Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Laos: Suecia se beneficia de subsidios en el sector forestal

El 7 de noviembre de 2000 se inauguró oficialmente una fábrica de madera laminada en Nabong Farm, a 30 kilómetros de Vientiane, la capital de Laos. Sus instalaciones están valuadas en U$S 2,9 millones. Inicialmente la fábrica venderá pallets a IKEA, la gigantesca empresa minorista sueca, y en un futuro producirá muebles de la marca Vicwood. El financiamiento fue obtenido por diversos préstamos –U$S 550.000 de IKEA, U$S 800.000 de la Corporación Financiera Internacional (CFI), rama del sector privado del Banco Mundial y U$S 300.000 de Wsedfund, contraparte sueca de la CFI. La materia prima provendrá de 1.200 hectáreas de plantaciones de eucalipto en Burapha, y de las proyectadas 10.000 hectáreas de plantaciones del Proyecto de Plantaciones Industriales del Banco de Desarrollo Asiático (BDA).

La publicidad de Burapah anuncia que la fábrica habrá de ofrecer “hermosas maderas duras” a “exigentes mercados del mundo, sin destruir los bosques tropicales”. Sin embargo, mientras IKEA ha encontrado una nueva fuente barata de materia prima, con o sin la fábrica de Burapha, la corta de la selva en Laos continúa.

El Grupo Burapha está conformado como para aprovechar al máximo los subsidios disponibles para el desarrollo de plantaciones forestales en Laos. La empresa es subsidiaria de la compañía sueca Silvi Nova AB, y en Laos comprende tres firmas: BAFCO (Burapha Agroforestry Co. Ltd.), NAFCO (Nabong Farm Co. Ltd.) y BDC (Burapha Development Consultants Co. Ltd.). Las dos primeras son joint-ventures de carácter comercial: BAFCO produce y exporta productos de madera de sus plantaciones, en tanto NAFCO es una empresa en el rubro granja, que abastece a Vientiane de leche, pollo y huevos. BDC juega un papel completamente distinto, al ser la mayor empresa consultora del país, que trabaja en el área de análisis financiero, ingeniería, medio ambiente, agricultura, ganadería y desarrollo rural.

A principios de los años 1990, Burapha Development Consultants (junto a Jaakko Poyry de Finlandia) ganó un contrato para servicios de consultoría para el Proyecto de Plantaciones Industriales del BDA, evaluado en U$S 16 millones. Hoy en día, la fábrica del Grupo Burapha en Nabong compra madera de las plantaciones de eucalipto establecidas por dicho Proyecto.

En 1995 Jaakko Poyry y Burapha produjeron un informe para el BDA realizando comentarios sobre la Directiva 186 de la ley sobre plantaciones del gobierno de Laos. Entre las recomendaciones de la consultoría estaba la de la reducción de las tasas de exportación. En otras palabras, los consultores recomendaron aumentar las ganancias de su propia compañía a expensas de la tierra y los medios de vida de los pobladores locales.

Cuando el gobierno de Laos requiere la asesoría de unos consultores forestales mediante un proyecto financiado por el BDA, debe creer que está consiguiendo el mejor consejo que el dinero pueda comprar. Empero, en el caso de Burapha hay un claro conflicto de intereses. La compañía recomienda otorgar más subsidios a través del BDA para producir madera barata que Burapha compra y exporta. No llama la atención entonces lo que un representante de Burapha en Vientiane manifestó acerca del proyecto del BDA: “Para Burapha el proyecto ha sido un éxito, pero no estoy seguro acerca del éxito del proyecto como un todo”.

Por: Chris Lang.