Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Paraguay: dos buenas noticias para los Totobiegosode y la Humanidad

En la región del Chaco Paraguayo, en una zona que abarca parte de los Departamentos de Alto Paraguay y Boquerón, habita el grupo Ayoreo (autodenominado Ayoréode: “los hombres o la gente verdadera”), compuesto por diversos clanes.

El territorio de uso tradicional del pueblo Ayoreo siempre ha sido extenso y con características ecológicas de alta diversidad biológica que permiten un aprovechamiento múltiple en términos económicos y nutritivos. Incluye prácticamente todo el Chaco boreal, salvo las regiones cercanas a los grandes ríos, y parte de la zona de transición entre el Chaco y las sabanas de Mojos en Bolivia, abarcando una superficie de 2,8 millones de hectáreas.

En su gran mayoría los Ayoreo fueron desplazados por la ocupación de sus tierras para actividades agropecuarias, situación que los sometió a un alto grado de dependencia de las misiones religiosas y del mercado regional. No obstante, uno de esos clanes, los Totobiegosode (“la gente del lugar del pécari”), han logrado continuar viviendo en situación de aislamiento voluntario, aplicando sistemas económicos de uso del territorio en base a la caza y la recolección, para lo cual les resulta indispensable la conservación de los bosques, lagunas, riachos y campos naturales.

Pero en las últimas décadas la continuada ocupación de sus territorios así como la deforestación y destrucción de los hábitat que constituyen su base productiva, ha implicado la reducción de sus territorios en la medida que su movilidad se ha visto cercenada por la destrucción de los recursos naturales. Este proceso se ha apoyado en la escasa voluntad política y económica por detener el crecimiento de las fronteras ganaderas sobre el remanente final de sus antiguos dominios.

Frente a la indefensión de esos grupos, instituciones nacionales competentes, con apoyo de organizaciones de la sociedad civil como “Iniciativa Amotocodie” y el Grupo de Apoyo a los Totobiegosode (GAT), impulsaron, como medida de protección a nivel de gobierno, un plan de ampliación de la Reserva de la Biosfera del Chaco Paraguayo, incorporando dentro de sus límites el Patrimonio Natural y Cultural Ayoreo Totobiegosode.

Paralelamente, el gobierno solicitó que el Chaco Paraguayo fuera declarado Reserva de la Biosfera de la Red Mundial de la UNESCO. La buena noticia es que la UNESCO acaba de dar su reconocimiento formal a la Reserva de Biosfera Gran Chaco propuesta, que, a instancias del Comité de Gestión de la Reserva de Biosfera Gran Chaco, abarca todo el Norte del Chaco Paraguayo y se extiende e incluye también las ampliaciones promovidas por Iniciativa Amotocodie (que, como institución es miembro del referido Comité de Gestión) y por GAT, es decir, toda la zona de Amotocodie así como la zona del Patrimonio Cultural y Natural creado por el GAT en la zona este del hábitat de los Totobiegosode.

La otra buena noticia es que Iniciativa Amotocodie logró concretar la primera compra de tierras en Amotocodie. Se trata de un lote de 3.740 hectáreas que son parte del hábitat actual de uno de los grupos en aislamiento voluntario, para quienes están destinadas las tierras compradas, y a la etnia Ayoreo en general.

La concreción de esta primera adquisición fue posible gracias al aporte de NC- IUCN (Comité Holandés de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) y a una importante donación complementaria por parte de una persona amiga de la causa de los Ayoreo.

La presencia de los Totobiegosode en el área es una garantía de preservación ya que su cultura, que les ha permitido la convivencia durante siglos con su ambiente sin destruirlo, los ha convertido en los mejores guardianes de la naturaleza. Como dice Benno Glauser, de Iniciativa Amotocodie, “Esto es una parte de lo que los Ayoreo del monte, con su modo de ser cultural, espontáneo y natural, aportan al mundo actual de hoy: un modo diferente y diverso de ser, que no solo sostiene la integridad ambiental del monte del Chaco en el cual viven, sino que a la vez sostiene una conciencia y presencia diversa que sin ellos le faltaría al mundo de hoy”.

Artículo basado en información obtenida de: noticias enviadas por Benno Glauser, Iniciativa Amotocodie, correo electrónico: bennoglauser@quanta.com.py; Los Ayoreo Totobiegosode, http://www.dgeec.gov.py/Publicaciones/Biblioteca/Web%20Atlas%20Indigena /171%20Plantilla%20Ayoreo%20toto.pdf; Los Ayoreo Totobiegosode del Chaco Paraguayo, http://www.gat.org.py/es/index.htm