Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Laos: libertad de información, plantaciones industriales y el Banco Asiático de Desarrollo

Hasta ahora han sido pocas las plantaciones forestales industriales a gran escala en Laos que han tenido un resultado satisfactorio. Sin embargo, las compañías y organismos de asistencia tienen interés en promoverlas y para ello recurren a la introducción de cambios en la política forestal y a subsidios. El Banco Asiático de Desarrollo (BAD) lleva la batuta en el tema plantaciones en Laos, en especial a través de su “Proyecto de Plantaciones Industriales Forestales” (ver Boletín 43 del WRM).

En 1999, el BAD financióun estudio realizado por Fortech, una firma consultora forestal australiana. El estudio tiene como título “Limitaciones actuales que afectan a las inversiones estatales y privadas en plantaciones forestales industriales en la República Democrática Popular de Laos”.

El Resumen Ejecutivo del informe aduce que el desarrollo de las plantaciones en Laos “ofrece oportunidades para generar el crecimiento y el desarrollo económicos” y argumenta que para fines de enero de 1999 debía aprobarse “por lo menos un proyecto de plantación en gran escala”. De lo contrario, según los consultores, la posibilidad era que “los inversionistas internacionales decidirán no actuar en la República Democrática Popular de Laos”.

El informe recomienda al gobierno de Laos aplicar una serie de medidas para apoyar la industria forestal en Laos. Entre ellas cita: reformular las Reglamentaciones sobre Plantaciones en el marco de la Ley Forestal; nombrar un “coordinador de inversiones en plantaciones”; elaborar directrices para propuestas de evaluación de plantaciones y una guía de los procedimientos a seguir por los inversionistas; recabar y publicar información comercial sobre los mercados nacionales e internacionales de productos forestales; y construir nuevas carreteras en “regiones clave para el desarrollo de plantaciones”.

De ser aplicadas, las recomendaciones de Fortech implicarían cambios importantes en Laos –cambios en las disposiciones legales forestales y cambios en los diversos entornos naturales utilizados por las poblaciones locales. Las tierras comunales, los predios bajo cultivo, las tierras comunitarias para pastoreo y los bosques comunales serían convertidos en plantaciones de monocultivos. Sin embargo, el informe Fortech no está disponible para el público. Cuando escribó al BAD solicitando el informe, recibí la siguiente respuesta de Snimer Sahni, funcionaria de proyecto de dicha institución:

“El documento que Ud. ha solicitado es un documento oficial, a pesar de lo cual, le habíamos enviado una copia del resumen ejecutivo. Como Ud. siguiómanifestando interés en recibir el documento completo, pensamos que debíamos consultar al gobierno de Laos para saber si contábamos con su aprobación para entregárselo. Hasta ahora no hemos recibido respuesta”.

En respuesta a ulteriores preguntas sobre por qué el Banco se niega a dar a conocer el informe, la señora Sahni respondió: “No me queda claro el motivo de su interés tan específico en el informe de Fortech, que fue realizado hace casi tres años”. Recomendó que me comunicara con “otras partes involucradas” y con el Ministerio de Agricultura y Bosques de Laos para obtener “un panorama más completo”.

La política del BAD en materia de Confidencialidad y Divulgaciñon de la Información comenzó a aplicarse en enero de 1995. Según el sitio web del Banco, dicha política fue “impulsada porque el Banco se dio cuenta que debía ofrecer el mayor grado posible de transparencia y responsabilidad pública”. El Banco aduce que la política “pone énfasis en una presunción a favor de la divulgación en los casos en que la divulgación no perjudique materialmente los intereses del Banco, sus miembros, prestatarios y clientes del sector privado”.

Los objetivos del Banco en cuanto a dicha política incluyen: promover el debate; asegurar la participación local en la toma de decisiones; ampliar la comprensión del papel que cumple el Banco; facilitar la coordinación “con otros interesados en el objetivo común de desarrollo de la región”; y aumentar la responsabilidad pública del Banco.

Por supuesto que ha habido otros proyectos desde 1999 en el ámbito de las plantaciones forestales industriales en Laos. No obstante, en la medida que no da a conocer este informe, el BAD impide una discusión abierta e informada en Laos sobre ese tipo de plantaciones.

Es obvio que en lo que atañe a plantaciones a escala industrial, el BAD no está interesado en lograr ninguno de sus objetivos enunciados con relación a la participación local en la toma de decisiones o a promover el debate. El BAD parece haber llegado a la conclusión de que hay que promover las plantaciones industriales a gran escala en Laos y sencillamente no le preocupa discutir sobre los impactos de esa decisión.

Por: Chris Lang.