Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Indonesia: el bosque de Wonosobo manejado por la comunidad

Wonosobo es un distrito rural en Java Central, cerca de la meseta de Dieng. La mayor parte de sus 18.896 hectáreas de bosque estatal está clasificada como área forestal protegida, ya que las accidentadas tierras altas son la cuenca que alimenta varios ríos importantes. Al igual que el resto de la tierra forestal en Java, el bosque de Wonosobo estaba controlado por la empresa forestal estatal Perum Perhutani, la cual, según los informes de campo, ha dañado severamente o incluso destruido bastante más de la mitad del “bosque estatal”.

Cuando el gobierno colonial estaba a cargo de la gestión del bosque de Wonosobo, convirtió la mayor parte de los bosques en las tierras bajas en monocultivos agrícolas y plantaciones. La gente del pueblo fue contratada para trabajar en las plantaciones y para producir madera, pero ya no tenían control sobre la tierra. Sin embargo, a pesar de los siglos de administración colonial, de la conversión de la mayoría de los bosques de las tierras bajas en tierras aptas para la agricultura y del establecimiento de plantaciones, aún existen elementos del manejo tradicional de los bosques en algunas partes de Java donde diversos sistemas coexisten. El término javanés “wono”, incorporado a los nombres de muchas aldeas y pueblos, puede significar bosque, arrozales o huertas ya que la misma tierra es utilizada para plantar árboles, arroz y otros cultivos agrícolas, a veces rotándolos y otras intercalándolos.

La gente ha vivido en los bosques de Wonosobo por generaciones, contando con el arroz, la fruta, el ganado y los vegetales para su subsistencia. La venta de productos forestales no madereros es otro medio de ingresos para ellos: miel, resina y fibra. En algunas partes del bosque continuaron aplicando un manejo tradicional del bosque, y desarrollaron un modelo muy sensato de agro-forestería en el cual los miembros de la comunidad deciden colectivamente cómo deberían manejarse los recursos, tomando en cuenta tanto las necesidades económicas como las del medio ambiente.

Estos bosques manejados por la gente están mucho más saludables que los manejados por el estado. La diferencia es sorprendente: el bosque comunitario es diverso y floreciente, y el estatal está degradado.

Los habitantes del bosque de Wonosobo demuestran que el manejo comunitario del bosque es la mejor forma de asegurar tanto la protección del bosque como la de las personas.

Artículo basado en información obtenida de: “Nature: poor people’s wealth”, “Communities care for forests”, Walhi/Friends of the Earth Indonesia, julio 2005, http://www.foei.org/publications/pdfs/poverty.pdf; “Community forest management, the way forward”, Down to Earth, http://dte.gn.apc.org/srf3.htm#won