Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Violencia contra activistas en defensa de los bosques

El pasado enero la Prof. Wangari Maathai, una de las más notorias ecofeministas y luchadoras por la democracia en Africa, y otros activistas keniatas fueron atacados por matones mientras manifestaban pacíficamente en las afueras de Nairobi contra la privatización del Bosque de Karura. El día 2 de febrero James Orengo, David Mwenje y John Makanga fueron arrestados por la policía. En la víspera el Presidente Moi se había pronunciado a favor de la privatización de dicha zona. Al final del día los tres detenidos fueron conducidos frente al juez, acusándoselos de incitación al desorden, siendo luego liberados tras el pago de una fianza de 100.000 Ksh cada uno. Los mismos debieron comparecer nuevamente ante la corte el día 16 de febrero.

Esta no es la primera vez que ecologistas son víctimas de este tipo de abusos en Kenia. En 1993 efectivos de la policía habían irrumpido en la casa de la Sra. Maathai para arrestarla.

Kenia viene sufriendo la destrucción de sus bosques en nombre del “desarrollo”. El Bosque de Karura ha sido un lugar tradicional del pueblo indígena Mabari ya Kihara, y toda el área es considerada sagrada. Hoy en día se encuentra amenazada por la descontrolada expansión de Nairobi, capital del país, dado que esta área forestal habrá de ser privatizada. Kenia tiene una de las mayores tasas de natalidad el mundo, con un alto nivel de migración urbano-rural. A través de un fax de fecha 2 de febrero, dirigido a organizaciones de la sociedad civil en todo el mundo, la Sra. Maathai –Presidenta del Movimiento Cinturón Verde (Green Belt Movement)- denuncia que “el gobierno se ha convertido en el peor enemigo del ambiente” y afirma que “la batalla por Karura no tiene nada que ver con odio o con cuestiones étnicas. Por el contrario tiene mucho que ver con amor, compasión, preocupación y responsabilidad por salvar la vida en el Planeta”.

Organizaciones sociales, ambientales y religiosas de todo el país han expresado su oposición al proyecto. El jefe de la Iglesia Anglicana de Kenia Arzobispo David Gitari y su colega católico Raphael Ndingi Mwana a Nzeki, dos de los más importantes líderes religiosos de Kenia, han dicho públicamente que muy pronto conducirán una manifestación de protesta a Karura, a efectos de expresar su desaprobación a la asignación del área a particulares.

Los interesados en expresar su preocupación por el destino de los ambientalistas arrestados y su apoyo a la lucha que vienen desarrollando Wangari Maathai y el pueblo de Kenia, pueden dirigirse a la Embajada de Kenia en sus respectivos países y a:

Su Excelencia, Sr. Presidente de Kenia
Daniel Arap Moi

Daily Nation
Sunday Newspaper
People Daily
International Press
KTN (Broadcasting Line)

Fuentes: The Green Belt Movement, 2/2/99; World Civil Society Conference (WOCSOC) 5/2/99; Jubilee 2000 Kenya Campaign, 22/2/99; Gaia Foundation, 24/2/99