Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

La nueva tendencia: bioenergía en gran escala a partir de biomasa de madera

En este número analizamos la generación de energía en gran escala a partir de biomasa de madera. Se trata de una nueva tendencia en la que, especialmente en la Unión Europea, se utiliza más madera para alcanzar los objetivos de uso de “energía renovable”.

Lo que se quiso presentar como un aprovechamiento amigable de residuos de madera pronto se mostró como otro proceso en gran escala que requiere un consumo creciente de madera. Están surgiendo nuevas commodities para el mercado energético, como los chips y los pellets de madera.

Hasta ahora, esa demanda ha sido abastecida sobre todo por América del Norte (Estados Unidos y Canadá), pero los datos indican que, al igual que losagrocombustibles, la generación de energía a partir de biomasa de madera, en un modelo incambiado de producción y consumo, lleva a una expansión de los monocultivos en el Sur global, esta vez de árboles como eucaliptos de rápido crecimiento.

El Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales (WRM) ha producido el informe “Plantaciones de árboles en el Sur para generar energía en el Norte.: una nueva amenaza para comunidades y bosques”, que publicará en breve en inglés, castellano, portugués y francés.

Además de presentar el tema, el informe aporta datos sobre la promoción de la bioenergía en Europa y cita proyectos en gran escala de biomasa en algunos países europeos, como plantas de biomasa en el Reino Unido, el uso de biomasa en Alemania, lamayor plantación europea de árboles para biomasa en Polonia, las proyecciones de Finlandia, la potencial demanda de países como Japón, Corea del Sur y China, y de Estados Unidos. Pero también habla de la oposición creciente, especialmente en el Reino Unido, los Estados Unidos y Australia, en algunos casos liderada por grupos comunitarios preocupados sobre los serios impactos sobre la salud pública de las plantas de energía a partir de biomasa, puesto que provocan altos niveles de contaminación del aire parecidos a los que provocan las plantas de carbón mineral. En varios casos, los grupos comunitarios se han informado también sobre los serios impactos que generan además sobre los bosques, la tierra y el cambio climático, y se han unido a otras campañas nacionales y locales. La oposición ciudadana ha logrado que se hayan rechazado varias solicitudes para la construcción de centrales.

Sabiendo de la importancia de fortalecer las luchas y alianzas para detener estatendencia que genera tantos impactos negativos, el informe del WRM espera generar conciencia entre organizaciones en el Sur y en el Norte con relación a este nuevo problema, y el presente boletín constituye un avance del referido informe, en el cual podrá encontrarse un mayor desarrollo del tema así como todas las fuentes del documento.