Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Malasia: comunidades Penan nómadas y semi-nómadas intensifican campaña contra el grupo Samling

Durante los últimos 30 años aproximadamente, una tala intensa y continua ha tenido lugar en Sarawak. Más del 95% de los bosques originales de Sarawak ha sido talado al menos una vez. Las pocas zonas restantes de bosque primario sin protección en Sarawak son regiones montañosas, cercanas a la frontera con Indonesia, que están siendo rápidamente taladas por los cinco principales grupos madereros activos en Sarawak y su miríada de empresas subsidiaras y contratistas asociados.

El ministerio forestal del Estado de Sarawak habla de la explotación sostenible de los bosques durante un ciclo de 25 años y de la asignación de vastas extensiones de tierra para los cultivos industriales y la plantación de palma. Sin embargo, como sostiene la mayoría de los biólogos, el resultado neto es la destrucción del delicado ecosistema de bosques de 100 millones de años y la desaparición de la cubierta boscosa. Un efecto secundario, ahora evidente en todo el país, es la contaminación casi general del agua de los ríos y arroyos con cieno, lo cual ha afectado severamente los sectores de pesca fluvial y marina.

No menos crítica es la situación apremiante de los pueblos indígenas de los bosques de Sarawak, que dependen del bosque para su sustento. Quedan unos 200 Penan nómadas, y su futuro parece nefasto en términos de su capacidad de continuar viviendo de la manera que han acostumbrado hacerlo durante siglos. Muchos de los Penan restantes permanecen en un estado de constante confrontación con la industria maderera y el gobierno local para preservar lo que queda de sus tierras boscosas. Mientras numerosos pleitos por el derecho a la tierra transitan lentamente a través del sistema legal, la tala continúa y los pueblos locales no están a la altura de los titulares de las concesiones madereras y sus contratistas, que cuentan con poderosos medios y contactos.

El grupo Samling tiene 1,4 millones de hectáreas en el estado malayo de Sarawak. En ocasión de su reciente cotización pública en la bolsa de valores de Hong Kong, 37 organizaciones de 18 países solicitaron a los inversores y a los bancos que rechazaran a la compañía por su falta de cumplimiento con las normas sociales y ambientales básicas.

Samling ya ha talado vastas áreas de bosque tropical primario en el curso superior del río Limbang, cerca de la montaña Batu Lawi, considerada sagrada por los Penan.

Cuatro comunidades Penan nómadas y semi-nómadas que habitan la zona del río Limbang, en el Norte del estado de Sarawak, lanzaron un llamado conjunto a la opinión pública internacional. Las comunidades de Long Nyakit, Long Peresek, Long Adang y Long Keneng exhortan a Crédit Suisse, HSBC y Macquarie Securities, los tres bancos que han patrocinado la reciente cotización bursátil de Samling, a quitar su apoyo al gigante maderero.

“Samling está destruyendo lo último que queda de nuestro bosque tropical en el alto Limbang”, dijo el jefe Awing Tubai en representación de las comunidades Penan. “Necesitamos agua limpia para tomar y para pescar, y bosques intactos donde podamos recolectar nuestro alimento y otros productos del bosque.”

Artículo basado en: “Rainforest communities step up campaign against Samling”, Bruno Manser Fonds, www.bmf.ch; “The Final Chapter for Sarawak’s Primary Forests”, ForestAlert.org, http://forestalert.org/forest.php?lang=en&news_id=5