Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

India: la nueva Política Nacional Forestal ¿abrirá la puerta a los árboles GM?

El estudio de la Organización para la Alimentación y la Agricultura de Naciones Unidas (FAO) “Examen provisional de la biotecnología en la silvicultura, incluida la modificación genética” (ftp://ftp.fao.org/docrep/fao/008/ae574e/ae574e00.pdf), publicado en diciembre de 2004, es un resumen del estado de la biotecnología aplicada a la silvicultura en general con una mirada específica a la modificación genética de los árboles. Allí se informa de 225 ensayos de campo al aire libre de árboles GM en todo el mundo, distribuidos en 16 países. Desgraciadamente no se hace diferencia entre ensayos de campo actuales y pasados, con lo que se brinda una imagen un poco sesgada. Según el estudio, 150 de los 225 ensayos están en Estados Unidos. Los restantes aparecen más que nada en Europa: Francia, Alemania, Gran Bretaña, España, Portugal, Finlandia y Suecia, así como en Australia y Canadá. En cuanto al Sur, se informa de ensayos de campo en India, Sudáfrica, Indonesia, Chile y Brasil. Hasta donde se sabe, China es el único país que ha establecido plantaciones comerciales de árboles GM, con bastante más de un millón de árboles plantados en diez provincias.

El estudio indica que India llevó a cabo un ensayo de campo de árboles GM. En la actualidad se está debatiendo una nueva Política Nacional Forestal a puertas cerradas; según un informe del Indian Financial Express, de ésta “se espera que dé un espaldarazo a los árboles genéticamente modificados (GM) para potenciar la industria del papel y mejorar la calidad de los productos de la madera”.

Los árboles modificados genéticamente tienen el potencial de cambiar los bosques del mundo en forma permanente y radical. Al igual que con los cultivos GM, la fuga de genes es uno de los principales problemas, pero los efectos tienen mayor alcance debido al papel fundamental de los árboles en el ecosistema.

Los periodistas de Ecologist Asia hicieron algunas averiguaciones pero no pudieron descubrir detalles de la Política Nacional Forestal propuesta. La subsidiaria de Monsanto en India afirma no estar trabajando actualmente con árboles GM en el país. En respuesta a una consulta vía correo electrónico, Susan Joseph, representante en India de la empresa, dijo desde su oficina en Mumbai que “El negocio de Monsanto en India consiste en desarrollar herbicidas de alta calidad, semillas híbridas (maíz y girasol) y semillas con rasgos biotecnológicos (algodón Bt)”. Sin embargo, cuando se le preguntó sobre la probable actitud de Monsanto en caso de que la nueva Política Nacional Forestal promoviera los árboles GM, no contestó.

En respuesta a esta declaración Anne Peterman, de la organización estadounidense Global Justice Ecology Project, que coordina una campaña internacional contra los árboles GM, dijo que “Se están modificando árboles para que resistan al herbicida Roundup de Monsanto. Si se proponen árboles Roundup Ready para India hay una conexión con Monsanto, incluso aunque Monsanto no haya participado directamente de la investigación y el desarrollo. Sin lugar a dudas se beneficiarán con estos árboles gracias al aumento de las ventas de su tóxico herbicida Roundup”. Si, como sugiere el Indian Financial Express, el despliegue de árboles GM en India se hace con el propósito de potenciar la industria del papel, es probable que uno de los rasgos modificados genéticamente sea la cantidad de lignina de los árboles. Reducir la lignina, que otorga rigidez y fuerza a las paredes de las células vegetales, implica un ahorro en potencia para la industria de la pulpa y el papel, que así tendría menos lignina que eliminar durante el procesamiento de la fibra de madera.

Sin embargo, como señala el profesor Joe Cummins, de la organización británica Institute of Science in Society (ISIS) en un artículo científico sobre la reducción de lignina, “las ventajas de la reducción de lignina no compensan las desventajas de los vegetales con lignina reducida, que son atacados con mayor facilidad por predadores como insectos, hongos y bacterias”.

Es probable que los débiles árboles GM de lignina reducida necesiten otros rasgos de ingeniería genética tales como resistencia Bt a los insectos y tolerancia a herbicidas. Por lo tanto, solamente será cuestión de tiempo hasta que los rasgos escapen al ecosistema silvestre, como ha ocurrido con cultivos GM de diversos tipos.

Los organismos internacionales como la FAO también tienen un papel fundamental en el tema de los árboles GM. En respuesta a una pregunta planteada por correo electrónico, Pierre Sigaud, de esta organización, dijo que “la FAO no se declara a favor ni en contra de los árboles GM”. En una declaración sobre biotecnología publicada en su sitio web, la FAO afirma que apoya “un procedimiento prudente caso por caso para afrontar las preocupaciones legítimas por la bioseguridad de cada producto o proceso antes de su homologación”. Sin embargo, la participación de la FAO en el programa de árboles GM de China parece representar una posición de hecho a favor de las plantaciones industriales de árboles GM. Se solicitó a la FAO una aclaración de su posición al respecto mediante un correo electrónico que no obtuvo respuesta.

Entre las especies GM que podrían llegar a comercializarse en India figura el eucalipto, que ha sido llamado “árbol egoísta” debido a la gran cantidad de agua que consume, con el correspondiente efecto sobre el vulnerable nivel freático del país. La fumigación con glifosato, por ejemplo el Roundup de Monsanto, también conllevaría la inevitable contaminación del agua potable y problemas de salud como cáncer y abortos para las personas del lugar; Dinamarca ya ha prohibido el glifosato por este motivo.

La nueva Política Nacional Forestal india se está gestando con estos antecedentes, posiblemente bajo presión de empresas que obtendrían ganancias con los árboles GM. Al tiempo que los ya mermados bosques de India luchan por abrirse paso en el siglo XXI junto con las comunidades humanas, los ecosistemas nativos y, especialmente, las reservas de agua que de ellos dependen; es hora de exigir transparencia en este proceso.

Artículo basado en información de: “The International Status of Genetically Modified Trees”, 2005, Anne Petermann, Global Justice Ecology Project, http://www.globaljusticeecology.org/index.php?name=getrees&ID=339; “Preliminary Review of Biotechnology in Forestry Including Genetic Modification”, FAO, diciembre de 2004, ftp://ftp.fao.org/docrep/fao/008/ae574e/ae574e00.pdf; “GM trees bloom in rush to feed growing paper industry”, BV Mahlakshmi, 2005, http://www.financialexpress.com/fe_full_story.php?content_id=97000 ; “Frankentrees Threaten India’s Forests”, Philip Carter, correo-e: pcarter@web.ca, http://www.writingfortheplanet.com/images/
GE_Trees.pdf#search=%22Frankentrees%20Threaten%
20India%E2%80%99s%20Forests%22;