Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Nigeria: ¿A costa de quienes se extrae petróleo en el Delta del Niger?

Los pueblos indígenas de la región rica en petróleo del Delta del Niger siguen sufriendo la degradación ambiental, la pobreza y la violencia provocada por las empresas petroleras que operan en la zona. Los responsables del actual estado de cosas son las propias empresas, junto a los gobiernos de Nigeria y de los países del Norte.

Shell, que tiene un triste historial durante su larga permanencia en el Delta del Níger, ha destinado la suma de U$S 1.000 millones para el desarrollo de un campo de explotación de petróleo y gas en la plataforma marítima de la región. Tal proyecto está siendo financiado por un acuerdo entre empresas petroleras que operan en Nigeria y la estatal Nigerian Petroleum Corporation. Como las ventas de petróleo representan el 90% del valor de las exportaciones de Nigeria, el gobierno está interesado en aumentar la producción de crudo a toda costa. Al mismo tiempo, el estado se encuentra a cargo de la “seguridad” en la zona. Esto no significa defender el derecho de las comunidades locales a vivir en paz en un ambiente saludable sino, por el contrario, defender los intereses de las empresas en detrimento de la población del Delta. El gobierno nigeriano no está solo en esta tarea. Recientemente la organización Movimiento por la Sobrevivencia del Pueblo Ogoni (MOSOP-UK) ha denunciado que el gobierno de EE.UU. ha otorgado ayuda militar a la armada nigeriana, consistente en ocho lanchas de ataque rápido, a fin de patrullar la región.

¿A costa de quienes se extrae petróleo en el Delta del Níger? MOSOP–UK denuncia que “es la población del Delta del Níger la que paga por el costo de oportunidad de la prospección petrolera en Nigeria. El peso de este costo es cada vez más alto y se está volviendo demasiado pesado para el pueblo”. Paradójicamente el Delta del Níger significa enormes ganancias para unos pocos y al mismo tiempo pobreza y sufrimiento para la enorme mayoría. “Mientras tanto, nuestros niños y niñas sufren de desnutrición y se mueren de hambre en esta tierra de abundancia; nuestros maridos, padres y hermanos son muertos por protestar contra la injusticia que aquí reina; nuestras mujeres son violadas por los contratistas de las petroleras y los agentes de seguridad; nuestro ambiente es destruído sin dejar esperanzas para las generaciones futuras” afirma Gbenewa Phido, Presidenta de MOSOP-UK.

Y agrega: “Es hora de que se proteja el ambiente del pueblo del Delta del Níger. Es tiempo de que se frene el continuo hostigamiento y la continua intimidación a nuestro pueblo por parte de las petroleras y los agentes de seguridad nigerianos. Es el momento de que el pueblo del Delta del Níger sea valorado y respetado como tal, y no tratado como si estuviera compuesto de vándalos y alborotadores, tal como se nos ha pintado recientemente. Es tiempo de que el pueblo del Delta del Níger se ponga de pie y así permanezca hasta que se restauren sus derechos”.

Artículo basado en información obtenida de: ‘Oil Exploration in Niger Delta – at whose expense?’ por la Sa. Gbenewa Phido, MOSOP OGONI, 5/9/2000;