Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Uganda: Banco Mundial intenta mantener vivo el proyecto de represa de Bujagali

En agosto de 2003, la compañía de generación eléctrica AES Corp con sede en EE.UU. se retiró del proyecto de represa en Uganda auspiciado por el Banco Mundial, por razones económicas. La decisión –que implicó que la compañía cancelara los US$ 75 millones invertidos en el proyecto– ha planteado dudas sobre el futuro de la polémica represa.

Este proyecto de US$ 580 millones, que se realizaría en Bujagali sobre el río Nilo, ha sido duramente resistido por diversas organizaciones y personas, que se oponen al proyecto porque inundaría todo el trayecto del Nilo hasta la base de la represa de Owens Falls, destruyendo así el espacio vital de miles de pobladores locales –un paisaje magnífico que además es un lugar de especial significado espiritual para la población local. Los opositores a la represa han señalado los graves impactos económicos, sociales y de salud del proyecto sobre la población, los cuales no han sido debidamente tomados en cuenta en la planificación del proyecto (consultar Boletín N° 42 del WRM).

El enviado de EE.UU. a Uganda, Jimmy Kolker, intentó recientemente reafirmar que el gobierno de EE.UU. consideraba el proyecto de represa de Bujagali como un emprendimiento viable, y que el retiro de la AES “no tiene nada que ver con problemas ambientales”.

El Banco Mundial también ha intervenido para ayudar a financiar el proyecto hidroeléctrico, si bien ha dejado el proceso en suspenso hasta que se resuelva la investigación por corrupción que se está realizando ante los tribunales de EE.UU. La Corporación Financiera Internacional, el brazo prestamista del Banco al sector privado, declaró a mediados de octubre que el gobierno de Uganda y AES estaban conformando un grupo de trabajo para asegurar una transición sin problemas en el desarrollo del proyecto de US$ 520 millones. El gobierno de Uganda teme que “cunda el pánico” debido al retiro de AES.

Los proponentes del “costoso elefante blanco”, como muchos llaman al proyecto de represa hidroeléctrica, argumentan que el emprendimiento apunta a proveer a Uganda de energía eléctrica a menor costo.

Los opositores al proyecto han exigido durante mucho tiempo al gobierno que busque fuentes de energía alternativas, y que promueva un uso adecuado de los bienes y servicios ambientales basados en el río. Como afirma la Campaña “Save Bujagali” (Salvemos a Bujagali): “el problema real de Uganda no es la electricidad sino la pobreza”.

Artículo basado en información obtenida de: “World Bank Steps in to Save Hydropower Project”, por Ronald Muwanga, Business Day, 15 de octubre de 2003, http://allafrica.com/stories/200310150307.html , enviado por Pambazuka News 128, correo electrónico: pambazuka-news@pambazuka.org ; “AES pulls out of $580 million Uganda dam project”, Reuters, 13 de agosto de 2003, publicado por Probe International, http://www.probeinternational.org/pi/wb/index.cfm?DSP=content&ContentID=8315