Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Nuevo ‘Plan Maestro Forestal’ de Tailandia: la misma estrategia con ropas nuevas

NPF_Thailand

 

El 31 de julio de 2014, el Comando de Operaciones de Seguridad Interna y el Ministerio de Recursos Naturales y Medio Ambiente de Tailandia promulgaron el ‘Plan Maestro Forestal’. No se consultó previamente a la sociedad civil ni a la opinión pública para la redacción de este plan, ni hubo ningún tipo de referéndum o consulta pública posterior.

El Plan Forestal tiene como objetivo “resolver los problemas de la destrucción de los bosques, la entrada ilegal en tierras públicas y la gestión sostenible de los recursos naturales”. El objetivo general de este plan es “aumentar la cobertura forestal” en Tailandia, llevándola de su nivel actual de un 33% del país (17.1 millones de hectáreas) al 40% (20.5 millones de hectáreas) en el plazo de 10 años.

Los tres objetivos específicos del Plan Maestro Forestal son:

  1. Detener la degradación de los bosques y recuperar las tierras forestales utilizadas ilegalmente en el plazo de un año.
  2. Establecer sistemas de manejo forestal eficientes, eficaces y sostenibles en el plazo de dos años.
  3. Restablecer bosques sanos en el país en los próximos 2 a10 años.

En su plan de acción, el Plan Maestro Forestal designa ‘zonas de crisis’ – zonas que el Departamento Forestal Real considera que tienen un gran número de casos de invasión de los bosques y tala ilegal. En el norte de Tailandia se encuentra la mayoría de estas ‘zonas de crisis’; los miembros de las comunidades que dependen de los bosques temen que pronto se tomarán acciones en su contra, si no han comenzado ya. Otro aspecto problemático del Plan Maestro Forestal, especialmente para las comunidades de los bosques del norte de Tailandia, es que para determinar si una comunidad ha invadido ‘tierras del Estado’, los funcionarios del Departamento Forestal Real dependerán de mapas de vigilancia aérea obsoletos.

Por otra parte, el Plan Maestro Forestal afirma que, para que el plan de acción se ejecute con éxito, el Departamento Forestal Real tendrá que aumentar sus recursos (personal, vehículos, armas, radios, dispositivos GPS, etc.), y el referido Departamento ha presentado un presupuesto al gobierno para apoyar esta solicitud.

Desalojos, arrestos, detenciones, multas

Desde la promulgación del Plan Maestro Forestal, soldados del ejército tailandés y funcionarios del Departamento Forestal Real han realizado redadas frecuentes en comunidades, arrestando a los pobladores y moviéndose rápidamente al próximo objetivo, para evitar la confrontación con otros locales. La Federación de Campesinos del Norte (NPF), una red de comunidades agrícolas a pequeña escala de 9 provincias del norte de Tailandia, señaló que el Departamento Forestal Real ha estado atacando en primer lugar a las comunidades indígenas (miembros de los pueblos Lisu, Lahu y Karen fueron los primeros en ser detenidos y en recibir avisos de desalojo). En el pasado, los militares tailandeses y el Departamento Forestal Real llevaron a cabo medidas severas que implicaron el desalojo de comunidades enteras, pero ahora el Departamento Forestal Real y el ejército atacan a determinadas personas dentro de las comunidades, lo que ha creado la discordia y la desunión entre estas comunidades.

De acuerdo con el Comando de Operaciones de Seguridad Interna, desde que el Consejo Nacional para la Paz y el Orden asumió el poder en mayo de 2014, 501 personas han sido detenidas y procesadas por invasión de bosques y terrenos públicos, mientras que se han confiscado 55.000 hectáreas de tierra en 68 provincias. En el Norte se presentaron más de 200 casos contra miembros de comunidades del bosque, principalmente por posesión de madera ilegal. Muchas de las personas acusadas no entienden por qué se han presentado cargos en su contra ya que consideran que habían estado viviendo dentro de lo reglamentario.

