Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Indonesia: programa de un millón de hectáreas de plantación de palma aceitera en Jambi

La provincia de Jambi, en Sumatra, es una de varias zonas donde el recientemente investido gobierno regional está impulsando una importante expansión de las plantaciones de palma aceitera. El gobernador provincial anunció planes para desarrollar un millón de hectáreas de palma aceitera en la provincia hasta el año 2005. El año pasado, las autoridades provinciales amenazaron con cancelar las licencias de 49 compañías plantadoras a las que se había asignado más de 700.000 hectáreas en Jambi y todavía no las han plantado con palma aceitera. En diciembre, el embajador de Malasia en Indonesia anunció que las compañías malayas estaban preparadas para hacerse cargo de aproximadamente 356.300 hectáreas de plantaciones de palma aceitera en la provincia, ante el incumplimiento de los actuales arrendatarios.

Jambi tiene actualmente unas 265.000 hectáreas de plantaciones de palma aceitera, de las cuales 200.000 hectáreas estaban en producción el año pasado. Se produjeron cerca de 320.000 toneladas de aceite de palma crudo en 13 plantas procesadoras con una capacidad total de 640 toneladas por hora.

En enero el gobernador Zulkifli firmó un Protocolo de intención con un consorcio de capitales estadounidenses, británicos y suizos, Asian Jade Venture Ltd, con sede en Johor Baru, Malasia. El contrato cubría inversiones de US$ 500 millones en plantaciones de palma aceitera, industrias de procesamiento de materia prima, un puerto, una ciudad nueva, y también en los sectores de turismo y pesquería.

WALHI Jambi, una ONG ambientalista local, ha emitido una declaración de rechazo al programa que prevé la plantación de un millón de hectáreas con palma aceitera, argumentando que destruiría los bosques y acabaría con las formas de sustento sostenibles de las comunidades que habitan cerca de los bosques. WALHI también acusó a las autoridades de no indicar dónde se desarrollarán las nuevas plantaciones y afirma que no existe tierra disponible para desarrollar un área de cultivo tan grande. Para WALHI el objetivo central debe ser mejorar las condiciones en las plantaciones de palma aceitera ya existentes y resolver los conflictos entre los campesinos y los propietarios de las plantaciones.

Las declaraciones de prensa de WALHI (y las aparentes vacilaciones de Asian Jade Ventures Ltd.) han provocado una respuesta furiosa del gobernador Zulkifli. Éste acusó a la ONG de estar en contra de las inversiones, del progreso y de la autonomía regional. Se cree que el gobernador y sus partidarios están detrás de una campaña de intimidación, iniciada por sospechosas “ONGs” que exigen la clausura de WALHI. Este operativo incluyó el transporte en camión de 300 manifestantes hasta la sede de WALHI, y la emisión de declaraciones de apoyo al programa del gobernador.

Artículo basado en información obtenida de: “A million hectares for Jambi”, Down to Earth 49, mayo de 2001,