Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Tailandia: el racismo detrás del paradigma de conservación moderno

Los bosques de montaña de la región norte de Tailandia se han convertido en escenario de posiciones en materia de protección forestal que son fuertemente cuestionadas. En nombre de la conservación del bosque, las autoridades forestales estatales y algunos grupos de conservación de la naturaleza intentan desplazar a las comunidades locales, en especial el pueblo tribal que habita y utiliza esas zonas de bosque. El argumento que utilizan las autoridades y los conservacionistas es que los bosques de montaña actúan como conservadores de cuencas para los ríos que fluyen aguas abajo, y por eso deben estar libres de cualquier interacción humana.

“Redefining Nature: Karen Ecological Knowledge and the Challenge to the Modern Conservation Paradigm” (Redefiniendo la naturaleza: el conocimiento ecológico de los Karen y el cuestionamiento al paradigma de conservación moderno) explora la ideología conservacionista y los temas que la rodean: el carácter racial y antirural de la conservación de la naturaleza impuesta por el estado; el poder y la política en juego a la hora de definir qué cuenta como conocimiento para la conservación de la naturaleza; y la lucha del pueblo Karen en defensa de sus hogares y tierras y resistiendo a los políticamente poderosos: los ingenieros forestales estatales, las autoridades responsables de las políticas y los conservacionistas de la naturaleza.

La autora Pinkaew Laungaramsri, antropóloga de la Universidad de Chiang Mai, comienza el libro con la trágica historia del suicido de un anciano Karen, en marzo de 1997. Pati Punu Dokjimu (a quien dedica el libro) era de la aldea Huai Hoy, en la provincia de Chiang Mai. Luego que el estado se apropió de su hogar y sus campos de arroz en nombre de la conservación de la naturaleza, las amenazas de arresto y reasentamiento se convirtieron en una pesadilla diaria hasta que finalmente vio destruidas sus esperanzas de diálogo con las poderosas autoridades estatales. Tal como describe conmovedoramente Pinkaew, en un mundo en el cual la libertad de opción no está garantizada a los pueblos de la montaña, Pati Punu escogió el único camino que tenía en su lucha por autonomía: el camino que se llevó su vida pero le permitió seguir siendo Karen en cuerpo y espíritu.

“Redefining Nature” desentraña las complejas relaciones de poder que históricamente dieron lugar al concepto moderno de conservación de la naturaleza en Tailandia cuyos voceros -ingenieros forestales y conservacionistas- encarnan las ambiciones de modernización del país. La obra pone sobre la mesa, además, preguntas radicales más que respuestas tácitas, y falsedades escondidas más que verdades incuestionables.

La autora describe una de las grandes trabas que impide que los ingenieros forestales consideren la idea de co-manejo de los bosques con la gente del lugar: “Un obstáculo que, me di cuenta después, es un prejuicio racial hacia la minoría étnica de la montaña. Este prejuicio [de los forestales] es tan fuerte, tan categórico y decisivo, que ha obviado la necesidad de seguir buscando la verdad para los problemas del bosque. De hecho, la idea de una división entre el ser humano y la naturaleza, presentada reiteradamente por el pensamiento conservacionista internacional, es en realidad una división entre seres humanos, que tiende a reforzar o esconder la discriminación de clases, de etnias, el pensamiento anti agrícola, anti propiedad comunitaria u otras formas de discriminación en la asignación o usos autorizados de la tierra”.

No obstante, esta representación hegemónica de las minorías étnicas pobres, inevitablemente termina por ser enfrentada. Pinkaew entreteje una narración atrapante sobre el pueblo Karen de la aldea de Mae Ning Nai y nos transporta a sus campos de arroz, a sus selvas y sus hogares, y relata historias de sus luchas por proteger sus medios de vida.

El libro nos impulsa a ver las cosas de una manera diferente y cuestiona el poder, la ideología y los prejuicios que se esconden detrás de las políticas de conservación de la naturaleza, más no sea porque, al terminar de leer el libro, nos damos cuenta que la supervivencia de cientos de comunidades que habitan los bosques, no solo de Tailandia sino de toda la región del Mekong, están siendo amenazadas por ellas.

Artículo basado en información extraída de: “Power and prejudice in forest conservation”, reseña bibliográfica de Noel Rajesh, Foundation for Ecological Recovery, Bangkok Post, 8 de junio 2002, http://scoop.bangkokpost.co.th/bkkpost/2002/jun2002/bp20020608/en/outlook/08jun2002_out35.html