Cuanto más cambian las cosas, más incambiadas permanecen…

El Plan Maestro Forestal es el último de una larga serie de intentos por parte del Departamento Forestal Real y el Ejército tailandés para desalojar a los habitantes de los bosques. Por ejemplo, a principios de la década de los 90s, también después de un golpe militar, el Ejército y el Departamento Forestal Real cooperaron para implementar el programa “Kho Cho Ko” (1) en el noreste de Tailandia. El proyecto quería ‘reubicar’ a la gente de las zonas de bosques y cuencas hidrográficas ‘protegidas’, así como de las llamadas tierras forestales degradadas. En total, el proyecto planeaba ‘reubicar’ a unas 6 millones de personas que viven en 9.700 comunidades del bosque, sacándolas de sus hogares ubicados en 1.253 zonas de bosque en toda Tailandia. En el marco del programa “Kho Cho Ko” se demolieron las casas de los aldeanos y éstos fueron desalojados por la fuerza con el fin de ‘reforestar’ los bosques degradados con plantaciones de monocultivos de especies de árboles de rápido crecimiento, como el eucalipto. Los desalojos motivaron protestas a gran escala por parte de las comunidades afectadas que, respaldadas por información precisa acerca de los impactos del programa, finalmente obligaron al gobierno a retirar el programa “Ko Ko Cho” en 1992.

Actualización

El 9 de noviembre de 2014, el NPF planeó la marcha “Caminando por la Justicia de Tierras”, con el fin de reclamar el cese del Plan Maestro Forestal hasta que hubiera una revisión y consulta pública, así como apoyo para la campaña de las “Cuatro Leyes para los Pobres” (2). La marcha, sin embargo, fue detenida por el Ejército después que el primer grupo de campesinos había caminado apenas 5 metros fuera del lugar de reunión. Dos participantes – Prapart Pintobtang, académico de ciencias políticas de la Universidad de Chulalongkorn, y Pisist Taja, miembro del grupo forestal Phrae, fueron arrestados y retenidos en un camión de la policía durante 30 minutos antes de ser liberados. Después de horas de negociaciones entre el Ejército tailandés y el NPF, se acordó que la marcha se pospondría a cambio de una reunión de negociación entre un miembro clave del gobierno- ML Panadda Diskul, de la oficina del Primer Ministro – y representantes del NPF, en la intendencia provincial de Chiang Mai, el 13 de noviembre.

En esa fecha, representantes de los campesinos se reunieron con ML Panadda Diskul y le explicaron sus problemas así como las amenazas a las que se han enfrentado como resultado del Plan Maestro Forestal. ML Panadda Diskul estuvo de acuerdo en disponer la liberación de los 19 pobladores indígenas Karen que todavía se encontraban detenidos en la provincia de Mae Hongson, así como presentar los temas de los campesinos a los organismos y funcionarios pertinentes en Bangkok. También se acordó en esta reunión que el ministro de Recursos Naturales y Medio Ambiente, Gen Dapong Ratanasuwan, vendría a Chiang Mai el 17 de noviembre, para discutir el Plan Maestro Forestal.

Previamente a todos los eventos y reuniones que han tenido lugar en Chiang Mai en noviembre, el ejército tailandés visitó a miembros del NPF en su oficina y les advirtió que durante sus reuniones no llevaran pancartas ni usaran camisas de la campaña; tampoco que cantaran consignas o incluso levantaran cuatro dedos en apoyo a las “Cuatro Leyes para los Pobres”. Si bien las negociaciones se estaban realizando en el interior de la Municipalidad Provincial de Mai Chiang el 13 de noviembre, militares tailandeses caminaron entre los aldeanos que estaban esperando fuera y les ordenaron sentarse separados en grupos de menos de 5 personas.

Consideraciones Finales

En el NPF coincidimos con el Departamento Forestal Real en que los bosques de Tailandia se están reduciendo y necesitan ser protegidos. Sin embargo, las personas y los grupos responsables de la continua degradación de las tierras forestales de Tailandia no son los agricultores a pequeña escala ni los aldeanos, sino los especuladores de tierras, y los dueños de plantaciones. Ellos deben ser el objetivo de cualquier plan estatal para rehabilitar y conservar las tierras forestales. En lugar de implementar sistemas represivos de ‘Gestión Forestal’ que perjudican a quienes verdaderamente protegen a los bosques, recomendamos la adopción de las “Cuatro Leyes para los Pobres”, cuyo objetivo es apoyar el manejo de la tierra y los recursos naturales basado en la comunidad – el método más justo y sostenible para mantener los valiosos bosques y el ambiente de Tailandia.

NPF Tailandia
Correo electrónico:
npf_thai@yahoo.com

(1) “Kho Cho Ko” es el acrónimo de Tailandia del “Programa de asignación de tierras agrícolas para los pobres que viven en zonas protegidas de bosques degradados”.

(2) Por más información sobre esta campaña ver http://www.landjustice4thai.org/4laws.php

1 comentario

  1. Me gustaría tener acceso al plan estratégico de Tailandia; soy estudiante de Ingeniería forestal, busco información sobre la forma de estructura y componentes del mismo