Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Vietnam: represa de Na Hang amenaza bosques, pueblos y fauna

El mono de nariz chata de Tonkin (Rhinopitecus avunculus) es endémico del norte de Vietnam y es una de las especies de mamíferos más amenazada del mundo. Antes de que en 1992 se detectara un grupo en el distrito de Na Hang, se consideraban extinguidos. Hoy se sabe que 260 miembros de esa especie viven en el norte de Vietnam. La mitad de la población vive en la Reserva Natural de Na Hang, creada en 1994 específicamente para proteger al mono de nariz chata.

Dicha reserva está ubicada en un área de paisaje acentuadamente montañoso de piedra caliza. El bosque dentro de la reserva natural es extraordinariamente rico en biodiversidad. Además de brindar un hábitat para el mono de nariz chata, es hogar del mono Hoja de Francois (Trachypithecus francoisi), lori pigmeo (Nycticebus pigmeo), macaco oso (Macaca arctoides), macaco león (Macaca leonina), perro salvaje asiático (Cuon alpinus), civeta de Owston (Chrotogale owstoni), pantera nebulosa (Neofelis nebulosa), oso negro del Himalaya (Ursus thibetanus), serow o cabra de sumatra (Capricornis sumatraensis), una serie de pájaros y mariposas en peligro, una especie de tortuga de tierra en peligro y trece especies vegetales amenazadas. Cuatro especies de peces en peligro de extinción viven en el río Gam, que forma la frontera occidental de la reserva natural.

La compañía consultora Scott Wilson Asia Pacific está dirigiendo un consorcio que lleva a cabo un proyecto denominado Conservación de Recursos de áreas Protegidas (CRAP) en Na Hang con financiación del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM o GEF por su sigla en inglés). Además, el Zoológico de Allwetter y la Sociedad Zoológica para la Conservación de Especies y Poblaciones (ambas de Alemania) están realizando el Proyecto de Conservación del Mono Tonkin de nariz chata.

Lamentablemente, el propio gobierno vietnamita que creó la Reserva Natural de Na Hang parece ahora decidido a seguir adelante con sus planes para la construcción de una represa hidroeléctrica de 300 MW sobre el río Gam, que tendrá un costo de US$ 420 millones. El embalse de la represa inundará parte de la Reserva Natural de Na Hang y a largo plazo tendrá impactos devastadores sobre los bosques, los pueblos y la flora y fauna de la reserva y sus alrededores.

En 1997, Electricity of Vietnam (EVN), la empresa estatal de electricidad, elaboró un estudio previo de viabilidad de una represa sobre el río Gam. Dos años después la EVN elaboró los términos de referencia para un estudio de viabilidad de la represa que debería estar finalizado para fines del año pasado. Scott Wilson Asia Pacific escribió, en el informe inicial de su proyecto de conservación de Na Hang, que se proponía “colaborar con el gobierno de Vietnam llevando a cabo una evaluación ambiental preliminar sobre la represa del río Gam”. Los asesores de Scott Wilson finalizaron su evaluación ambiental preliminar en 2000. Según el Plan Maestro de Electricidad de Vietnam Número Cinco, publicado en 2001, la puesta en servicio de la represa de Na Hang está planificada para 2006. Hasta ahora el gobierno vietnamita no ha conseguido financiación internacional para la represa.

Si se construyera, la represa de Na Hang crearía un embalse que se extendería 30 kilómetros corriente arriba del río Gam e inundaría 57 kilómetros cuadrados, incluidas 220 hectáreas de la reserva natural de Na Hang. Cuarenta y cinco poblados quedarían inundados y más de 11.000 personas serían desalojadas para dar paso al embalse. Entre los grupos étnicos que viven en el área se incluyen Dao, Tay, Hoa y H’mong, y también Kinh, el grupo vietnamita mayoritario. Una mujer que sería desalojada por la represa, dijo a los consultores de Scott Wilson: “Tal vez seamos pobres, pero éste es nuestro hogar”.

Si bien el área de la reserva natural que se inundaría es pequeña, el hábitat del mono de nariz chata es menor a 1.000 hectáreas. El embalse estaría ubicado en un área adyacente al sitio donde se conoce que vive este mono. El mono de nariz chata es muy sensible a las perturbaciones y tiende a permanecer como mínimo a un kilómetro de carreteras, senderos o poblados.

Antes de construir la represa se talaría el área del embalse. En este momento no existe ruta de acceso a la región. La construcción de la represa implicaría la construcción de una carretera nueva, un sitio de construcción más importante, tránsito, ruido ocasionado por las obras de construcción, y la llegada de hasta 10.000 trabajadores.

Los trabajadores de la construcción aumentarán la demanda local de fauna y otros productos del bosque. Los huesos, manos y pies de los monos Tonkin de nariz chata se usan para elaborar medicinas tradicionales. Con el tránsito de camiones de construcción entrando y saliendo de la zona, sería casi imposible detener el comercio ilegal.

En mayo de 1999, un grupo de organizaciones ambientalistas, entre las que se incluyen la UICN, Allwetter Zoo y Primate Conservation Inc., escribieron al Primer ministro Phan Van Khai y otros funcionarios vietnamitas. En la carta solicitaban que se efectuara un estudio de impacto ambiental de la represa propuesta, de acuerdo con la Ley de Protección Ambiental de Vietnam y la Convención sobre Diversidad Biológica (a la cual adhirió Vietnam). Hasta la fecha no se ha realizado ningún estudio y el gobierno vietnamita no ha contestado la carta.

Por: Chris Lang.