Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Venezuela: “¡Deténgalo Presidente!” reclaman líderes indígenas Pemón

La inclusión en la Constitución Nacional Venezolana aprobada en 1999 de un capítulo que establece derechos legales para los pueblos y comunidades indígenas en armonía con el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), llevó a pensar que los pueblos indígenas de ese país estarían en una mejor posición para proteger su ambiente y tradiciones contra los poderosos intereses que, en nombre del “progreso”, quieren destruirlos.

Sin embargo en la vida real la situación no parece haber cambiado mucho. Los indígenas Pemón siguen luchando contra la construcción de una línea de alto voltaje en el sureste de la región de las Gran Sabana, que atravesará la frontera con Brasil.

Cuatro líderes indígenas han pedido recientemente al Presidente Chávez que detenga las obras. “Ellos entienden el mundo como algo que puede ser dividido en pequeñas cajas. Para nosotros el mundo es un espacio circular, donde coexisten dioses, sitios sagrados, grandes rocas, grandes ríos, montañas, plantas y animales. Donde el sol fecunda la tierra para que ésta pueda dar a luz. Y como parte de esa naturaleza está el hombre indígena”. Silviano Castro, de San Rafael de Kamoirán; Melchor Flores, de Mapaurí; Cleto Javier Ramírez, de Agua Fría; y Darío Castro, de San Juan de Kamoirán se dirigieron al Presidente venezolano con esta visión cosmológica del mundo, tal como lo perciben los Pemón.

El gobierno ha tratado de convencerlos de que la línea de alta tensión es algo bueno para ellos. El vicepresidente Isaías Rodríguez, acompañado por representantes del Ejército y de la Guardia Nacional, organizó un encuentro con el comité ejecutivo de la Federación Indígena de Bolívar. El gobierno les ofreció U$S 200.000 para crear un fondo destinado a la Federación. En una movida para debilitar la oposición al proyecto, el gobierno llevó a Caracas a algunos líderes indígenas que no se oponen a la obra, con el fin de signar un acuerdo. Muchos de ellos ni siquiera hablan castellano. . .

EL Presidente Chávez mostró su satisfacción por el acuerdo y agradeció al Vicepresidente por su labor. Los cuatro líderes Pemón consideran que han sido engañados y reclaman “Itachimnak, tatadepurú”. “Deténgalo Presidente”. Ellos se preguntan de qué sirve tener una nueva constitución, representantes indígenas en la Asamblea Nacional e incluso una mujer indígena como Ministra de Medio Ambiente, si en todo caso los Pemón serán condenados a la desaparición. Los trastornos provocados por las actividades económicas en la zona –bajo la forma de líneas de alto voltaje, minería y turismo de lujo– implicarían la destrucción de sus medios de vida y cultura, basada en la simplicidad de la naturaleza y en una vida en armonía con ella. No hay dinero en el mundo que pueda sustituir esto.

Artículo basado en información obtenida de: Amigos en Defensa de la Gran Sabana. AMIGRANSA/Orinoco Oilwatch, 15/8/2000;