Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Chile: ingenieros forestales denuncian impactos de empresa certificada por CERTFOR y por FSC

Las plantaciones de Forestal Valdivia S.A., perteneciente al grupo ARAUCO, no solo cuentan con certificación CERTFOR Chile (avalada por el sello internacional PEFC), sino también con certificación FSC de Cadena de Custodia (SGS-COC-005376).

De acuerdo con lo que afirma la página de CERTFOR, “Este estándar permite a los poseedores de bosques [léase plantaciones] demostrar que el manejo que han aplicado cumple con los requerimientos de desempeño social, económico y ambiental que los stakeholders (partes interesadas) relevantes demandan”. El sello FSC asegura a su vez “el manejo ambientalmente adecuado, socialmente beneficioso y económicamente viable de los bosques” [incluyendo plantaciones].

Lo anterior parecería implicar una doble garantía para aquellos consumidores conscientes, que desean asegurarse que los productos que compran no han resultado en impactos negativos sobre las personas o el ambiente. Sin embargo, una nota de prensa emitida recientemente por la Agrupación de Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo (AIFBN) de Chile, pone en cuestión la validez de tal conclusión.

En efecto, un equipo de profesionales de la Agrupación de Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo efectuó a partir del año 2008, una serie de vuelos sobre las cordilleras de Los Andes y de la Costa en la Región de Los Ríos y en el extremo norte de la Región de Los Lagos, con el objeto de evaluar el estado de conservación y la posible eliminación de áreas con bosques nativos.

La AIFBN informa que “A partir del análisis de esta información se agruparon los sectores que evidenciaron cortas ilegales, detectándose 23 acciones irregulares en diferentes predios, que fueron denunciadas ante la Corporación Nacional Forestal (CONAF) en julio del año pasado. Dicha instancia estatal respondió a la totalidad de las denuncias cursadas, en las que se ha verificado incumplimiento de la legislación vigente en materia forestal”. Entre los principales infractores identificados en el estudio se encuentra la doblemente certificada Forestal Valdivia.

Consultado el Ingeniero Cristián Frene (quien figura como contacto de la nota de prensa a que hacemos referencia), opinó que “Si este monitoreo se repitiera en las regiones de más al norte (Bío Bío, Maule y Araucanía), te aseguro que el panorama sería bastante peor, pero lamentablemente nadie hace esta labor en esos territorios”.

En lo relativo a la denuncia de las acciones de Forestal Valdivia en la comuna de Lanco, la nota de prensa de la AIFBN destaca que “los predios cosechados a tala rasa por la empresa aludida son parte de la montaña que provee de agua a 5 comunidades que están en la comuna de Lanco, donde se ven afectadas al menos 700 personas con la cosecha de plantaciones y posterior quema de vegetación NATIVA existente, con químicos de alta toxicidad”. A ello se agrega que “en el sector norte de la montaña … actualmente conviven 45 comunidades jurídicas mapuche con un total de 1.258 familias mapuche según datos del Censo 2002”.

Tanto la constatación de la destrucción de bosque nativo como los graves impactos del manejo de las plantaciones por parte de la empresa llevó a la Agrupación de Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo a denunciar ante la Corporación Nacional Forestal “los gravísimos incumplimientos ambientales de la empresa Forestal Valdivia, perteneciente al Grupo Arauco, en la localidad de Lanco, al norte de la región de Los Ríos”.

La nota de prensa agrega que tales incumplimientos “implican además una falta absoluta de conciencia social, al no respetar las fuentes de agua de las comunidades mapuche de esta zona. Desde febrero de este año, la empresa envía a subcontratistas a quemar la vegetación NATIVA existente con químicos de alta toxicidad. Estos químicos, al ser aplicados sobre la vegetación, permanecen en el suelo y son movilizados por las lluvias hacia los cursos de agua, los cuales abastecen a cientos de familias de la localidad de Antilhue”.

¿En que quedan entonces las garantías de CERTFOR en cuanto al cumplimiento de “los requerimientos de desempeño social, económico y ambiental” y las del FSC sobre el “manejo ambientalmente adecuado y socialmente beneficioso” de las plantaciones? Al menos en este caso la respuesta parece muy clara: en un gran engaño hacia el consumidor.

Artículo basado en “Una historia de no respeto a los bosques nativos y la ley forestal”, mayo 2010. Agrupación de Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo (AIFBN). CONTACTO: Ingeniero Cristian Frene cristianfrene@bosquenativo.cl
http://www.ecoportal.net/content/view/full/93312