Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

República del Congo: miles de hectáreas de tierras para eucaliptos, palma aceitera y minería

Entre 1991 y 2001, Shell Renewables –una división de Shell Oil International- estableció en el país una plantación de eucaliptos clonados de rápido crecimiento (ver Boletín Nº 46 del WRM), con el objetivo de crear una fuente de biomasa de alta productividad para futura generación de energía.

Posteriormente, Shell vendió sus plantaciones. Hace poco, MagForestry –la división forestal de MagIndustries, una compañía canadiense dedicada a proyectos industriales y energéticos en África Central (más especialmente República del Congo y República Democrática del Congo)- asumió el control de la antigua plantación de eucaliptos de 68.000 hectáreas de Shell mediante la adquisición del total de acciones de Eucalyptus Fibre Congo S.A. (EFC), la empresa arrendataria de la plantación industrial.

EFC tiene actualmente una concesión forestal exclusiva por 50 años del gobierno de la República del Congo, la cual EFC puede renovar por otros 21 años. Esto le permite a MagForestry apropiarse de miles de hectáreas de tierra para llevar a cabo no solamente una actividad forestal que ofrece muy pocos empleos, sino también asegurar derechos a largo plazo sobre la tierra para sus filiales mineras: MagMining con su explotación de sal, la fábrica de potasa de MagMinerals y la planta de magnesio de MagMetals.

Las plantaciones de eucalipto se ubican cerca de la ciudad portuaria de Pointe-Noire, sobre el océano Atlántico, desde donde MagForestry puede enviar sus embarques a los puertos de Amberes en Bélgica y Rótterdam en Holanda, centros de distribución para toda Europa o de re-exportación a cualquier parte del mundo.

Otro negocio en ciernes se añade al paquete. La fiebre del combustible a partir de la biomasa llevó a MagForestry a comenzar la construcción de una fábrica chipeadora con una producción de 500.000 toneladas al año. Con ella piensa convertirse en importante abastecedor del creciente mercado mundial de biomasa.

Al mismo tiempo, la compañía española Aurantia está invirtiendo en un conglomerado de plantaciones de palma en la República del Congo con el objetivo de producir biodiesel a partir de aceite. Ya se están haciendo estudios de viabilidad para analizar las diferentes plantaciones y lugares para las fábricas y para evaluar la situación de la infraestructura logística existente en el país.

No se ha dado a conocer la dimensión real de la inversión y la empresa no brindó información acerca de cómo se visualiza a sí misma en el contexto de la sustentabilidad y de la fragilidad del ambiente natural del Congo. Tampoco se ha pronunciado acerca de cómo garantizaría que la producción de su aceite de palma no provocará daños ambientales.

Mientras tanto, peligrosos enunciados emitidos como consecuencia de un estudio comisionado por la Unión Europea y realizados por CIRAD anuncian que la República del Congo “tiene alrededor de 12 millones de hectáreas de tierra apta para el establecimiento de plantaciones de cultivos energéticos leñosos (como eucaliptos y acacia)”. Esto podría implicar que grupos privados llegaran a apropiarse de esos 12 millones de hectáreas de tierra para llevar a cabo sus negocios.

Grandes negociados en tierras de la República del Congo … para poderosas compañías.

Artículo basado en: “500,000 tonne mill for energy wood chips in the Republic of Congo”, Biopact, http://biopact.com/2006/11/500000-tonne-mill-for-energy-wood.html; “Une société espagnole veut investir dans l’exploitation de l’huile de palme au Congo”, Congoplus.info, http://www.congoplus.info/tout_larticle.php?id_article=2269; “Spanish company Aurantia to invest in Congo’s palm oil sector for biodiesel”, Biopact, http://biopact.com/2007/03/spanish-company-aurantia-to-invest-in.html