Y finalmente, ante la fuerte oposición política, el 7 de mayo de este año la Suprema Corte de India aceptó las recomendaciones del Comisionado Shekhar Singhs, y emitió una orden estableciendo el cierre de la carretera, el retiro de los invasores de las tierras tribales y la terminación del madereo de sus bosques. La orden fue emitida en respuesta a una petición contra el madereo en tierras tribales presentada por la Society for Andaman and Nicabar Ecology (SANE, Sociedad de Protección de la Ecología Andaman y Nicabar), la Bombay Natural History Society (BNHS, Sociedad de Historia Natural de Bombay) y Kalpavriksh.

Esta orden todavía no ha sido instrumentada pero las perspectivas parecen buenas. La campaña continúa para asegurar que la orden de la corte se instrumente en forma adecuada. Survival International ha expresado que seguirá presionando para lograr el reconocimiento de los derechos de los Jarawa a sus propias tierras y a decidir el tipo de vida que desean hacer. Al menos ahora los Jarawa y otras tribus de la isla tienen una posibilidad de sobrevivir.

Artículo basado en información obtenida de: “India’s Supreme Court closes isolated Jarawa tribe’s ‘road of death'”, Survival International.