Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Relanzando la destrucción en Papúa: proyecto agrícola de monocultivos amenaza tierras y medios de vida indígenas

PAPUA

Durante los últimos cinco años, el pueblo de la Regencia Merauke, en la provincia austral de Papúa,  Indonesia, ha resistido un proyecto de agricultura a gran escala que amenaza los medios de vida y sustento de más de 50.000 personas. Esa resistencia ha logrado retrasar el establecimiento de monocultivos en los 2,5 millones de hectáreas de concesiones vinculadas al proyecto “Merauke Integrated Food and Energy Estate” (Estado Integrado de Alimentos y Energía de Merauke) – MIFEE, por su sigla en inglés. Pero el gobierno anunció hace poco los nuevos y ambiciosos planes que ponen en riesgo la base alimentaria y los bosques de la mayoría indígena Malind, de Merauke.La tierra asignada al proyecto – más del 55 por ciento de la superficie total de Merauke – fue elegida porque el gobierno la considera de “improductiva” y escasamente poblada. El vasto proyecto agrícola de monocultivos armoniza con un decreto presidencial de 2008 sobre la inversión a gran escala en alimentación y agricultura. En respuesta a la crisis alimentaria mundial de la época, el gobierno consideró que el establecimiento de plantaciones a gran escala podría ser una manera de alimentar a la creciente población de Indonesia, así como de contribuir a alimentar al mundo.MIFEE ha sido un proyecto cuestionado desde sus inicios, ya que destruirá parte de los bosques de Papúa, que es el tercer bosque tropical más grande del mundo, y amenaza los hogares, el suministro de alimentos y los bosques de la comunidad indígena Malind.Si bien el objetivo declarado del proyecto es producir arroz, maíz y otros cultivos alimentarios destinados a garantizar la autosuficiencia nacional y reducir las importaciones de alimentos, la mayoría de los permisos de ubicación (un primer paso para la obtención de una concesión) concedidos a Merauke a partir de 2014, abarcan 1,5 millones de hectáreas y han sido para cultivos normalmente de exportación. Diecisiete plantaciones de azúcar cubren 580.000 hectáreas; ocho plantaciones de palma aceitera ocupan 266.000 hectáreas; siete plantaciones industriales de árboles (en su mayoría acacia y eucalipto) abarcan una superficie total de 594.000 hectáreas; y cultivos de alimentos, incluidos grandes establecimientos de arroz y yuca, conforman las 70.000 hectáreas restantes (1).


Mapa del plan de inversiones de MIFEE.
Este mapa proviene de los documentos iniciales de planificación a partir de 2010.
No se han publicado mapas desde entonces con los planes actuales.
Fuente: Merauke Promotion and Investment Agency (BAPINDA), 2010

La fuerte resistencia ofrecida en Papúa y en toda Indonesia ha sido un freno para la expansión del MIFEE. Sin embargo, el recién elegido presidente Joko Widodo, más conocido como Jokowi, anunció durante una visita a Papúa en mayo de 2015 sus planes de convertir a la zona en el “tazón de arroz” de la nación en los próximos tres años. Dijo que se establecerían 1,2 millones de hectáreas de cultivos de arroz, produciendo 60 millones de toneladas de arroz por año. Incluso dijo que la superficie asignada al MIFEE se ampliaría a 4,6 millones de hectáreas (2).La cifra anunciada resulta claramente imposible, ya que igualaría la superficie total de la Regencia Merauke. Incluso con la cifra menor, pero aún impactante, de 1,2 millones de hectáreas para nuevas plantaciones de arroz, no queda claro dónde se encontraría tierra en Merauke con las plantaciones ya existentes, las zonas de vivienda de la comunidad y el Parque Nacional Wasur.El anuncio parece haber sido espontáneo. Poco después, los representantes administrativos de la Regencia Merauke y el ministro de agricultura Andi Amran Sulaiman hicieron una reunión de seguimiento para resolver los detalles. Un periódico local informó que Sulaiman dio a las autoridades del gobierno local sólo tres días para elaborar un marco para el establecimiento de 1,2 millones de hectáreas de plantaciones de arroz; 250.000 hectáreas que se establecerían este año, seguidas de 250.000 hectáreas consecutivas cada seis meses (3).El gobierno central dijo que proporcionaría 534 millones de dólares (7 billones de rupias) por semestre para apoyar los planes. El fabricante de fertilizantes de propiedad estatal, Pupuk Indonesia, tiene la tarea de elevar el monto inicial para utilizarlo en preparar y establecer 750.000 hectáreas de campos de arroz (4). Otras 250.000 hectáreas serán gestionadas por el Ministerio de Agricultura y otras 200.000 hectáreas se ofrecerán a empresas privadas.

Medco, en la actualidad la única empresa que experimenta activamente con el cultivo de arroz en la zona, invitó al presidente Jokowi a visitar Merauke. La compañía – generalmente más involucrada en la producción de petróleo y gas – es pionera del MIFEE, pero hasta ahora su historial no ha sido bueno. Una de sus subsidiarias que participan en el negocio de extracción de madera, PT Selaras Inti Semesta, se hizo conocida por ser una de las peores empresas de la zona después de haber engañado a la comunidad Zanegi para que entregara su bosque a cambio de una indemnización mínima. Lo que siguió fue pobreza y conflictos, y ni siquiera la propia empresa logró obtener alguna ganancia y fue clausurada unos años más tarde – pero solo después de haber destruido una gran franja de bosque y de haber dejado a los pobladores sin bosque y sin ingresos (5).

Otras compañías privadas aún no se han comprometido públicamente a participar en el programa, aunque un periódico informa que Wilmar International y Sinar Mas están entre los conglomerados que han expresado interés en invertir en el proyecto (6). Ambas compañías se encuentran entre las empresas más grandes del sector de plantaciones de palma aceitera, teniendo a la producción de aceite de palma como su negocio principal.

