Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Comprando destrucción: un informe de Greenpeace para empresas consumidoras de productos forestales

El 4 de octubre, Greenpeace hizo un llamamiento a consumidores de productos de madera a que abandonaran su rol en la destrucción de bosques primarios, no comprando sus productos a aquellas compañías implicadas en la tala destructiva de los bosques primarios. Greenpeace lanzó un informe global: “Comprando destrucción: un informe de Greenpeace para empresas consumidoras de productos forestales”, en el que identifica a más de 150 empresas productoras o comercializadoras de productos forestales provenientes de bosques primarios.

Patrick Anderson, encargado de campañas de Greenpeace para la protección de los bosques dijo: “Greenpeace está haciendo un llamamiento a todas las compañías, para que averigüen de donde proviene la madera que usan, para así de esta manera terminar con la destrucción de bosques primarios. Ahora que hemos recopilado esta información, creemos que los consumidores empresariales tienen la posibilidad de elección para adoptar las medidas adecuadas, lo cual puede hacer la verdadera diferencia para la supervivencia de los bosques primarios”.

El informe de Greenpeace analiza las principales compañías activas comercializadoras de madera de los bosques de Brasil, Guyana, Surinam, Chile, Canadá, Rusia, Camerún, Gabón, Indonesia, Papua Nueva Guinea y las Islas Salomón. Los bosques primarios, que se han generado principalmente a partir de eventos naturales y han sufrido poco impacto por parte de actividades humanas se encuentran en rápida vía de desaparición, debido en gran parte a las actividades de tala comercial. Los bosques primarios son algunas de las áreas más ricas en diversidad biológica y cultural y son los últimos refugios para muchas especies en peligro de extinción, tanto de plantas como de animales.

“Las compañías analizadas en este informe representan solo una fracción de las empresas operando en estas regiones” dijo Anderson, “pero juntas talan más de un cuarto del total de la madera rolliza producida ahí anualmente. Ellas tienen acceso a un total de área boscosa bien por encima de las 80 millones de hectáreas; eso es, un área alrededor de tres veces el tamaño del Reino Unido”. De las 20 compañías principales analizadas, siete son de propiedad canadiense, cuatro total o parcialmente malayas, cuatro francesas y dos estadounidenses.

El informe está disponible en inglés, francés, español, ruso y japonés, con resúmenes en alemán, portugués e indonesio. Para pedir una copia contactar a: The Forest Campaign, Greenpeace International, Keizersgracht 176, 1016 DW Amsterdam, Netherlands.

Comprando destrucción está disponible en internet.