Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Plantaciones forestales: una causa directa de la deforestación

A continuación se presenta una parte de la ponencia realizada recientemente en Roma por Mia Siscawati, perteneciente a la ONG indonesia Institute for Forest and Environment, acerca de los impactos de las plantaciones forestales industriales sobre la gente y los bosques en Indonesia:

“Como profesional forestal que trabaja en una ONG ambientalista de Indonesia estoy contenta de haber tenido la oportunidad de visitar la FAO y de participar de la reunión de la Comisión de Bosques. Deseo asimismo agradecer al Grupo Interagencial sobre Bosques (ITFF) por la concreción de un encuentro especial con las ONGs.

En consonancia con el plan del ITFF de centrar la atención en la cuestión de las causas subyacentes de la deforestación y de la degradación de los bosques, desearía aprovechar la oportunidad para mencionarles la preocupación de las ONGs de Indonesia en relación con una de las causas directas de deforestación en nuestro país: las plantaciones forestales industriales. Las hemos identificado como una causa directa de deforestación desde el propio inicio de su desarrollo. Asimismo fue identificada como tal durante el proceso de estudios de caso y el taller nacional sobre Causas Subyacentes de la Deforestación y de la Degradación de los Bosques, que se realizó con anterioridad al Taller Regional de Asia sobre el tema, en diciembre de 1998.

Las plantaciones con destino industrial en Indonesia se desarrollaron rápidamente a partir de la década de 1990. Existen numerosas evidencias de que las mismas han causado serios problemas sociales y ambientales. Yo personalmente he tenido la oportunidad de comprobar los siguientes problemas provocados por estas plantaciones: 1) desplazamiento forzado de pueblos indígenas y comunidades locales, 2) destrucción de los bosques naturales, 3) degradación del suelo y de los recursos hídricos, 4) devastador impacto sobre la biodiversidad en general, y sobre la biodiversidad del suelo en particular, 5) contaminación por el uso de pesticidas y fertilizantes, lo que contribuye a la destrucción del suelo y los recursos hídricos.

Lo que es más, hemos detectado que las plantaciones industriales han colaborado con los incendios que, prácticamente año a año, afectan a Indonesia desde 1990. La relación entre plantaciones e incendios forestales en mi país llamó la atención del gobierno en el período 1997-1998 cuando nosotros, el pueblo indonesio, padecimos el más grave desastre que haya experimentado el país. Imágenes satelitales mostraron que más del 80% de los focos ígneos estaban localizados en zonas de plantaciones forestales. Tan sólo un 1% de ellos fue detectado en áreas comunales. El gobierno de Indonesia informó oficialmente que 176 compañías plantadoras privadas eran responsables de los incendios forestales. Como sabemos, estos incendios tienen una incidencia negativa en el cambio climático.

En relación con el tema del cambio climático, y teniendo en cuenta la atención prestada por el ITFF al Protocolo de Kyoto, desearía aprovechar la oportunidad para mencionar que una de las causas principales del calentamiento global es la concentración de CO2 en la atmósfera. Los países de la OCDE son responsables del 77% de las emisiones mundiales de CO2 por quema de combustibles fósiles. Ellos tienen la gran responsabilidad de reducir tales emisiones. Debemos ser concientes de que existen claros indicadores de que estos países intentan rehuir tal responsabilidad y pasársela a los países con bajos niveles de emisión, quienes deberán captar esas emisiones mediante la instalación de plantaciones forestales industriales. De acuerdo con cálculos realizados, se requieren 300 millones de hectáreas ocupadas por plantaciones de especies de rápido crecimiento para absorber el actual volumen de emisiones de CO2 si la actual tasa de liberación de este gas a la atmósfera continúa. Hasta ahora no existe evidencia científica de su eficiencia, puesto que la capacidad de capturar CO2 está muy influenciada por el cambio climático.

En este contexto, les solicito me permitan expresar la grave preocupación del Grupo de Trabajo de ONGs sobre Bosques acerca de la potencial inclusión de la silvicultura y el cambio en el uso del suelo en los Mecanismos de Desarrollo Limpio. Este declaración fue formulada en Buenos Aires, en noviembre de 1998, en ocasión de la IV Conferencia de las Partes de la Convención de Cambio Climático. Como ustedes sabrán, este Grupo es una coalición informal de ONGs que ha estado siguiendo las negociaciones intergubernamentales sobre bosques desde 1995. Una de sus principales preocupaciones es que la mencionada inclusión lleve a un fuerte incremento en el desarrollo de los monocultivos forestales en los países subdesarrollados. Dicho desarrollo se está convirtiendo aceleradamente en una de las principales causas de la destrucción de los bosques nativos y otros ecosistemas naturales. Estas plantaciones tienden a tener consecuencias muy negativas para las comunidades locales desde el punto de vista social y ambiental, dado que las privan de su tierra y sus medios de vida.

En relación con las preocupaciones expresadas, las políticas de conservación de los bosques deberían focalizarse en ofrecer incentivos a los pueblos indígenas y las comunidades locales para que puedan conservar sus bosques, en lugar de suministrar incentivos a la industria para que invierta en plantaciones industriales de gran escala, mediante la desregulación y la creación de trampas jurídicas”.

Fuente: Ponencia presentada en el encuentro de ONGs y el Grupo Interagencial sobre Bosques (ITFF), realizado paralelamente a la XIV sesión de la Comisión sobre Bosques (COFO) en Roma, el 5 de marzo de 1999.