Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

China: plantaciones de Eucaliptos – desde Finlandia con conflicto

Las plantaciones de eucaliptos se han convertido en un grave problema para los agricultores chinos de las aldeas ubicadas al norte de la ciudad de Hepu, en la provincia de Guangxi, al sur de China. Expropiaron su tierra colectiva para dar paso a plantaciones de monocultivos de árboles.

Detrás de esto está la gigante forestal sueco-finlandesa Stora Enso, que planea arrendar, por medio siglo, 180.000 hectáreas de tierra con el fin de plantar eucaliptos para alimentar la planta de celulosa que posee cerca de la ciudad de Beihai.

Según un informe realizado por Petteri Tuohinen, de la publicación finlandesa Helsingin Sanomat, “Stora Enso es una de las aproximadamente 260 empresas finlandesas que buscan obtener ganancias gracias al creciente mercado chino. Las operaciones extranjeras son vitales para Stora Enso. El jueves, cuando la empresa presentó sus resultados trimestrales, Jouko Karvinen, Director Ejecutivo, dijo que las considerables ganancias generadas en el extranjero ayudaron a cubrir las pérdidas sufridas en Finlandia.” (1)

Sin embargo, el negocio implicó muchos conflictos. En China, toda la tierra pertenece al Estado o a las comunidades rurales y Stora Enso debe arrendar la tierra ya que no puede ser su propietaria. Entonces, teniendo a los funcionarios públicos de su lado, son ellos quienes consiguen las tierras para las plantaciones de eucaliptos – y las autoridades locales se han mostrado muy favorables a las plantaciones industriales de árboles. Por consiguiente, han intentado confiscar la tierra utilizada por los aldeanos para entregársela a Stora Enso. Pero eso no ha sido sin resistencia.

Dada la vaguedad de los términos de la propiedad de la tierra en China, a menudo no queda claro quién tiene derecho a usar la tierra. Muchos aldeanos no creyeron en las promesas de prosperidad del llamado “proyecto forestal” en la zona de Hepu. Para aquellos que perdieron su tierra, la compensación fue de unos 50 euros al año por hectárea de tierra expropiada. Esto es insignificante para quienes se han ganado la vida cultivando porotos, maíz, frutos o bambú con el que hacían canastos y otros artículos. Esos medios de vida desaparecieron junto con la tierra. Ahora la zona está cubierta deplantines de eucalipto.

Todo esto ha provocado un conflicto creciente con los aldeanos, cuya oposición a las plantaciones de Stora Enso ha sido enfrentada con gran violencia por los funcionarios locales. Las disputas territoriales alcanzaron su punto más álgido en 2004, y varias personas resultaron heridas. Como último recurso, los aldeanos involucrados en disputas territoriales han presentado apelaciones, aunque con poca esperanza: “No tenemos otra opción más que apelar. Sin embargo, de nada sirve esperar resultados. Stora Enso les está quitando su plato de arroz a los agricultores”, dice un activista de la aldea citado por el Helsingin Sanomat.

Incluso el abogado Yang Zaixin, que defiende los derechos de los aldeanos, fue atacado y golpeado por un grupo de hombres en lo que parecería ser una tentativa de intimidación. Yang dijo que no estaba seguro de que Stora Enso supiera de la golpiza: “No tienen necesidad de involucrarse directamente en este tipo de problema. A Stora Enso le basta con presionar a los funcionarios locales para asegurarse de obtener la tierra que la empresa necesita para cultivar sus eucaliptos.” Sin embargo, la compañía conocía al abogado y estaba al tanto de que defendía a los aldeanos, puesto que él se había reunido con el gerente de campo y el abogado de Stora Enso.

Las disputas territoriales no son nuevas para Stora Enso. La propia Directora de Sustentabilidad de la empresa, Erija Pitkänen, lo reconoce: “El uso y la propiedad de la tierra son temas importantes. Es por eso que siempre habrá conflictos. No hay manera de evitarlos”.

Amigos de la Tierra Finlandia denunció la falta de participación real de los residentes locales en las evaluaciones de impacto de los proyectos de empresas forestales: “Por ejemplo, en Brasil, Stora Enso trabaja sólo con aquellas organizaciones que tienen una actitud conciliatoria y que están ciertamente dispuestas a cooperar. En China, las empresas y organizaciones profesionales están a menudo bajo tanta presión que no se atreven a mencionar ningún aspecto negativo”, dice Noora Ojala, Vicepresidente de Amigos de la Tierra Finlandia. (2)

Las inversiones en el extranjero son quizás la solución para las pérdidas de la casa matriz, pero es seguro que también expanden los conflictos y la violencia en otros lugares, y esto recae sobre los más débiles.

 (1) “Chinese farmers lose land to Stora Enso tree plantations”,http://www.hs.fi/english/article/Chinese+farmers+lose+land+to+Stora+
Enso+tree+plantations/1135245537698

(2) “Finnish Prime Minister wants investigation into claims of violence linked with Stora Enso activities in China”,http://www.hs.fi/english/article/Stora+Enso+to+investigate+land+use+
dispute+over+tree+plantations+in+

China/1135245533336

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *