Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Laos: la “exitosa” represa del Banco Asiático de Desarrollo

La represa de Nam Leuk ha causado graves problemas a las comunidades locales, según un reciente informe del investigador Phetasavanh Sayboualavan, de Laos. En un informe basado en visitas a siete aldeas afectadas por la represa, realizadas en mayo de 2003, Phetsavanh describe crecientes problemas de salud, escasez de alimentos, inundaciones, destrucción de pesquerías, muerte de ganado, madereo ilegal y corrupción asociados con el proyecto.

La represa, de 60 megavatios, se terminó de construir en 2000, con fondos del Banco Asiático de Desarrollo (BAD). La institución niega que haya problemas originados por el proyecto. “Si hubo problemas ambientales y sociales, ya se han solucionado”, establece el informe de culminación del proyecto, publicado por el BAD en 2002. Según el Banco, el proyecto es “exitoso”.

Algunos de los indígenas Hmong que fueron desplazados por el embalse viven ahora en la aldea Thang Deng. Un anciano de la aldea dijo a Phetsavanh: “Me quiero mudar a otro lugar, donde tenga familiares, porque vivir acá es muy difícil. No hay suficiente tierra para cultivar, y la que hay no es de buena calidad. El hambre es cada vez mayor”.

Los suministros de arroz prometidos por el gobierno a veces no llegan. Muchos aldeanos se han ido de Thang Deng en busca de mejor tierra para trabajar. “Los problemas de estas personas son obvios por la delgadez que tienen. Físicamente no están bien”, escribió Phetsavanh.

El agua del embalse de Nam Leuk se desvía hacia el río Nam Xan. Los aldeanos que viven a lo largo del río dijeron a Phetsavanh que en 1999 muchas de sus vacas y búfalos murieron luego de beber el agua maloliente del embalse. Además, las huertas de los aldeanos fueron inundadas, y gran parte de las pesquerías desaparecieron.

Aguas abajo de la represa, el caudal del río Nam Leuk es mucho menor que antes. Los residentes locales atribuyen el aumento de enfermedades a la mala calidad del agua del río, y ya no se puede pescar.

La represa fue construida en el Parque Nacional Phou Khao Khouay, hábitat de especies raras y amenazadas como tigres, elefantes y gibones, y de numerosos tipos de peces.

El BAD sostiene que el Nam Leuk es “diferente a los proyectos tradicionales de hidroenergía”, porque parte de las ganancias supuestamente están destinadas a ayudar a financiar actividades de conservación en Phou Khao Khouay. De hecho, según el BAD, la construcción de la represa “mejorará las perspectivas generales de una protección exitosa y sostenible de los recursos naturales”.

Los aldeanos afirman que el madereo relacionado con el proyecto fue excesivo y descontrolado. Una empresa administrada por el ejército laosiano, Bholisat Phattana Khed Phoudoi (BPKP – Compañía de Desarrollo de la Región Montañosa), obtuvo el contrato para explotar los bosques del área del embalse.

BPKP es la misma empresa que taló la zona de embalse de la represa de Nam Theun 2 (ver boletines 44 y 50 del WRM). Pero la tala no se limitó a esa zona, como establecía el contrato correspondiente, sino que se extendió a varias otras áreas de bosque río abajo del embalse.

El BAD estimó el valor de la madera talada por BPKP en Nam Leuk entre dos y tres millones de dólares. De ese monto, tres por ciento fue el resultado del madereo ilegal fuera de la zona del embalse.

Como el BAD pagó el contrato del BPKP, el Banco financió de hecho el madereo ilegal dentro de un parque nacional. Sin embargo, el informe de culminación del proyecto no menciona el destino del dinero derivado de ese madereo ilegal, ni si BPKP fue sancionada de alguna manera por quebrantar la ley.

Los aldeanos contaron a Phetsavanh que BPKP cortaba árboles de buena madera y los hacía pasar como de madera de calidad inferior, lo que permitió a la empresa y a funcionarios gubernamentales obtener ganancias ilegales. Los aldeanos preguntaban por qué se permitió a funcionarios de gobierno beneficiarse de la tala de grandes zonas de bosque mientras a ellos no se les permite siquiera cortar árboles pequeños para su propio uso.

En febrero de 2002, el BAD denunció problemas con el desembolso de fondos de la represa de Nam Leuk para Phou Khao Khouay. “Falta mucho para convertir a Phou Khao Khouay en un verdadero parque nacional”, dice el informe de culminación del proyecto del Banco.

Más de dos años después, en junio de 2004, el director del BAD en Laos, James Nugent, declaró a Aviva Imhof, de la Red Internacional de los Ríos, que todavía no existe un plan de administración del Parque Nacional Phou Khao Khouay.

Además, los aldeanos no recibieron compensación suficiente por las pérdidas que les causó la construcción de la represa de Nam Leuk. Phentasavanh concluyó que los aldeanos se han vuelto escépticos y no creen que el gobierno ni el BAD tengan intenciones de solucionar sus problemas. “Sólo esperan que se les escuche en el futuro”, escribió el investigador.

Por: Chris Lang, E-mail: http://chrislang.org

El informe de Phetsavanh Sayboualavan, “The Forgotten Victims of the Nam Leuk Dam in Laos: Summary of Fact-Finding Trip to Affected Villages”, está disponible (en ingles) en: http://www.rwesa.org/document/Nam_Leuk_2004.pdf