Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Tanzania: Banco Mundial apoya saqueo minero canadiense

En agosto de 1996 las autoridades del gobierno de Tanzania, en colaboración con una compañía de propiedad canadiense llamada Kahama Mining Corporation Ltd. (KMCL), desalojaron de sus tierras por la fuerza a más de 400.000 mineros artesanales, campesinos, pequeños comerciantes y sus familias en un área llamada Bulyanhulu en la región de Shinyanga, en la zona centro oeste de Tanzania. KMCL era en ese momento una subsidiaria de propiedad total de Sutton Resources, empresa con sede en Vancouver, Canadá.

Los desalojos fueron la culminación de una lucha de dos años entre los mineros y la compañía por el control de los depósitos de oro en Bulyanhulu. Pocos días después de la operación de desalojo surgieron graves denuncias según las cuales más de 50 mineros artesanales murieron al ser enterrados vivos en pozos de extracción cuando las autoridades y los funcionarios de la compañía decidieron rellenar los pozos.

El gobierno de Tanzania se negó a investigar las atrocidades denunciadas. Nunca se pagó ninguna indemnización ni por pérdida de propiedad ni por las vidas humanas. Por el contrario, los abogados tanzanios Tundu Lissu y Rugemeleza Nshala, de la organización Lawyers’ Environmental Action Team – LEAT (Equipo de Acción Ambiental de Abogados), que encabezaron una campaña sobre los asesinatos denunciados, fueron acusados de sedición por sus acciones, con el argumento de que debían proporcionar evidencia que apoyara las denuncias.

En marzo de 1999, la Barrick Gold Corporation, otro gigante de la minería canadiense adquirió los depósitos de Bulyanhulu al comprar la Sutton Resources y su subsidiaria tanzania. La Agencia Multilateral para la Garantía de Inversiones (MIGA, por su sigla en inglés), brazo de seguros de riesgo político del Grupo del Banco Mundial, y la Corporación para el Desarrollo de la Exportación (Export Development Corporation – EDC) de Canadá garantizaron el proyecto, cubriendo la inversión contra los riesgos de restricción de transferencias, expropiación, y guerra y disturbios civiles.

Desde entonces Barrick Gold ha construido una mina de oro subterránea ultramoderna en Bulyanhulu, que fue abierta con bombos y platillos por el presidente tanzanio Benjamin W. Mkapa en julio de 2001.

Sin embargo, en una presentación a la Revisión de Industrias Extractivas (EIR, por su sigla en inglés) del Banco Mundial realizada en Maputo, Mozambique entre el 13 y el 17 de enero de 2003, el Lawyers’ Environmental Action Team proporciona amplias pruebas sobre los impactos sociales, ambientales y económicos de esta mina (visitar dirección de Internet que figura al final del artículo). Esta presentación resume sus hallazgos de la siguiente manera:

“La inversión se hiergue como un monumento al saqueo de los recursos naturales de países pobres como Tanzania, a manos de las corporaciones multinacionales de los países industriales ricos del norte; y al empobrecimiento y la consecuente marginación de las comunidades principalmente rurales en las áreas ricas en minerales de Tanzania y otros lugares. Es un testimonio viviente del principio que dice que cuando los intereses corporativos multinacionales están en juego, las nociones de ley, buena gestión y respeto por los derechos humanos son de importancia secundaria y se pueden hacer a un lado cuando resulte conveniente. Constituye una prueba de la acusación de que el Banco Mundial casi siempre actúa contra los intereses de la vasta mayoría de los grupos pobres y marginados de la sociedad. El Grupo, por tanto, no puede seguir exhibiendo credenciales de alivio de la pobreza mientras mantiene su apoyo a proyectos socialmente ruinosos como la mina de oro de Bulyanhulu”.

Artículo basado en información obtenida de: “Robbing the Poor to Give to the Rich. Human Rights Abuses and Impoverishment at the MIGA-Backed Bulyanhulu Gold Mine, Tanzania”, presentación a la Revisión de Industrias Extractivas (EIR) del Banco Mundial , Maputo, Mozambique, 13-17 de enero de 2003, http://www.leat.or.tz/active/buly/eir.submission ; “Tanzanian Attorneys Face Charges of Sedition”, emitido en conjunto con la Environmental Law Alliance Worldwide, Oficina EE.UU., Eugene, Oregon, 17 de mayo de 2002, http://www.leat.or.tz/about/pr/2002.05.17.sedition.php , Lawyers’ Environmental Action Team (LEAT), correo electrónico: leat@twiga.com