Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Papua Nueva Guinea: ONGs reclaman reforma de la industria forestal

Una coalición de ONGs está reclamando al gobierno que introduzca drásticos cambios en el sector de la industria forestal. Las mismas abogan por la mantención de la actual moratoria sobre el otorgamiento de nuevas concesiones de madereo hasta tanto se implementen reformas para abordar los diversos problemas del sector.

Hablando como presidente del Eco-Forestry Forum, Sasa Zibe Kokino manifestó: “El Primer Ministro ya ha admitido que la industria forestal es un caos, mostrando una práctica pobre, corrupción y operaciones de corta insustentables. Reclamamos al gobierno a que introduzca las necesarias reformas antes de que se levante la moratoria en curso”.

Las recomendaciones de las ONGs figuran en el documento “Propuesta sobre la Moratoria en la Industria Forestal y Revisiones”, que fue presentado al Primer Ministro el 27 de noviembre ppdo. El mismo contiene una evaluación de las razones que explican el actual estado deplorable de la industria forestal y propone una serie de cambios necesarios.

Las ONGs reclaman que el gobierno cumpla con su promesa de realizar una revisión de las actuales operaciones forestales y culmine la revisión de las nuevas concesiones propuestas. Manifiestan asimismo su voluntad de que las recomendaciones de tales revisiones sean completamente implementadas, mediante sistemas que eviten que en un futuro se repitan los problemas que se dieron hasta ahora.

Asimismo, las ONGs reclaman la adopción de un método nuevo y efectivo para hacer cumplir el código de prácticas de corta que, según aducen, es actualmente ignorado, y manifiestan su deseo de que exista un nuevo Plan Forestal Nacional, el cual considere todas las opciones de uso del suelo y refleje la voluntad de los dueños de los recursos. Las ONGs están también reclamando un sistema independiente que asegure que el manejo forestal sea verdaderamente sustentable, así como un cambio en la prioridad de la autoridad forestal para que en lugar de facilitar el acceso de los madereros al recurso se dedique al control y monitoreo de sus operaciones.

La propuesta de las ONGs ha sido el resultado de la cooperación establecida entre 18 organizaciones a nivel nacional e internacional y sus contrapartes locales. La misma se desarrolló a lo largo de varios meses e incluyó la visita a muchas zonas remotas del país, a efectos de recoger los puntos de vista de los propietarios del recurso y evaluar las prácticas actuales en la industria forestal.

Tal como explicó Kokino: “Nosotros pensamos que la actual moratoria constituye la última oportunidad para nuestros bosques. La moratoria debe ser mantenida y deben implementarse reformas fundamentales antes de que sea levantada”.

Fuente: Comunicado de prensa de Papua New Guinea Eco-Forestry Forum.