Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Liberia: la silenciosa destrucción de sus bosques

Raramente llegan noticias de Liberia. Este país, situado en el Africa occidental, con costas sobre el Océano Atlántico y fronteras al oeste con Sierra Leona, al norte con Guinea y al este con Costa de Marfil, es una de las naciones más pobres del mundo y soporta el peso de una enorme deuda externa. Asimismo el país se ha visto afectado por un acelerado proceso de degradación ambiental, que incluye a los bosques. Varias actividades, como la minería, las plantaciones y el madereo, están destruyendo su densa selva tropical.

Algunas de las empresas multinacionales implicadas en tal destrucción han venido operando desde hace tiempo, mientras que otras llegaron durante los últimos dos años. Esta arremetida ha intensificado la insustentable y temeraria explotación de los recursos naturales del país, ya afectado por la pérdida de biodiversidad y la erosión.

Liberian-American/Swedish Company (LAMCO) es una joint-venture que ha estado explotando y exportando hierro de Liberia durante más de tres décadas. La compañía suspendió sus actividades en los ’90 debido a la guerra civil. Como consecuencia de los métodos de minería a cielo abierto que utiliza, la construcción de vías férreas para el transporte del mineral y la instalación de campamentos mineros, LAMCO ha provocado una deforestación en gran escala.

Las plantaciones de caucho son otra de las causas directas de la deforestación. Firestone Rubber Plantations, la mayor compañía del mundo en plantación de caucho, que era originalmente propiedad de American Firestone y ahora pertenece a la empresa japonesa Bridgstone, ha provocado una gran deforestación así como la contaminación del Río Farmington y de varios arroyos que las comunidades rurales utilizan como fuente de agua potable y para la pesca. Además miles de campesinos se han visto forzados a migrar para trabajar en esas plantaciones, quedando sus comunidades condenadas a la pobreza. Por su parte Liberia Agriculture Company (LAC) – la segunda empresa en importancia plantadora de caucho en el país y que opera en el condado de Gran Bassa- es también culpable de provocar deforestación en gran escala (ver Boletín 29 del WRM). Asimismo esta empresa ha estado en el centro de la polémica durante varios años, siendo acusada desde cometer violaciones de los derechos de sus trabajadores -incluyendo el trabajo infantil en tareas riesgosas- hasta de intentar intimidar a la Justicia. En 1999 ocurrieron disturbios cuando alrededor de un millar de trabajadores que protestaban frente a sus empleadores fueron violentamente reprimidos.

Una de las recién llegadas es la malaya Oriental Timber Company (OTC), que se encuentra estrechamente relacionada con el propio Presidente del país. La misma gozará de derechos exclusivos sobre los últimos remanentes de selva tropical primaria en la zona de los denominados Bosques de Guinea. La región es el hábitat de varias especies en peligro y de algunas endémicas. Estos bosques de altura, que son sagrados para la población local, y han sido propuestos como reservas o parques nacionales, carecen todavía de protección. Lo que es más, OTC planea establecer una planta de procesamiento de madera, manejará uno de los mayores puertos marítimos de Liberia y disfrutará de un contrato otorgado por el gobierno para construir carreteras en su área de operaciones. La empresa tiene antecedentes negativos en el exterior: ha provocado daños ambientales en Guyana y en la República Democrática del Congo, a la vez que le fueron negados permisos de operación en Ghana antes de mudarse a Liberia. Según Eric Pssawee, Presidente de la Asociación Liberiana de Madereros, OTC ” . . . expone al estado y a la gente a amenazas ambientales . . .”. Asimismo manifestó que la empresa actúa con la protección del Presidente del país.

La iniciativa “Action Now!” lanzada recientemente por la Fundación “Save My Future” (SAMFU) para contrarrestar esta peligrosa situación, se propone generar conciencia y apoyar la lucha de las organizaciones de base y las comunidades para la protección de los recursos del país. Por más información acerca de este proyecto, por favor contactar a Silas Siankor.

Fuentes: Action Now! December 1999 Edition; Action Now! January 2000 edition.