Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Kenia: resistencia a la proyectada represa de Sondu Miriu

El río Sondu Miriu es uno de los más importantes de la cuenca del Lago Victoria, que ocupa 3.470 kilómetros cuadrados en la región oeste de Kenia. La compañía responsable del manejo de todas las instalaciones públicas generadoras de energía en Kenia –KenGen– está planeando un proyecto para una represa a ser construida a unos 400 kilómetros de Nairobi. El agua del río será desviada a través de un túnel de 7,2 kilómetros de largo hacia un reservorio de un millón de metros cúbicos de capacidad, donde se ubicará una planta generadora de energía hidroeléctrica con capacidad para 60 megavatios.

Este megaproyecto es financiado por el Banco Japonés de Cooperación Internacional y por la propia KenGen. Kenia se ha convertido en el mayor receptor de “ayuda” oficial japonesa: en 1999 Japón destinó a ese país más de U$S 57 millones bajo forma de concesiones y préstamos. Los trabajos de ingeniería civil están a cargo de Konoike Construction JV, Viedekke Heavy Construction Company de Noruega y Murray & Roberts Contractors International de Sudáfrica.

Si bien la estación generadora habrá de entrar en operación recién en el año 2003, algunas de las obras –tales como la construcción de los campamentos, carreteras, un puente e instalaciones de comunicaciones– ya han comenzado y junto con ellas los temores acerca de los impactos ambientales y sociales del proyecto.
Según la coalición de ONGs Africa Water Network, el desvió del cauce del río habrá de provocar una alteración en la totalidad del sistema hidrológico de la cuenca, con consecuencias negativas sobre la flora y la fauna. Los monos Colobus y los hipopótamos, por ejemplo, que dependen del agua del río, se verán forzados a buscar fuentes alternativas en las pobladas llanuras de Nyakwere, alterando este ecosistema. KenGen no está asumiendo la responsabilidad que le corresponde en el tema, argumentando que eso es competencia de otras oficinas gubernamentales. La empresa incluso aduce que parte del flujo del río seguirá circulando por el cauce original. Sin embargo, otros proyectos que han requerido del desvío del río –como el de las represas hidroeléctricas de la Garganta Turkwel y Masinga– provocaron la desaparición permanente o estacional de los respectivos cursos. El dinamitado para la construcción de los túneles modificará la geomorfología del área y la propia napa freática puede ser afectada por la construcción de dicha empresa.

Ya se han constatado impactos desde el punto de vista social. Dado que no se tomaron medidas sanitarias precautorias a efectos de controlar los efectos de las enormes nubes de polvo que se levantan del lugar de construcción, muchos miembros de la comunidad están padeciendo problemas en los ojos y respiratorios. El desvío del curso del río provocará una disminución en el suministro de agua, que es un elemento vital para el uso doméstico y agrícola por parte de 1.500 hogares a nivel local. Además, las comunidades locales han denunciado que KenGen no ha cumplido su promesa de brindarles electricidad y riego, tal como figuraba en los documentos originales del proyecto. Ahora la compañía aduce que ese tipo de actividades están fuera de su competencia. Por último, pero no por ello menos importante, hasta ahora el proyecto ha desplazado y provocado el asentamiento forzoso de 1.500 familias. En marzo de 2000 KenGen admitió que no había planes de relocalización de las personas afectadas por las líneas de transmisión de la energía desde la represa.

La resistencia al proyecto va en aumento y paralelamente la represión por parte de las autoridades keniatas. En diciembre pasado Argwings Odera –un activista de Africa Water Network, que trabaja con las poblaciones afectadas por la represa– fue detenido, golpeado y herido por un disparo de la policía. Actualmente se encuentra enfrentado a un juicio por haber organizado encuentros y por procurar divulgar información y generar conciencia acerca de este proyecto.

Artículo basado en información de: “Kenyan Dam Protester Arrested, Shot”