Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Reclamos de carácter ambiental y social al nuevo Presidente de Venezuela

El 22 de abril ppdo. (Día Mundial de la Tierra) tuvo lugar una manifestación en Caracas a fin de reclamar frente al nuevo gobierno por una serie de temas fundamentales en lo social y ambiental. En la manifestación se unieron grupos ambientalistas y otros de la sociedad civil, así como representantes de comunidades indígenas, que se oponen a la destrucción de sus bosques, ríos y culturas a manos de las compañías mineras, petroleras, madereras y de energía eléctrica. Los delegados indígenas provenían de sus alejadas comunidades en la Gran Sabana, Imataca y el Delta del Orinoco. Algunas de las consignas coreadas durante la marcha -que a su paso recibía el apoyo y el aplauso del público- reflejan los diferentes tipos de problemas que el gobierno debe encarar:

“Presidente Chávez: es imposible un nuevo país, sin conciencia ambiental”, “Solidaridad con los indígenas Yupca, Bari, Pemon y Warao en defensa de su herencia ambiental y cultural”, “El desarrollo económico no es posible si se destruye la Naturaleza”, “El agua, los bosques y el suelo son nuestras verdaderas riquezas”, “Imataca sí, transnacionales no”, “Respeto por los territorios indígenas”.

Los manifestantes llegaron al Palacio Presidencial y, dado que el Presidente no se encontraba allí, continuaron su marcha hasta el Ministerio de Relaciones Exteriores, donde el Ministro accedió a encontrarse con ellos y les expresó su apoyo a un diálogo abierto entre altos funcionarios de gobierno y las organizaciones que están trabajando en los temas destacados en la manifestación.

Entre ellos los principales son: el apoyo del Gobernador de Zulia a las actividades en perjuicio de los pueblos indígenas en la Sierra de Pirajá; el apoyo dado por el Presidente Chávez a las actividades de minería en la Reserva de Imataca; el apoyo del gobierno a la extracción de carbón y otras actividades mineras en diferentes regiones del país; la falta de políticas por parte del gobierno para enfrentar la pobreza en el más pobre Estado de Venezuela (Delta Amacuro) y la gama de problemas resultantes de las actividades de la industria petrolera.

Fuente: AMIGRANSA, 23/4/99;