Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Nigeria: las mujeres de Idheze cierran instalaciones petroleras de Agip

En el boletín Nº 111 del WRM compartimos con ustedes las acciones de la “Operación Cambio Climático”, lanzada el 1º de enero de 1999, en el Delta del Níger: los activistas cerraron las estaciones de bombeo de crudo y detuvieron la combustión de gases. La respuesta fue la destrucción de numerosas casas, además de asesinatos y violaciones. Sin embargo, la lucha continuó y muchas mujeres iniciaron una campaña conjunta para proteger la vida poniendo fin a la depredación del Gran Petróleo. Y ganaron una batalla: en enero de 2006 la Justicia nigeriana ordenó a Shell detener la combustión de gas natural en Ogoniland.

Ahora las mujeres van por más. Las mujeres de la comunidad de Idheze, consejo local de Isoko Sur, estado de Delta, han vuelto a cerrar instalaciones petroleras de la empresa Nigeria Agip Oil Company (NAOC) alegando el no pago de las indemnizaciones debidas por los daños que ocasionaron los fluidos químicos y desechos que la empresa vertió en la comunidad.

No hace mucho los desechos químicos de la plataforma de perforación fueron vertidos en el pantano de Idheze, lo que provocó la muerte y destrucción de la vida acuática. Los días siguientes se vieron muchos animales acuáticos muertos flotando en los estanques.

A principios de diciembre de 2006 las mujeres ocuparon unas instalaciones petroleras pertenecientes a Agip debido a que la empresa no instrumentó un acuerdo anterior firmado con la comunidad en el momento de entrar en su territorio.

Informaron que en 1982 un derrame había provocado la muerte de siete adultos y tres niños y destruido árboles y cultivos de valor rentable.

Las mujeres bloquearon la entrada principal del local de la empresa e impidieron la entrada de los trabajadores. Llevaban pancartas con inscripciones como “Estamos cansadas del tratamiento inhumano de NAOC”, “Seguiremos interrumpiéndoles el funcionamiento hasta que atiendan nuestras demandas”, “Paguen la indemnización por los desechos y fluidos químicos que usaron para contaminar nuestra tierra”.

Las mujeres llegaron a las instalaciones con sus utensilios y alimentos, como bolsas de arroz, ñame y garri (alimento básico a base de mandioca) y toldos con los que montaron unas tiendas improvisadas. Prometieron no desalojar el lugar mientras no se hubieran atendido sus demandas.

Según ellas, luego de todo lo que sufrió la comunidad por culpa del derrame, Agip se ha negado a cumplir lo dispuesto por el organismo inspector de la Compañía Nacional del Petróleo de Nigeria (NNPC), que ordenó a Agip compensar a la comunidad.

A la cabeza de las manifestantes, la Sra. Mercy Okunwa, quien habló en nombre del presidente general de la comunidad, Joel Ogbru, acusó a la empresa de falta de sensibilidad ante la terrible situación de la población local y de incumplir un acuerdo celebrado con la comunidad el pasado mes de diciembre en Puerto Harcourt.

Okunwa declaró que la actitud negligente de NAOC respecto de los asuntos de su comunidad había llevado a ésta a manifestarse en protesta el 19 de diciembre de 2006 y expresar su disgusto porque “hasta el momento no se ha instrumentado ninguna de las promesas que hizo NAOC cuando invitó a la gente de la comunidad”.

Reveló que muchas de las empresas de servicios que trabajan en las plataformas de perforación estaban “llevando a cabo, a sabiendas de Agip, un trabajo perjudicial para la comunidad pues ninguna de ellas paga regalías a la comunidad”.

Acusó a empresas de servicios como SERIC, IMPEANTI y KCA Deutage por violar directamente los acuerdos celebrados con la comunidad, añadiendo que Agip conspiraba con algunas de estas empresas para robar a la comunidad sus derechos. También se lamentó de que se hubiera otorgado a extraños los contratos que deberían haber sido para los indígenas.

“Somos amantes de la paz y, sabiendo que Agip nos ha estado engañando, esta vez no queremos nada que pueda perjudicar a nuestra gente, así que no desalojaremos el lugar hasta que la dirección de la empresa no haya respondido a nuestras exigencias”, declararon las mujeres agraviadas.

Artículo basado en “Women protesters shut oil facility as toxic waste ravages community”, Chido Okafor, Warri, enviado por Oilwatch, correo-e: info@oilwatch.org