El arroz es un alimento básico para la población de Indonesia y de toda Asia, y es producido mayormente por pequeños agricultores. De acuerdo con la encuesta agrícola de 2013 de Indonesia, hay 14 millones de hogares productores de arroz en el país, más de la mitad del total de 25 millones de hogares rurales. La mayoría son pequeños agricultores que poseen menos de media hectárea de terreno (7). Hoy en día, la agricultura campesina a pequeña escala produce casi la totalidad de los 44 millones de toneladas de arroz cultivadas en el país. La producción de arroz en la escala anunciada por el presidente de Indonesia sólo puede hacerse mediante monocultivos a gran escala, con métodos totalmente mecanizados y con altos insumos de agrotóxicos. Si la producción de arroz está centralizada en manos de unas pocas empresas de propiedad estatal y privada, ¿que ocurrirá con los medios de vida de los millones de productores de arroz del país? El área del proyecto MIFEE abarca 160 aldeas en Merauke. Para el pueblo de Papúa podría significar la pérdida de su hogar y de su territorio. También podría poner en peligro su fuente de alimentos – el alimento básico aquí es el sagú más que el arroz – y los animales del bosque.

Un aldeano de Zanegi informó que desde que las plantaciones comenzaron invadir su territorio, le resulta cada vez más difícil encontrar alimentos. En 2013, cinco niños murieron de desnutrición en una de las zonas de concesión de Medco (8). Un estudiante de Papúa escribió en una revista local acerca del relanzamiento del proyecto MIFEE de Jokowi: “Cuando Jokowi hizo su anuncio en Merauke sobre el arroz, ignoró claramente el hecho de que los pueblos indígenas de Papúa consumen sagú, y que sus medios de vida dependen de los bosques de donde obtienen el sagú a partir de la palmera. Eso significa que cortar las palmeras con el fin de garantizar la seguridad alimentaria nacional (del arroz) es un programa que hará imposible la supervivencia de los pueblos indígenas de Merauke, porque destruirá su alimento básico, el sagú”. (9)

El plan de Jokowi sigue una política nacional verticalista en materia alimentaria y agrícola. No deja espacio para discutir con las comunidades de Merauke o con los productores de arroz de Indonesia en general acerca de lo que ellos creen que se necesita para lograr la soberanía alimentaria. Todo eso, a pesar de que durante su campaña electoral habló mucho de la soberanía alimentaria. El argumento retórico de aumentar la producción nacional de arroz sigue siendo una simple transferencia de tierras de los pueblos indígenas a las grandes empresas.

Con más de 1,5 millones de hectáreas de tierra ya ocupada por plantaciones en la Regencia de Merauke, no está claro dónde encontrará la tierra de la que habla ahora. Los 1,2 millones de hectáreas probablemente se refieran a la tierra originalmente asignada a MIFEE en 2010. Si es así, es muy poco realista imaginar que podría explotarse en tres años. Para empezar, ya se emitieron los permisos para plantaciones de palma aceitera y caña de azúcar prácticamente para toda la zona. Además, en muchos lugares, comunidades indígenas Malind, que tienen derechos sobre esa tierra, manifestaron claramente que no entregarán más tierras a las empresas.

El desarrollo inicial del MIFEE ha causado estragos entre las comunidades y el ambiente de la zona. La ampliación del proyecto a gran escala tan sólo aumentará la presión en las comunidades y provocará una mayor destrucción de los bosques. El relanzamiento del MIFEE revela que continúan las malas políticas que durante décadas sólo han beneficiado a magnates y empresas multinacionales que controlan la tierra y los recursos naturales. Ya basta, es hora de denunciar al MIFEE y devolver la tierra al pueblo Malind.

Selwyn Moran, AwasMIFEE, awasmifee@potager.org
Kartini Samon, GRAIN, kartini@grain.org

(1)       Y.L. Franky, “Yayasan Pusaka”, Presentado en una discusión restringida sobre el programa agrícola de Jokowi, Jakarta, 20 de mayo de 2015. Las cifras están redondeadas.
(2)       “Pemerintah Siapkan Merauke Jadi Lumbung Padi Nasional” (El gobierno prepara a Merauke como el tazón de arroz nacional),” Tempo. 11 de mayo de 2015.http://www.tempo.co/read/news/2015/05/11/090665231/Pemerintah-Siapkan-Merauke-Jadi-Lumbung-Padi-Nasional
(3)       “Jokowi relaunches MIFEE, wants 1.2 million hectares of new ricefields within 3 years!” AwasMIFEE, 15 de mayo de 2015. https://awasmifee.potager.org/?p=1210
(4)       Damiana Simanjuntak, “Pupuk Indonesia needs $534m for Merauke Food Estate” Jakart Post, 18 de mayo de 2015. http://farmlandgrab.org/24915
(5)       “Jokowi relaunches MIFEE, wants 1.2 million hectares of new ricefields within 3 years!”, AwasMIFEE, 15 de mayo de 2015. https://awasmifee.potager.org/?p=1210
(6)       ídem
(7)       Censo nacional agrícola de 2013. http://st2013.bps.go.id/dev2/index.php
(8)       Testimonio de aldeano Zanegi durante una discusión restringida sobre el programa agrícola de Jokowi, Jakarta, 20 de mayo de 2015.
(9)       Sanimala Bastian. Majalah Selangkah. Proklamasi Beras, Soal Penjajahan Pangan Indonesia. 13 de mayo de 2015. http://majalahselangkah.com/content/-proklamasi-beras-soal-penjajahan-pangan-indonesia