Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Sudáfrica: ¿tan sólo poesía y emoción?

La expansión del modelo de plantaciones forestales en Sudáfrica ha generado un acalorado debate. Philip Owen, de SAWAC (South African Water Crisis), así como otras personas preocupadas por el tema, ha argumentado reiteradamente que el esquema de plantaciones es negativo para la conservación de las pasturas y del agua y en consecuencia también para las comunidades rurales. El mes pasado Philip recibió una carta como respuesta a algunos comentarios que había realizado sobre el artículo titulado “Los productores de madera elogian a un gigante del papel”, relacionado con el proyecto de plantaciones forestales de SAPPI -llamado “Project Grow”- en Kwa-Zulu Natal, que fuera publicado en “The Citizen” el 18 de noviembre ppdo. Entre otras cosas, la respuesta decía que las plantaciones no dejan el suelo inutilizado para cultivos posteriores y que en la zona se ve ganado pastando. De acuerdo con el firmante de la mencionada carta, en la región tan solo los ingresos provenientes del cultivo de azúcar pueden exceder a los que se obtienen con la plantación de árboles. “¡Lo que se necesitan son soluciones prácticas para problemas prácticos, basadas en la ciencia, no poesía y emoción!” concluye la carta.

He aquí la parte central de la respuesta que da Philip, respondiendo a esos argumentos:

“Voy a visitar el área en cuestión. Me gustaría hablar con las autoridades indígenas. Si mis medios me lo permiten, iré a visitarlos diez años después, veinte años después, treinta años después, y así veré si mis temores están justificados. A juzgar por lo que pasa en Mpumalanga, bueno, . . . Ud. no puede discutir que los animales encuentran poco alimento bajo las plantaciones. El otro día ví los caballos salvajes de Kaapsehoop, la forma en que sus áreas de pastoreo habían sido afectadas por las plantaciones, viéndose ahora forzados a pastar en las franjas paralelas de las carreteras. Me gustaría que la gente se de cuenta de que esas “tierras marginales de que Ud. habla en su artículo tienen valor, y que de ser adecuadamente cuidadas pueden dar una producción abundante. Cuando Ud. habla de las plantaciones y del cultivo de azúcar como las industrias que proveen “mayores beneficios financieros”, ¿beneficios a quién?

Yo creo que el modelo de plantaciones es errado para Sudáfrica. Trataré de que se establezca una moratoria a nuevas plantaciones y he de utilizar todos los medios a mi disposición para enfrentar toda “oposición” razonable y seria. De mi parte, no necesito estudios y libros para estar convencido de los efectos negativos de las plantaciones. Tan sólo me basta caminar por las montañas.”

Fuente: Philip Owen, 15/12/99,