Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Nigeria: los bosques de Cross River necesitan su ayuda

Entre el 70 y el 80% de los bosques existentes originalmente en Nigeria han desaparecido y hoy en día la superficie ocupada por selva es de apenas el 12%, aún teniendo en cuenta que el país se extiende enteramente en la región tropical. La totalidad de las cuencas que todavía tienen relictos de bosque primario, y que comprenden unos 7.000 km2, está localizada en el estado de Cross River. Allí se encuentran asimismo 1.000 km2 de manglares y bosques de pantano, siendo la explotación del petróleo una importante causa de su degradación y destrucción (ver Boletín 22 del WRM).

El madereo y la caza comerciales constituyen significativas amenazas para los bosques vírgenes de Nigeria y las especies que ellos albergan. El estado de Cross River es muy rico en biodiversidad. Allí habitan varias especies de primates, aves migratorias y residentes, y 950 especies de mariposas -una cuarta parte del total existente en el Africa tropical- 100 de las cuales son endémicas. Muchos de los árboles más raros del continente, entre ellos la caoba, crecen en estas selvas, que está conectada a un área selvática de mayor extensión en el vecino Camerún. La exportación a Europa, EE.UU. y Japón de madera de especies valiosas, está devastando la selva de Cross River.

Existen también aspectos sociales relevantes en lo que respecta a la región. NGOCE -una coalición de grupos conservacionistas de Cross River- está promoviendo actividades para un uso sustentable de la selva en beneficio de los pobladores locales, como alternativa a la actual depredación practicada por agentes externos. Entre ellos cabe señalar: programas educativos con las comunidades locales en relación con la importancia de que las selvas se mantengan en buen estado para mantener su estilo de vida autosuficiente; ayuda a las comunidades para que desarrollen proyectos alternativos de generación de ingresos, como forma de aliviar la presión de uso sobre el bosque; ayuda a sus esfuerzos de recolección de fondos y suministro de asistencia técnica a las ONGs.

Recientemente el nuevo gobernador de Cross River, Sr. Donald Duke, suspendió todas las concesiones de explotación forestal otorgadas por la pasada administración. Esta cancelación se vincula con la forma desconsiderada en que se han explotado las reservas forestales en el pasado y constituye una respuesta a las continuas demandas de las ONGs ambientalistas y sociales, como la mencionada NGOCE.

Se ha iniciado una campaña a nivel internacional con el fin de apoyar estos esfuerzos por la conservación de la selva. L@s interesad@s en sumarse a ella pueden dirigirse al Gobernador de Cross River, solicitándole que se revoquen en forma permante las concesiones de explotación forestal y de procesamiento industrial de la madera otorgadas a WEMPCO, que constituyen actualmente una gran amenaza para los bosques de la región. Esta empresa, con sede en Hong-Kong, planea cortar y exportar cientos de miles de tablas fabricadas con madera de dichos bosques. Enfaticen que un comercio sustentable, en pequeña escala y diversificado por parte de las comunidades es mucho más beneficioso para ellas que los esquemas basados en cortar-y-escapar, y que los monocultivos forestales no pueden en absoluto reemplazar a los complejos y ricos ecosistemas selváticos. Sus mensajes -preferentemente en inglés- pueden ser enviados a:

Sr. Donald Duke
Gobernador del Estado de Cross River
Oficina del Gobernador
P.M.B. 1070
Calabar, Cross River Nigeria

Fuente: Global Response, 22/11/99.