Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Indonesia: cambios y desafíos del movimiento de manejo comunitario de bosques

El movimiento indonesio de ONGs ha apoyado el Manejo Comunitario de Bosques (MCB) desde 1995. El mensaje principal utilizado en la etapa inicial fue que la mayoría de los modelos de manejo comunitario de bosques desarrollados en forma sustentable se basaban en la sabiduría, la cultura y las costumbres de la comunidad.

La cultura y las costumbres de las comunidades de los bosques en Indonesia están influenciadas por el medio ambiente exterior, incluyendo factores como la tecnología, las reglamentaciones públicas y las tendencias de la cultura mundial. La globalización y el desarrollo han acelerado la influencia de la cultura mundial sobre las comunidades tradicionales, que generalmente se encuentran en áreas remotas. Esas nuevas influencias culturales son en general más materialistas e individualistas que la cultura y las costumbres comunitarias existentes. El modelo de MCB, que solía ser manejado con un espíritu comunitario (tanto en tierras comunales o privadas), se ha orientado hacia el individualismo; ha ido pasando del ritualismo ecológico a una orientación pecuniaria. Los valores sociales, culturales y tradicionales de la tierra y los bosques están cambiando lentamente, pero a paso seguro, hacia la comercialización.

El cambio hacia el individualismo y el materialismo se puede apreciar en el aumento de conflictos entre los miembros de la comunidad por la tierra, los bosques y otros recursos. El conflicto aparece porque los cambios rápidos están afectando la cultura de la asignación y manejo de la tierra.

No todas las comunidades han cambiado de acuerdo a lo descrito, pero creo que tarde o temprano, todos los grupos comunitarios (incluso las comunidades indígenas y tradicionales) cambiarán en esa dirección.

¿Qué deberían hacer las ONGs que apoyan el Manejo Comunitario de Bosques?

Una vez que somos conscientes de esa situación, la pregunta es: ¿qué debemos hacer? ¿Debemos seguir promoviendo el antiguo modelo de MCB, debemos buscar un nuevo modelo o debemos volver al modelo convencional (sistemas estatales de manejo de la tierra)?

En mi opinión, debemos promover el modelo de MCB con algunas mejoras. Esta afirmación se basa en tres razones. En primer lugar, el sistema de gestión gubernamental no está bien manejado en Indonesia, y por tanto no es posible instrumentar en forma adecuada el manejo estatal de los bosques. Si el gobierno intenta otra vez forzar a las comunidades a adoptar el modelo de manejo estatal, se multiplicarán los conflictos por el manejo de los recursos naturales entre las comunidades, el gobierno y el sector privado. También aumentará la corrupción, la colusión y el nepotismo en el sector forestal, lo que en última instancia acelerará la destrucción de los bosques. En segundo lugar, las comunidades locales que viven en los bosques o en sus alrededores tienen una historia que las vincula a esa zona y que las hace más responsables del mantenimiento de los bosques. En tercer lugar, las comunidades locales tienen conocimientos indígenas que pueden constituirse en una base para lograr el manejo sustentable de los bosques.

Es por estas razones que el movimiento de MCB en Indonesia debe seguir enfrentando muchos desafíos. Los partidarios del movimiento del Manejo Comunitario de Bosques deben tener claras las tendencias del cambio cultural en las comunidades rurales para evitar hipótesis falsas y acciones inadecuadas.

Entre los obstáculos que hemos encontrado al enfrentar los desafíos del desarrollo del MCB se encuentran los siguientes:

1. La debilidad de las instituciones locales (especialmente la falta de mecanismos de resolución de conflictos y sistemas de aplicación de normas establecidas).

Basándonos en nuestras experiencias, es difícil para las instituciones locales adaptarse a los nuevos cambios y oportunidades. Hay muchos grupos comunitarios que no pueden manejar los cambios. Esto produce muchísimos conflictos internos que quedan sin resolver. También hemos encontrado una gran debilidad en el sistema de aplicación. Con frecuencia los grupos piden al gobierno que resuelva sus conflictos, pero el gobierno también tiene poca o ninguna capacidad para la resolución de conflictos.

2. El límite de la tecnología y la metodología para el MCB

La mayoría de las prácticas de manejo en Indonesia se basan en inversiones y operaciones en gran escala. El modelo de manejo comunitario de los bosques se basa en enfoques en pequeña escala y en pequeñas inversiones. La mayor parte de la tecnología y la metodología de manejo de bosques disponible en Indonesia sólo se adecua a las operaciones en gran escala que implican construcción de carreteras y equipo pesado, y producen grandes volúmenes de madera, etc.

En base a nuestra experiencia de un aserradero comunitario, debimos encargar los equipos al extranjero, con un costo muy alto. Por otra parte, en el manejo de bosques en pequeña escala a menudo es difícil encontrar soluciones técnicas para problemas como la definición de la tala anual permitida, la rotación, la fertilización, etc. La mayoría de los expertos disponibles están familiarizados con el modelo a gran escala, pero no con la explotación comunitaria de bosques en pequeña escala. Hemos encontrado experiencias similares en el procesamiento y administración de recursos de ratán. En resumen, no tenemos la tecnología ni las metodologías adecuadas para apoyar el MCB en Indonesia, donde las comunidades quieren producir para un mercado más amplio.

3. Falta de sistemas de apoyo

Se necesita un sistema de apoyo que ayude a las comunidades a tener acceso a la información de mercado, a la capacitación, contar con servicios de asistencia técnica, lograr facilidades de crédito y crear una reglamentación de apoyo. Para posibilitar el éxito del manejo comunitario de los bosques, es necesario reordenar el sistema de servicios públicos de Indonesia para que éste cumpla con esas necesidades, y desarrolle las capacidades técnicas necesarias para apoyar el manejo comunitario de bosques en pequeña escala.

Por Ade Cahyat, East Kalimantan Foundation for Supporting CBFM (SHK Kaltim), correo electrónico: cahyat@samarinda.org