Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Bangladesh: el bosque de Modhupur convertido en plantaciones de banana, papaya y piña

Nuestro equipo de filmación de siete miembros se encontraba el 4 de junio en el bosque de Modhupur para rodar un documental sobre la destrucción del bosque, con énfasis especial en los efectos de las plantaciones -en su mayoría comerciales e industriales- en bosques de propiedad pública. El bosque de Modhupur está ahora totalmente arrasado.

Estábamos en la tercera y última sesión de filmación en Modhupur y concentramos las últimas tomas en un lugar que descubrimos por casualidad, donde se estaba talando por completo la vegetación verde. El lugar está muy cerca de Lohoria Beat, entre las llanuras de Dokhola y Rasulpur.

Nos detuvimos en un sitio donde un muro de cemento atraviesa sin ningún sentido restos de un bosque de una especie nativa denominada “sal” (Shorea robusta). El muro era parte de un plan del Departamento Forestal de levantar 18 kilómetros de paredes de hormigón para proteger alrededor de 1.200 hectáreas de bosque dentro del Parque Nacional de Modhupur, con una superficie de 8.500 hectáreas.

Mientras nuestro equipo se concentraba en filmar el muro y los restos de bosque que todavía contenía millares de plantas medicinales, me adentré por un sendero estrecho al norte del camino de ladrillos que atraviesa el bosque desde la llanura de Rasulpur a la llanura de Dokhola. Se acababa de talar un área importante (quizás más de 40 hectáreas); es más, en cada rincón veíamos personas cortando todavía vegetación.

Hicimos muchas tomas de la destrucción. Se veían miles de tocones rebrotados que todavía no habían sido extraídos. En una esquina habían encendido un fuego (con gasolina, según dijeron algunos), y por los numerosos tocones carbonizados se veía claramente que era para liquidar rápidamente el bosque. En el horizonte, más allá de las zonas recién taladas, podíamos ver las columnas de una plantación de banano.

Llamamos a dos jóvenes que estaban parados cerca. Se acercaron lentamente hacia nosotros. Uno de ellos llevaba un dao (cuchillo largo similar a un machete) en la mano, que trataba de ocultar. Cuando confirmó que estábamos desarmados ya no ocultó el dao. Los dos jóvenes nos dijeron que eran simples jornaleros a los que se les pagaba por talar el bosque. Al igual que otros cientos de lugares, esta zona enorme se convertirá pronto en una plantación de banano.

Cuando se tala el bosque los que aparecen en primera línea son algunos trabajadores Garos (grupo étnico que habita las montañas Garo) y Bangalíes. Detrás de ellos vienen los capataces, que poco después de la tala convierten el bosque en plantaciones de banano y papaya. A veces, en las plantaciones de banano, papaya y piña se plantan algunos árboles, para poder describirlas como “manejo social del bosque”.

¡Es increíble! He visitado regularmente el bosque de Modhupur durante los últimos quince años. Pero la destrucción que he constatado en los últimos dos o tres años no tiene punto de comparación. Esta destrucción fenomenal ha sido causada por una invasión ilegal dirigida a establecer plantaciones de banana, papaya y piña, que benefician a los pobladores ricos e influyentes de la localidad.

Durante la filmación visitamos numerosos sitios en Amlitola, Tiler Tal, Gachhabari, Kamarchala, Sadhupara, Joynagachha, Beduria, Gaira, etc. En todos esos lugares los pobladores locales nos mostraron grandes parcelas cultivadas con banano, papaya y piña, que son propiedad de los Presidentes de los Consejos Locales, miembros de dichos consejos, personas con influencia política y unos pocos Garos. Todas esas plantaciones se han establecido en forma ilegal en bosques de propiedad pública.

En los remotos poblados Garo (aunque no más en términos reales) constatamos que muchos Garos habían entregado sus tierras, en especial a cultivadores de banano, a cambio de un renta por zafra, a la que llaman Medi. La plantación de banano requiere una inversión de capital importante, lo cual es aprovechado por personas ajenas a la región que traen dinero en efectivo. Son huéspedes en los poblados remotos en donde pueden explotar sin inconvenientes la hospitalidad de los Garos y obtener grandes márgenes de ganancia en poco tiempo.

Lo que nos impresionó desde que comenzamos la filmación el año pasado fue la destrucción de área tras área de rebrotes de “sal” para convertirlas en plantaciones de banano, papaya y piña. El 4 de junio filmamos una parcela de banano de cerca de 6 hectáreas en Tiler Tal, en el límite norte del bosque de Modhupur, que hasta hace pocos meses estaba cubierta por rebrotes de “sal”. Según nos informaron, esa parcela era de propiedad de un presidente del Parishad (consejo electo a nivel local). También encontramos media docena de trabajadores extrayendo con pala los últimos restos de rebrotes y arbustos en otro lugar cercano a ese campo de banano. Se dice: “esto es manejo social del bosque y protección de los rebrotes de sal”, y se reitera en todos lados en el bosque de “sal” de Modhupur, cuya superficie es de aproximadamente 25.000 hectáreas (ubicado en los distritos de Tangail y Mymensingh). Pero a menos que haya un cambio, la desaparición del una vez único bosque de “sal” de Modhupur es inminente.

Extractado de “Modhupur Forest. Demise Is Imminent”, por Philip Gain, correo electrónico: sehd@citechco.net , junio de 2004, enviado por el autor.