Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Laos: la madera certificada por el FSC es ilegal

La certificación de una operación forestal en virtud del sistema del Consejo de Manejo Forestal (FSC) debería significar que todos podemos estar tranquilos al saber que los bosques están siendo manejados razonablemente bien. Lamentablemente, parece que no es el caso. SmartWood, una certificadora acreditada por el FSC, certificó recientemente en Laos operaciones que de acuerdo con la Ley Forestal de ese país producen madera en forma ilegal.

La certificación del FSC es el resultado de más de una década de proyectos de asistencia y millones de dólares de ayuda financiera. Entre 1996 y 2000, un proyecto financiado por el Banco Mundial y el gobierno de Finlandia estableció una serie de Asociaciones Forestales de Aldea en las provincias laosianas de Savannahkhet y Khammouane. Este proyecto era parte del Programa de manejo forestal y conservación (FOMACOP) y su objetivo era desarrollar un modelo de “silvicultura de aldea” mediante el cual los aldeanos extraerían árboles de los bosques y recibirían una parte del dinero obtenido por la madera.

En 1999 se hicieron los primeros intentos de determinar si la “silvicultura de aldea” podía ser certificada por el FSC. Pero los funcionarios del gobierno de Laos no estaban conformes con ningún tipo de supervisión externa de las operaciones forestales. Corrió el rumor de que los funcionarios temían perder una lucrativa fuente de ingresos: los sobornos de la industria maderera. FOMACOP se derrumbó en el año 2000, poco después del fallido intento de certificación.

Luego el Banco Mundial y el gobierno finlandés iniciaron otro proyecto, esa vez llamado Proyecto forestal sustentable y desarrollo rural (SUFORD). En mayo de 2003, SmartWood evaluó el manejo forestal. En enero de 2006, luego de que una serie de condiciones se cumpliera a su satisfacción, SmartWood otorgó un certificado FSC a 39.000 hectáreas de bosque manejado por seis aldeas en la provincia de Savannahkhet. Un mes antes SmartWood había certificado cerca de 10.000 hectáreas de silvicultura de aldea en la provincia de Khammouane.

El WWF apoyó la certificación junto con Tropical Forest Trust, organización fundada en 1999 para expandir la superficie de bosques certificados por el FSC en zonas tropicales. “La certificación FSC de estos bosques es un paso gigante hacia el manejo forestal sustentable y la conservación en la región”, afirmó Roland Eve, el director del WWF para Laos.

Pero el informe de la auditoría del proyecto SUFORD financiado por el Banco Mundial y Finlandia cuenta una versión diferente. El informe documenta los datos recogidos en una visita realizada por un equipo compuesto por el Departamento Forestal de Laos y un consultor del proyecto SUFORD, Tomas Jonsson. El equipo visitó el distrito Thapanthong de la provincia de Savannahkhet entre marzo y mayo de 2006.

El equipo descubrió que las operaciones certificadas de madereo no se llevan a cabo de acuerdo con los planes de manejo. Según el informe de Jonson, “Los documentos estaban por todos lados y faltaban partes” y “eran entendidos sólo parcialmente” por los funcionarios forestales locales, madereros y pobladores.

El equipo comprobó que los pobladores y el personal forestal local eran “prácticamente incapaces de utilizar los mapas de árboles”. Se descubrió que los mapas eran inexactos. En el bosque, los árboles que había que cortar no estaban marcados en forma adecuada. Se habían talado árboles sin marcar. Algunos árboles marcados estaban en pie. Se habían cortado árboles de resina utilizados por los aldeanos. En la zona de corte habían quedado algunos troncos grandes de buena calidad. Nada sorprendente si se tiene en cuenta que los madereros no tenían los mapas. Tampoco tenían indumentaria de seguridad ni equipos protectores. Los trabajadores vivían bajo una lona encerada, en un campamento maderero sin baños ni instalaciones para el aseo.

Se cortaron más árboles que lo indicado en los planes de manejo porque la provincia emitió cuotas de madereo “por encima de los volúmenes cosechables según los planes de madereo aprobados”. Se habían talado muchas áreas que de acuerdo con los planes de manejo todavía no tendrían que haberse cosechado. El equipo también encontró signos de que los pobladores estaban cortando y procesando madera aserrada dentro de la zona certificada.

El equipo concluyó que el madereo no está siendo controlado por los planes de manejo sino dirigido por la demanda de una cantidad siempre en aumento de aserraderos locales. La interpretación de los planes para el madereo es que éstos “dan derecho a cortar determinado volumen en lugar de permitir específicamente la remoción de los árboles seleccionados y marcados”, según el informe de Jonsson.

Con la certificación del FSC debería ser posible saber de qué lugar específico del bosque procede la madera, mediante un sistema de marcado y seguimiento de la misma. El equipo comprobó que “ningún árbol ni tronco estaba marcado según las exigencias”, y esto ocurrió “en todos los lugares inspeccionados (bosque, playa de troncos, aserradero)”. Los troncos marcados no llevaban el número apropiado y a menudo la marca se hacía con tiza. “El seguimiento y la cadena de custodia de árboles y troncos son por lo tanto imposibles”, escribió Jonsson en su informe.

El equipo supervisor también encontró pruebas de madereo ilegal: madereo en zonas para las que los planes de manejo aún no habían sido aprobados o no existían. Si los troncos no se marcan en forma apropiada, no hay forma de saber si la madera de esa operación ilegal u otras por el estilo no se está haciendo pasar como madera certificada por el FSC.

Pero SmartWood sabe todo esto. Los asesores de SmartWood pusieron una condición que reza: “Al final del Año 1, todos los troncos deben contener marcas claras y duraderas (por ejemplo, pintura o cortes) para identificar la aldea, la faja y el número de tronco”.

En virtud de la Ley Forestal de Laos es ilegal mover troncos que no hayan sido marcados en la forma apropiada. Por lo tanto, mientras no se cumpla la condición impuesta por SmartWood, para la ley de Laos la madera de Savannahkhet certificada por el FSC es ilegal.

Por Chris Lang, correo-e: http://chrislang.org, www.chrislang.blogspot.com