Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Kenia: Masai enfrentados a plan de UICN para desplazarlos de su bosque

Años atrás, en 1994, los Masai invitaron a un grupo de integrantes de ONGs, entre ellos el actual coordinador del WRM, a visitar un bosque que trataban de salvar del “desarrollo” turístico. Como forma de ofrecer apoyo internacional a su lucha, en noviembre de ese año la Red del Tercer Mundo publicó en su revista “Resurgence” un artículo que fue ampliamente difundido (disponible en http://nativenet.uthscsa.edu/archive/nl/9412/0140.html ). La lucha continúa, pero apareció en escena un nuevo actor, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Lo que sigue es una descripción detallada de la situación actual y cómo afecta a la población local.

Naimina Enkiyio, uno de los pocos bosques indígenas que quedan en Kenia, está situado en Loita, en el sur del país, unos 300 kilómetros al suroeste de la capital, Nairobi. Los 40.000 masai de las tribus purko y loita consideran al ecosistema forestal un santuario, por ser un importante recurso natural que han usado durante generaciones. Los pastoralistas de Loita consideran que el bosque es un ser vivo y responde de distintas formas a sus necesidades físicas, espirituales y culturales. El bosque sirve como zona de pastoreo en la estación seca y como fuente de numerosos ríos, además de albergar gran variedad de especies de fauna y flora, desde elefantes hasta aves y plantas raras. Algunos árboles son considerados sagrados. Entre los valiosos productos del bosque se incluyen los derivados directamente de los árboles (medicinas, frutos y semillas comestibles, miel y varas) y también agua, pasto para el ganado y plantas. Los masai creen que el bosque es su responsabilidad, y su uso sustentable, un deber.

Pero ahora, un plan de la UICN podría desplazar a los masai del bosque Naimina Enkiyio. Esta no es la primera vez que un proyecto de la UICN los expulsa de sus tierras tradicionales. Un proyecto similar de la organización en Ngorongoro, en los años 80, forzó a los masai a salir de la zona para dar lugar a un parque nacional.

Los británicos “nos trasladaron de Nairobi y Nakuru (a principios del siglo XX), pero ahora lucharemos contra los intentos por sacarnos de Naimina Enkiyio”, advirtió un anciano loita durante una manifestación realizada el 7 de junio. La protesta reunió a cerca de mil masai opuestos a lo que consideran la toma de posesión del bosque de 33.000 hectáreas en el distrito de Narok. Según informes recibidos por el Centro para el Desarrollo de los Derechos de la Minorías (CEMIRIDE), la violencia estalló cuando la policía disparó contra los manifestantes e hirió a varios masai.

Al apoyar la toma de posesión del bosque, las autoridades del Condado de Narok contradirían su declaración de octubre de 2002, que otorgó a los masai loita y purko el derecho a conservar, proteger, controlar, preservar y poseer el bosque Naimina Enkiyio. Sin embargo, el futuro del bosque es objeto de debate desde 1995, cuando el Consejo del Condado de Narok intentó destinar el área para fines turísticos. Pese a la oposición de los masai loita en los tribunales, el caso todavía no se ha resuelto.

El representante regional de UICN, Eldad Tukahirwa, explicó que el objetivo del proyecto es reducir la dependencia de los masai del bosque, desarrollando su ganado y “creándoles conciencia sobre el valor del bosque”. Según Tukahirwa, la propuesta del proyecto se basó en “un año y medio de consultas con la comunidad”.

Pero los detractores del plan sostienen que las consultas fueron insuficientes. Mientras los partidarios del proyecto de UICN están bien representados en el propuesto organismo administrador del bosque, los grupos loita y purko “Residentes loita preocupados” y “Jóvenes masai del bosque” han sido excluidos. Sostienen que el Consejo del Condado de Narok respaldó a UICN por los 2,6 millones de dólares asignados al proyecto.

En referencia a la intención declarada de UICN de ofrecer apoyo técnico a un equipo de gestión forestal seleccionado por la comunidad loita/purko y UICN, Vincent Ole Ntekerei, portavoz de los Jóvenes masai del bosque y los Residentes loita preocupados, declaró que “Naimina Enkiyio es uno de los pocos bosques no declarados como protegidos de Kenia, manejado exclusivamente por los masai durante siglos, y por tanto no tenemos nada nuevo que aprender de UICN”.

Aparentemente, la resistencia de los masai ha rendido frutos. El secretario permanente en la Oficina del Presidente a cargo de la Administración Provincial, Dave Mwangi, ordenó al comisionado de distrito de Narok, John Egesa, detener el proyecto hasta que se atiendan las quejas planteadas por la comunidad masai. Queda por ver qué significa eso.

Artículo basado en información de: “Loita and Purko Maasai resist IUCN plans for the Naimina Enkiyio Forest”, de Michael Ole Tiampati, enviado por Cultural Survival Weekly Indigenous News, 25 de junio de 2004, e-mail: news@cs.org ; “Kenya: Contentious Forest Plan Halted”, East African Standard, 25 de junio de 2004, Forests.org, http://forests.org/articles/reader.asp?linkid=33023 , y “Loita project of integrated forest conservation and management (preparatory phase)”, http://www.unesco.org/most/bpik9.htm