Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Indonesia: son arrestados opositores a la industria camaronera

Las piscinas de cría de la industria camaronera están ocupando más y más superficie en áreas de manglares y de tierras de uso agrícola en muchos países del Sur. Dicha expansión viene siendo fuertemente resistida por los pobladores locales, que por esa causa sufren represión, además de la pérdida de sus tierras y medios de vida. A veces los campesinos se ven forzados a convertirse en trabajadores explotados al servicio de las propias compañías camaroneras. He aquí un ejemplo de Indonesia.

La oficina europea del WRM se ha dirigido a autoridades de ese país para hacer conocer su posición en relación con la detención arbitraria de un grupo de pequeños campesinos que se oponen a la industria camaronera en sus tierras:

“El Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales está profundamente preocupado por las noticias recibidas en el sentido que el Sr. Endang Suparmono, arrestado el 8 de febrero ppdo., junto a otros campesinos encarcelados a fines de 1998, se encuentran todavía en prisión, a pesar de la sólida evidencia que demuestra que los campesinos acusados, junto a otros tantos, han sido duramente explotados por la compañía camaronera PT Wachyuni Mandira.

Sabemos que las 170.000 hectáreas de piscinas para producción de camarón pertenecientes a Wachyuni Mandira en el distrito de Ogan Komering Ilir se han convertido en el foco de violentos conflictos, tras dos años de disputas entre la empresa y los campesinos locales por cuestiones de compensación por tierra, contratos y créditos. Tenemos noticias de que un equipo de la Comisión Nacional para los Derechos Humanos, que visitó el área a fines de 1998, confirmó las denuncias formuladas por los campesinos acerca de que los contratos no eran justos. Entre otras cuestiones, se descubrió que la Evaluación de Impacto Ambiental a que había sido sujeto el proyecto no estaba completa y que le compañía, por lo tanto, estaba actuando fuera de la ley.

Otros informes confirman las denuncias de los campesinos de que estaban siendo tratados como esclavos bajo completo control de la empresa. Se informó asimismo que el arresto de Endang Suparmono fue realizado sin prueba alguna de su participación en actos violentos contra la propiedad de la compañía. La razón de su detención fue simplemente que él era uno de los líderes campesinos que luchaba por mejores condiciones de trabajo.

Teniendo en cuenta la naturaleza profundamente injusta de la situación a que se está sometiendo a Endang y a los otros campesinos presos en relación con el conflicto desatado por la mencionada empresa, le exhortamos a tomar las medidas tendientes a la inmediata liberación de los campesinos y a la sumisión de PT Wachyuni Mandira a la justicia.”